El universo abstracto de Oswaldo Vigas

El universo abstracto de Oswaldo Vigas

Desde este jueves, en el MamBo, una muestra sobre el artista venezolano.

notitle
15 de julio 2015 , 05:29 p. m.

“¡Estás en la prehistoria!”, le dijo en alguna ocasión el artista venezolano Víctor Valera a su compatriota Oswaldo Vigas (1923-2014), cuando coincidieron en París, donde Vigas vivió durante dos décadas. La anécdota la cuenta Janine, su viuda, a quien conoció en Francia y que dejó todo por irse con él a Venezuela. La recuerda porque el haber vivido en ese país “reafirmó sus raíces”, que plasmó en murales, cuadros, y esculturas, y que se verán desde hoy en el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Vigas es considerado uno de los artistas más representativos de su país. Antes de inclinarse por el arte estudió medicina, pero desde los 13 años pintaba, cuentan Janine y Lorenzo, el único hijo de la pareja.

Son ellos quienes desde la Fundación Oswaldo Vigas buscan mantener vivo el legado del maestro. Por eso, la muestra que se presenta en el país se ha visto en Perú, Chile, y luego itinerará a otros países: “Me parece importante que la obra de un venezolano esté recorriendo el continente, sobre todo en estos momentos en que el país está aislado”, dice Vigas, quien es director de cine.

De París a Caracas

En la foto, el artista con su hijo, el cineasta Lorenzo Vigas. Cortesía MamBo.

Si bien su paso por Francia le dejó al amor de su vida, grandes amigos y experiencias, como una residencia con Picasso en Cannes, en 1955, Vigas siempre extrañó a Venezuela. “Sabía que en París siempre sería un extranjero, así le propusieran la nacionalidad. Y sabía que en Venezuela podía dar mucho. Por eso regresó”, dice su esposa.

Aunque el grueso de su trabajo giró en torno a figuras prehispánicas venezolanas, como la Venus de Tacarigua o aquellas que expresó en la serie Las Brujas, una de las más conocidas, en Europa realizó obras influenciadas por el movimiento constructivista, que nació a principios del siglo pasado en Rusia. También por el informalismo y el grupo CoBrA (Copenhague, Bruselas, Ámsterdam), que se verán en esta muestra.

Pero, el combinar la pintura con elementos de la historia precolombina de su país, en cuadros y esculturas en los que le dio rienda suelta a sus emociones, le imprimieron un sello distintivo a su obra y le valieron distintos reconocimientos. Como el Premio Nacional de Artes Plásticas (1951), o el Premio Arturo Michelena, ambos en Venezuela. Y a nivel internacional, el Gran Premio Princípe Rainiero III de Mónaco (1992), y participaciones en bienales como la Venecia, en 1954.

Su labor como gestor cultural en el país vecino también se destacó: fue director cultural de la Universidad de los Andes, entre otros cargos. Además de pintar, escribió poesía. Publicó dos libros; Mis dioses tutelares y Poesía contra el viento.

Vigas pintó hasta el año pasado, cuando la muerte le llegó el 22 de abril. Incluso, cuando su mano derecha empezó a fallar, y tras sufrir un accidente cardiovascular, siguió pintando “con mucha más fuerza en su trazo”, dice su esposa.

Este jueves, a las 6 p.m., se realizará un conversatorio con la curadora de la muestra Bélgica Rodríguez, (Venezuela), y los críticos de arte Álvaro Medina (Colombia), y Lisbeth Rebollo (Brasil).

¿Dónde y cuándo?

Oswaldo Vigas, antológica 1943 - 2013’, se verá hasta mediados de agosto, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá. Calle 24 n.° 6-00. Teléfono: 286-0466.

MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA
Cultura y Entretenimiento

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.