Dudas por el futuro de la búsqueda de nuevas fuentes de gas

Dudas por el futuro de la búsqueda de nuevas fuentes de gas

Incertidumbre si para venta del gas se utilizará esquema de negociación directa o una subasta.

notitle
16 de julio 2015 , 07:59 p. m.

La posibilidad de que sectores políticos estén interfiriendo, otra vez, como sucedió el año pasado, en las normas de actualización de precios de los nuevos contratos de gas natural que se pactarán a final de año en la comercialización entre productores y compradores, así como en el mecanismo que se usará para vender el combustible, está generando incertidumbre en las firmas de exploración y producción diferentes a Ecopetrol y a la estadounidense Chevron, que controlan el mercado.

La preocupación tiene que ver con la interpretación de las normas que definen si para la venta del gas natural se utilizará un esquema de negociación directa o si es preciso realizar una subasta, a la cual se acude si, en tres años de cinco años de proyección, el consumo previsto supera los recursos disponibles.

Mientras la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), con base en los análisis de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), propuso que el mecanismo de comercialización por utilizar este año sería otra vez el de la negociación directa, como se usó en el 2013 y el 2014 (tema que está en consulta y sobre el que todavía no hay decisión), hay quienes consideran que si se aplica la normativa vigente debería hacerse una subasta.

Una fuente de la industria petrolera y de gas le explicó a EL TIEMPO que en el balance de gas para el periodo 2015-2023, la Upme mostró que en el periodo 2015-2019, bajo un escenario de alta demanda y baja oferta, en los años 2017, 2018 y 2019 las necesidades de gas superan el nivel del gas disponible, ante lo cual se esperaba que la Creg planteara una subasta, lo cual no ocurrió. Agrega que hay muchas presiones para las entidades de regulación, debido a que al optar por la subasta los precios del gas irían al alza, situación que no es vista con buenos ojos por algunos actores del sector industrial en la Costa Caribe.

Según el consultado, se está buscando que se acabe el lobby y esta presión política, porque solo si dejan que los precios lleguen al nivel que implica el ser un bien escaso, todos los proyectos de exploración de varias empresas van a ser viables y se podrán continuar haciendo inversiones en busca de nuevos hallazgos.

“Si siguen metiéndole la mano a cómo se indexa el gas, a tratar de mantener los precios abajo, pues la gente va decir ‘sácalo tú’, y ahora Ecopetrol no puede, pues es el más grande consumidor y está pensando es cómo hace con el gas de La Guajira y Cusiana para consumirlo y no para venderlo”, agrega. Aunque la Creg no ha tomado una decisión, este diario consultó a la entidad sobre los escenarios de oferta y demanda que se consideraron para proponer la negociación directa, pero al ser un tema que está en análisis no hubo una respuesta.

La Comisión está analizando los comentarios a esta propuesta y aún no ha adoptado una decisión final sobre este tema”, señaló la entidad tras recalcar que si bien responde a los lineamientos de política energética del Ministerio de Minas y Energía, la regulación que emite se enmarca en los principios establecidos en la Ley 142 (de servicios públicos), que se aplican a la luz de criterios técnicos y no responden a coyunturas políticas.

La fuente consultada señala que para el consumidor sería mejor hacer la subasta este año, aprovechando que la oferta está levemente por encima de la demanda (situación de equilibrio), pues al estar en un contexto de déficit en el 2016 los precios pueden subir más, ya que sencillamente el gas lo pagará el que puede asumir una tarifa más alta.

El ruido llegó al mar

Mientras Chevron y Ecopetrol, que dominan la producción y son partidarios de hacer una negociación bilateral (hace un mes dejaron ver su intención), otro es el ambiente que hay en las firmas que tienen en marcha proyectos de exploración, tanto en tierra firme como en bloques ubicados en el mar. En los primeros la preocupación es que la regulación termine fijando artificialmente unos precios que no son de mercado, y en los segundos hay ruido por las recientes afirmaciones de la Contraloría General de la República, entidad que encontró pocos soportes en el cambio que hizo el Gobierno para definir el índice de abastecimiento, que subió a 15 años luego de que para su cálculo se incorporara hasta la mitad de las reservas no probadas de gas.

Como se recuerda, en el 2009 el índice estaba en 7,49 años (por debajo de 7 años la obligación es restringir las exportaciones) y luego de dos años sin reporte, subió a 15 años debido a dicho ajuste.

Otra fuente de la industria petrolera indicó que la preocupación radica en que bajo esta premisa un gas costoso y con perfil de exportación, como es el gas costa afuera en aguas profundas, podría estar siendo forzado a venderse en el mercado local, lo cual sentaría un precedente grave para los proyectos exploratorios que se adelantan en el Caribe.

Según explica, los potenciales hallazgos que se hagan en aguas profundas y ultraprofundas tienen un mercado totalmente diferente al abastecimiento interno, pues allí se estructuran proyectos de gas natural licuado (GNL), es decir, el gas se enfría y se lleva líquido a mercados como el japonés, actualmente a precios del orden de 12 dólares por millón de BTU (unidad británica de poder calórico), muy por encima de los 4,09 dólares a los que en promedio se negoció el gas en octubre del año pasado.

“Es un gas más costoso porque los clientes exigen que no se interrumpa el suministro y cualquier interrupción es muy castigada”, agregó la fuente.

Al respecto, la Creg aclaró que frente a proyectos de gas natural licuado para exportación no tiene competencia legal sobre el tema de exportaciones de gas.

Ecopetrol está muy limitado este año

Mientras hace unos años el gas que necesitaba el país era abastecido en su mayoría por Chevron y Ecopetrol, ahora, por las necesidades del combustible de la petrolera de mayoría estatal y la declinación de los campos de La Guajira, las cosas son a otro precio.

Mientras las reservas probadas en estas áreas de producción cayeron el año pasado un 26,3 por ciento anual, al cerrar en 1,1 billones de pies cúbicos, se estima que este año a la hora de comercializar el gas, Ecopetrol no tendrá para ofrecer sino 20 millones de pies cúbicos diarios, luego de descontar su consumo y los contratos que hoy tiene firmados.

“Ecopetrol en este proceso no va a poder mover precio, mientras en épocas pasadas los podía mover a la baja, sobre todo en el interior del país. En ese entonces al final se llevaban a los demás productores que estaban en los campos del interior y por eso es que hay mejores resultados de exploración en la Costa que en el interior. El precio adecuado es el que hace que llegue la exploración”, señaló una fuente de la industria.

Explica que el año pasado Ecopetrol desestimuló a los productores de gas de la zona de los Llanos, en la cual el gas se negoció en promedio a 3 dólares por millón de BTU, pero Ecopetrol bajó el precio a 2,85 dólares, para un combinado país de 4,09 dólares por millón de BTU.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.