Bogotá y Barranquilla se rajan en tarea de reducir los homicidios

Bogotá y Barranquilla se rajan en tarea de reducir los homicidios

Este año van 6.203 muertes violentas en el país, 484 menos que en 2014. Se destacan Medellín y Cali.

notitle
13 de julio 2015 , 11:13 p.m.

El primer semestre de este año cerró con casi 500 homicidios menos. Cifras de la Policía Nacional, con corte al 6 de julio pasado, dan cuenta que ocurrieron 6.203 muertes violentas, 484 menos que en el mismo periodo del 2014.

La tendencia de la reducción no es la misma en seis ciudades, que están en rojo. Esa lista la encabeza Bogotá, que suma 661 homicidios, 18 más que en el año pasado. También, Barranquilla y su área metropolitana, que pasó de 233 a 248 este año; así como Villavicencio, Neiva, Popayán y San Andrés, que tienen entre 10 y 3 casos más.

Fuentes en la Policía señalan que en el caso de la capital, aunque no ha podido superar el aumento, el resultado hasta ahora es bueno porque la tasa sigue siendo una de las más bajas en el país: es de 14 por cada 100.000 habitantes.

Explican que la ciudad “entró en una etapa de estabilidad en la que bajar el número de homicidios cada vez es más difícil, pero no significa que sea imposible. Por ahora, el nivel de casos frente al número de población es aceptable”.

En cuanto a ciudades como Barranquilla, el general Ramiro Castrillón, comandante de esa metropolitana, señala que la muerte de presuntos delincuentes en enfrentamientos con las autoridades y a manos de víctimas mientras cometían el delito marcó los resultados.

Indica que el tráfico de estupefacientes y la intolerancia siguen siendo el principal motor de este delito. De hecho, la Policía atribuye a esas dos causas la mayoría de los homicidios.

Por eso las estrategias están concentradas en identificar y focalizar los puntos donde confluyen esas conductas. Así, explica la Policía, con labores de prevención se reducen los casos de intolerancia, en los que los protagonistas son ciudadanos que terminan agrediéndose por problemas personales. Pero, también, con la intervención de esos puntos críticos se atacan las estructuras sicariales encargadas de lo que en el mundo criminal llaman ajustes de cuentas, en los que un gran porcentaje tiene que ver con tráfico de drogas.

Eso ha sido clave en los resultados en ciudades como Medellín y Cali, que en el pasado fueron unas de las más violentas y hoy aportan en la caída de los asesinatos.

Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), señala que estas dos ciudades lograron romper el llamado “piso de cristal” del que no ha podido salir Bogotá, pese a que en el 2013 fue la que más aportó en la reducción de este delito.

“Eso se debe a la falta de gestión en políticas de seguridad pública y capacidad administrativa para trabajar en coordinación con la Policía y generar presión en el ritmo de la Fiscalía”, señala Restrepo.

Agrega que en Cali y Medellín la gestión de las administraciones ha sido fundamental. Las cifras de la Policía dan cuenta de que Medellín y su área metropolitana, de acuerdo con el reporte de la Policía, suman 357 homicidios, 180 menos que en el primer periodo del 2014. Esta ciudad se destaca porque ha logrado mantener esa tendencia de reducción.

Y Cali y su área metropolitana tienen una disminución del 9 por ciento, al pasar de 860 en el 2014 a 779 registros este año. Si bien la cifra es buena, porque logra romper la curva que mantuvo en los últimos años, sigue siendo alta para el número de habitantes.

Los resultados también son buenos para el departamento del Valle del Cauca, que tiene una caída del 4 por ciento: pasó de 540 a 518. Allí ha influido la notable mejoría de Buenaventura, cuya reducción entre el primero de enero y el 30 de junio de este año fue del 57 por ciento: eso, al pasar de 94 homicidios a 40.

Entre las ciudades que se destacan por reducción están las de la Costa: Cartagena, Santa Marta, Montería: también las capitales de los Santanderes, y Tunja, Pasto, Pereira y Manizales (ver gráfico).

Reducir la tasa, la meta

En Colombia, en general, la tasa de muertes violentas es de 27 por cada 100.000 habitantes, y la meta fijada por el Ministerio de Defensa es que al finalizar el 2015 sea de 26, según indicó la misma Policía.

La tarea no es nada fácil, pues, aunque este primer semestre la caída de los homicidios es del siete por ciento, para esta misma fecha en el 2014 era del 17,9 por ciento. El año pasado, de acuerdo con reportes del Ministerio de Defensa, este delito cerró con 13.343 casos.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.