Primer trasplante de riñón completo con cirugía robótica en Europa

Primer trasplante de riñón completo con cirugía robótica en Europa

Es una técnica efectiva que permite mayor precisión que otros procedimientos como la laparoscopia.

16 de julio 2015 , 05:19 p. m.

Cirujanos y urólogos de la Fundación Puigvert de Barcelona realizaron por primera vez en Europa un trasplante de riñón completamente con cirugía robótica.

El trabajo fue posible a través de los brazos mecánicos del robot Da Vinci, controlados por los especialistas, gracias a la técnica, diseñada por un médico estadounidense y otro indio, que se considera una revolución en la cirugía de trasplantes renales.

Una mujer de 25 años recibió el trasplante hace una semana. Ya había tenido tres riñones en su cuerpo, pero en 2009 le diagnosticaron el Síndrome de Alport, una enfermedad minoritaria que provoca disfunciones renales.

“Todo esto comienza hace un año en EE.UU cuando un cirujano de Detroit y otro de India desarrollan la técnica, que ya está estandarizada. Este es el primer trasplante robótico en España y el primero totalmente robótico de Europa, pero entre EE.UU e India ya se han hecho más de 500”, dice el doctor Alberto Breda, que junto a su compañero, el urólogo Lluís Gausa, recibió formación específica directamente de los médicos que diseñaron la técnica.

La complejidad de la operación y la necesidad de practicar y desarrollar bien el procedimiento son los motivos por los que todavía no se había realizado completamente en Europa.

El doctor Humberto Villavicencio, director del servicio de urología de la Puigvert, asegura que a diferencia de la laparoscopia, la cirugía robótica, en simplifica la intervención y minimiza las complicaciones en la intervención y los posoperatorios: “es una técnica efectiva para los profesionales porque permite reproducir nuestras habilidades con precisión. Tienes visión en 3D y elimina el temblor fisiológico, que se suele magnificar cuando nos ponemos las lentes de aumento”.

Además, el sistema de seguridad de la propia máquina paraliza los instrumentos cuando el cirujano se separa del visor o aparta las manos de los mandos.

La joven una semana después de someterse a un trasplante renal, será dada de alta. Aunque todavía baja de defensas, la joven se encuentra “perfectamente” y su nuevo riñón funciona a pleno rendimiento.

Los especialistas aseguran que esta intervención “establece un precedente” porque mejora el resultado funcional y estético en el trasplante de riñón. “La receptora requiere menos transfusiones de sangre durante la operación, padece menos dolor postoperatorio y necesita menos analgésicos, además de que no tiene que pasar tanto tiempo en el hospital”, concluye Breda.

El País  

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.