¡Llegó la hora de los gestos!

¡Llegó la hora de los gestos!

Acciones unilaterales podrían mitigar los daños colaterales a la población civil y al ecosistema.

notitle
09 de julio 2015 , 08:34 p. m.

En cualquier proceso de paz los gestos y los hechos son esenciales para generar confianza, y la mesa de La Habana no es la excepción, aunque se observa poca disposición de la guerrilla para hacerlos oportunos y con desprendimiento, pues parece que se siente más cómoda y retadora si está inmersa en un terrorismo indiscriminado que solo genera dolor, muerte y un rechazo a las conversaciones en curso. Inquiero: ¿a qué juega? A exhibirse como la ‘dura’ ante la opinión pública o validar un “imaginario revolucionario” que ha tenido poca evolución y sigue dominado por el uso de la violencia como método de lucha. Es inaceptable la presión de un cese del fuego bilateral por esta vía. Por otra parte, la discusión de la agenda no avanza al ritmo esperado, lo cual genera incertidumbre y desconfianza en su proceder.

Es evidente que en La Habana la guerrilla se ha dedicado al protagonismo del hoy mediático y efímero, y no a construir un mañana más generoso y sostenible, que apoye su tránsito a la civilidad sin armas. Sobre este propósito hay más dudas que certidumbres. Lo lógico sería sumar y no dilapidar de forma anticipada la comprensión, la confianza y solidaridad futuras a un proceso de paz que no pasa por su mejor momento. Es una temeridad sin límites y una ausencia total de pragmatismo. Son indispensables mayor sindéresis, convencimiento y compromiso en las conversaciones que se adelantan, porque el pueblo está cansado de tanta insensatez temeraria.

La guerrilla está sumida en un “pulso militar” que será su pérdida. La correlación de fuerzas le es desfavorable e irrecuperable, así lo indica la evolución de la confrontación armada. Su obcecación “revolucionaria” es contraria al sentir de la mayoría de los colombianos, que exigen acabar de una vez por todas con este conflicto inútil y sin fin. Indago: ¿será que no se ha dado cuenta de su debilitamiento estratégico irreversible? ¿O que vive en una burbuja mediática que la obnubila y le hace creer que aún puede llegar al poder político por las armas? ¡Qué cálculo estratégico erróneo!, o mejor, ¡qué falta de voluntad de paz!

¿De qué sirve lamentarse a posteriori por los daños ambientales que está ocasionando su irracionalidad? No hay otro epíteto para calificarlos. O que se pretenda justificar como “sabotaje” a la infraestructura económica del país, sin considerar el daño ecológico irreparable que causan, el maltrato injusto al bienestar de un pueblo con tantas privaciones y sufrimientos como Tumaco. Hay muchos niños que soportan lo inimaginable por los desmanes indignos de su intransigencia.

Los gestos no son toma y dame. Amén de que el “desescalamiento” pasó por la mesa sin pena ni gloria y se encuentra en cuidados intensivos. Ojalá pueda recuperarse y salir rápido de la UCI donde lo confinaron. Desescalar el conflicto armado es el camino más fiable, y se logra con hechos reales de confianza, una voluntad política expresa y la suspensión de hostilidades hacia la población civil. Y dejar de lado tantos cantos de sirena, que solo consumen el tiempo destinado para la firma del acuerdo final.

Los gestos son acciones unilaterales que podrían mitigar los daños colaterales a la población civil y al ecosistema. ¿Cuáles? Los que decida cada parte en la mesa. Lo imperioso es asumirlos pronto, y no cuando sea demasiado tarde. Se espera que la toma de decisiones sea la mejor, y vale la pena hacerla con mesura. El pueblo exige vivir tranquilo, en armonía con el medioambiente, disfrutando de un proyecto de desarrollo y prosperidad para todos.

Nota: desde La Habana se anuncia un cese del fuego unilateral de la guerrilla. Es bueno escuchar al pueblo. Por ahí es la cosa.

Eduardo Herrera Berbel
Mayor general (r) del Ejército Nacional de Colombia

eduardoh@cable.net.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.