'Ayuda de la EEB al metro no descapitalizará a la empresa de energía'

'Ayuda de la EEB al metro no descapitalizará a la empresa de energía'

Compañía aportará $ 458.851 millones de sus reservas para ayudar a financiar primera línea de metro.

notitle
16 de julio 2015 , 07:58 p.m.

El presidente de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), Ricardo Roa, aseguró que la compañía no se va a descapitalizar ni sus planes de expansión previstos de aquí al 2025 se afectarán con la liberación de reservas que se aprobó en la compañía, por 458.851 millones de pesos, para financiar la primera línea del metro de Bogotá.

¿Cuáles son las reservas con las que se apoyará la primera línea del metro?

Eran reservas constituidas desde el 2007 que ya habían cumplido su propósito. En los últimos 4 años, el grupo (incluida la filial TGI, Trecsa y demás como Contugas) ha hecho inversiones por 3,4 billones de pesos. En los balances de la empresa el total de reservas acumuladas de los accionistas son de 2,4 billones y de las posibles distribuibles son 1,1 billones. Lo que hicimos en la asamblea extraordinaria de accionistas fue liberar de ese cupo total 458.851 millones de pesos, con lo que en proporción a la participación que tiene el Distrito en la EEB, de 76,28 por ciento, se le liberarían vía dividendos 350.000 millones. En la ETB se hizo un ejercicio igual y liberarán otros 350.000 millones.

¿Se sacrificarán inversiones en proyectos de expansión?

Sumados a los 3,4 billones de pesos de los proyectos que ya están en ejecución (en la Transportadora de Gas Internacional -TGI- y expansiones UPME), hay una disponibilidad de 1,7 billones de pesos de aquí al 2020 para esas expansiones y ampliación de las redes de nuestro sistema e inversiones en filiales fuera del país. No hay tal que se pueda afectar el plan de negocios de la compañía de aquí al 2020 y menos en la ventana del 2020 al 2025, donde tenemos previsto un plan de expansión cercano a los 5 billones de pesos.

¿Cómo será el proceso de entrega de estas reservas?

Como el proyecto metro va a tener un periodo de construcción entre 7 y 10 años, no habrá un solo desembolso. Lo que aprobó la asamblea fue que para cumplir con el Código de Comercio, una vez liberadas las reservas y decretados los dividendos, a los accionistas minoritarios se les hará el pago de 108.000 millones al año siguiente de haber sido decretados, en este caso, el 5 de julio del 2016. Para el Distrito se planteó un desembolso a futuro. Se le generarán dividendos anuales por 30.000 millones de pesos, desde el 2017 y por los primeros cinco años. Para el sexto año, es decir, desde el 2023 al año 2028, se le entregarán otros 40.000 millones de dividendos adicionales a los ya proyectados. Esto es real, no teórico. Tan real como que entre el 2005 y el 2014 la EEB les entregó a los accionistas dividendos por 4,6 billones, de los cuales al Distrito le correspondieron 3,7 billones. Del 2015 al 2026 está presupuestado decretar dividendos por 7,8 billones. Para el Distrito serían 6,04 billones.

¿Por qué tan seguros de obtener ese monto de dividendos futuros?

Por los negocios de la compañía que están en monopolios regulados, y por las metodologías de remuneración. Por eso, prácticamente entre el 60 y el 65 por ciento de los ingresos de la EEB son predecibles y estables. Casi el 49 por ciento de la generación de dividendos viene de las utilidades que recoge la compañía de sus participadas (Codensa, Emgesa, Gas Natural, Promigás…).

¿Los dividendos son seguros porque salen de las tarifas que pagamos los usuarios?

No se hace el ejercicio sobre la premisa de que las tarifas van a crecer y de que eso es lo que genera los dividendos. Se hace sobre la base de las metodologías actuales de remuneración vía regulación que existen y sobre eso se hacen proyecciones de flujos de dividendos futuros y generación de utilidades de las compañías.

¿Dónde depositarán o cómo manejarán la entrega de dividendos al Distrito?

Desde la Financiera de Desarrollo Nacional se está pensando un manejo de estos recursos vía encargo fiduciario para que en la confluencia de dineros de la Nación y el Distrito haya un manejo transparente, expedito, rentable y eficiente.

¿Hay fecha de reunión para el Conpes del metro con sus fuentes de financiación?

Esos son temas de agenda del Gobierno Nacional y del alcalde Petro, pero la redacción del documento está avanzando. Además, se hará próximamente un foro en el que se discutirá la estructura óptima de la forma de contratación del metro de Bogotá. Para unos, es mejor hacer un único contrato y otras opiniones consideran que para mitigar riesgos es mejor manejar más de un contrato. Eso se discutirá en este foro abierto que se convocará con expertos y donde se expondrán experiencias internacionales. De ahí saldrá definición de cómo estructurar los pliegos para la licitación que en la agenda deben estar hacia finales de octubre de este año.

Finanzas no se afectan

La empresa ni se va a descapitalizar ni su plan de expansión hacia el futuro se va a afectar. Tenemos una compañía muy sólida, con 20 billones de pesos en activos, con utilidades por 980.000 millones de pesos en el último año y con indicadores óptimos.

¿Y por qué no destinan más dinero para mejorar la calidad del servicio?

Una cosa es la disponibilidad de energía firme para atender la creciente demanda del servicio de energía en el país. Ello está garantizado por las convocatorias para expansión que se han venido desarrollando desde el 2007. Este año entran 1.500 megavatios de capacidad firme en Sogamoso, Quimbo y Gecelca 3. Representan 10 % más de incremento de generación de capacidad en el sistema actual en Colombia.

‘Sin Nueva Esperanza hay riesgo de apagón en 2016’

¿Qué ha hecho la EEB para que la luz falle menos y no exploten subestaciones?

El sistema centro, con su anillo de transmisión que da los flujos de energía hacia Bogotá, se ha reforzado. Un sistema de compensación reactiva entró a operar a finales del año pasado y permitió atender los picos en la demanda en diciembre, sin ningún problema de racionamiento.

¿Seguimos con el riesgo de un racionamiento para diciembre del 2016?

Para garantizar esa demanda en el 2016, sí es fundamental la entrada del proyecto Nueva Esperanza de EPM, y para diciembre del 2017, del proyecto Chivor II norte Bacatá, que le darán robustez y confiabilidad al sistema.

Y si no entra en operación Nueva Esperanza...

Se confía que el proyecto esté listo a comienzos del próximo año.

¿Qué está haciendo el Distrito para mejorar la calidad del servicio?

En distribución, desde el 2011 Codensa implementa un proyecto para mejorar la calidad centrado en innovaciones, tecnología y modernización.

Con los proyectos en marcha, los indicadores de frecuencia y duración de fallas, con los que se mide la calidad del servicio, impactarán positivamente en 5 años.

¿Cuáles son esos indicadores?

En lo corrido hasta junio del presente año, los indicadores han mejorado: un 11 por ciento en cuanto a que las fallas duran menos y un 6,3 por ciento, en que ya son menos frecuentes, en comparación con el 2014. Se espera que con las cuantiosas inversiones que se vienen haciendo se alcance para el 2019 una mejora por encima del 50 por ciento en estos indicadores.

LUCEVÍN GÓMEZ E.
gomluc@hotmail.com
Especial para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.