Con 11 por ciento menos de inversión arranca presupuesto de 2016

Con 11 por ciento menos de inversión arranca presupuesto de 2016

Se someterá este martes al juicio del Conpes. Pasaría de $ 45 billones a $ 40 billones en inversión.

notitle
13 de julio 2015 , 10:37 p.m.

La inversión pública en el 2016 no será tan dinámica como para aportar suficiente combustible a la economía, como lo ha hecho en otros años.

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) someterá hoy a juicio las cifras propuestas por el Gobierno para el presupuesto general 2016, el cual vendría con un fuerte recorte, del 13 por ciento en los recursos que se invertirán en el desarrollo del país con respecto al presente año, según conoció EL TIEMPO.

Esto implicaría que, si este año la inversión es de 45 billones de pesos, pasaría a ser de 40 billones de pesos en el 2016.

La inversión pública estimada para el 2016, si el Conpes aprueba esta cifra que el Gobierno llevará al Congreso después del 20 de julio, como parte del proyecto de ley de presupuesto general 2016, es visiblemente inferior a la de los últimos dos años (en 2013 fue de 43,6 billones de pesos).

Aunque el recorte ya se veía venir, tras lo anunciado alrededor del monto total del Plan de Desarrollo 2014-2018, en donde se presentó un ajuste de 17 billones de pesos repartidos en los presupuestos anuales del cuatrienio, la descolgada de la inversión para el próximo año es alta.

Seis billones de pesos menos con respecto al año anterior es el equivalente a la cifra que se recortó el año pasado en dos de los tres componentes del presupuesto general (funcionamiento y pago de deuda) que no se relacionan directamente con la puesta en marcha de las obras de desarrollo físico y social del país.

Los restantes 11 billones de pesos de la peluqueada en el monto total del Plan de Desarrollo del cuatrienio se iban a repartir en las vigencias 2016 y 2017, según lo anunciado por el Gobierno, lo que llevaría a disponer de 5,5 billones menos en cada año (recortando de los tres componentes). Por esta razón, llama la atención que, solo en inversión, para el 2016, se reduzcan 6 billones de pesos.

Los recursos que le ingresan a la Nación dependen del crecimiento de la economía, que si bien se ha desacelerado, y la mayoría de organismos internacionales y analistas han cambiado a la baja sus pronósticos (3,6 por ciento, como lo estima el Gobierno, o menos), para el 2016 se esperaba un mejor desempeño.

Pero el recorte en los recursos estimados para financiar el plan de inversión del 2016 no son precisamente una buena señal de que la economía mejorará en el próximo año.

El Ministerio de Hacienda, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo presentado en junio pasado, en el que hace proyecciones a una década, indicó que “si bien se anticipa una desaceleración para la economía, Colombia tendrá la capacidad de mantener y mejorar el nivel de inversión de 2014 y 2015, que fue del 29,5 por ciento del producto interno bruto (PIB), incluyendo los aportes público y privado. Este se ubicaría alrededor de 33,6 por ciento en promedio para 2016-2026”, indica el documento.

Si bien aún se desconoce qué porcentaje representará la inversión, pues aún no ha sido divulgada la cifra total del presupuesto para el próximo año, no hay muchas esperanzas de que su incremento sea muy alto.
Primero funcionamiento

Más aún si en la actualidad la carta financiera del país asciende a 216 billones de pesos y su repartición mantiene la tendencia de siempre: la mayor parte de la tajada para el funcionamiento, la segunda para pagar la deuda y la tercera para la inversión.

La caída en el precio internacional del petróleo ha sido la explicación principal para el menor ritmo que ha tenido la economía colombiana, la cual en el 2013 creció 4,3 por ciento y 4,6 por ciento en el 2014, mientras el resto de la región empezaba a debilitarse.

Pero como el crudo es el principal generador de recursos para el país, tanto por la vía de las exportaciones como de los impuestos y regalías, y representa cerca de un 20 por ciento de los ingresos generales del Estado, los efectos no se harían esperar.

Esto es precisamente lo que ha llevado a algunos analistas a criticar la dependencia del país de los productos minero-energéticos.

Por ello, aún en contra del optimismo que siempre caracteriza al Ministerio de Hacienda, algunos exfuncionarios de esa entidad, como el anterior director de política macro, Michael Janna, se habían anticipado a señalar que el impacto duro de la caída de la renta petrolera se sentiría en el 2016.

Hoy, las amenazas para los ingresos del Estado, debidas a la caída en la renta petrolera, son aún mayores.
Pese a que la producción de petróleo se mantiene por encima del millón de barriles diarios, según lo reveló este lunes el Ministerio de Minas, el precio se mantiene en niveles bajos. Este lunes, por ejemplo, cayó en 1,5 dólares, ubicándose en 57,8 dólares.

Y lo que viene no es para nada alentador. Según analistas bursátiles, el petróleo está sintiendo el efecto de múltiples variables que presionan a la baja su precio internacional, situación que de materializarse puede implicar menos recursos para las finanzas públicas, pues cada barril se vendería más barato y los ingresos vía impuestos y regalías se afectarían.

Por ejemplo, los mercados están a la expectativa de que se le levante el bloqueo a las compras de petróleo a Irán si se concreta un acuerdo nuclear entre este país y Estados Unidos, lo que podría implicar que salga al mercado mundial una producción represada de un millón de barriles diarios, aumentando la presión a la baja sobre los precios.

De hecho, la caída de este lunes en el precio por barril de la referencia Brent o de Europa se debió a que Estados Unidos mantuvo vivas las esperanzas de un acuerdo con ese país.

Con menos ingresos, la expectativa del país para empujar el crecimiento de la economía ha sido el desarrollo de la infraestructura (solo la puesta en marcha de las vías 4G podría aportar entre 0,5 y 1 por ciento al crecimiento de la producción total del país).

MARTHA MORALES MANCHEGO
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.