Barrios de Villavicencio denuncian malos olores en humedal

Barrios de Villavicencio denuncian malos olores en humedal

Habitantes del sector señalan que el caño y el humedal agonizan en un muladar.

09 de julio 2015 , 07:08 p. m.

Tras un recorrido por el caño Aguas Claras de Villavicencio hecho por Cabildo Verde y algunos vecinos de los barrios Pacandé, Doña Luz y Aranjuez I y II, irónicamente se llega a la conclusión que la turbiedad y la cantidad de basura que hoy corre por su cauce le arrebataron el nombre.

De este caño, que convive con el humedal que lleva el mismo nombre, ya nada queda. Lapas, chigüiros, micos, tortugas, cachirres y alcaravanes, así como los esteros y morichales, ya son parte de un pasado en el que reinaba la naturaleza.

Hoy la realidad muestra que por sus aguas corren excrementos, basura, pañales, plásticos, llantas, desperdicios orgánicos y una cantidad de basura que asfixian al caño.

La causa de este mal está latente. Las invasiones que llegaron al humedal lo están secando y deforestando. A diario llegan volquetas al sitio cargadas con escombros que descargan para rellenarlo, lo que sumado a los vertimientos que le caen de distintos puntos lo volvieron una cloaca.

Y aunque muchos alegan haber comprado la posesión y no ser invasores, la mayoría de vecinos de los barrios y del humedal dicen que lo secaron y lo ocuparon a las malas.

Javier Carrillo, delegado de la ONG ambiental Cabildo Verde, dijo que durante el recorrido siempre se sintió acompañado por los malos olores y que lastimosamente le tocó ver la destrucción del caño.

Varios vecinos del sector dijeron que la situación se complicó más en lo corrido del presente año, y que ya fue notificada la Secretaría del Medio Ambiente de Villaviencio, der la que esperan la pronta respuesta.

“Es indignante ver como las vertimientos de agua que le caen al caño lo contaminan y lo vuelven una cloaca, es una porquería lo que le cae a lo largo del cauce y no podemos seguir aceptando que eso ocurra sin que nadie reaccione”, sostuvo Diego Trujillo, habitante del sector.

'No contaminamos Aguas Claras'

Ante los señalamientos de que la Central de Abastos de Villavicencio(Llanabastos) también contribuye a la contaminación del caño Aguas Claras con el vertimento de sus aguas residuales, voceros de la entidad dijeron que no es así.

Aristídes Rosindo, miembro de la junta directiva, dijo que Llanabastos tiene unas planta de tratamiento de aguas residuales certificada por Cormacarena y que al caño no caen aguas negras porque son aguas tratadas.

“Aquí los que más contaminan son los invasores que han llegado a Aguas Claras y se han encargado de secar el humedal, y el control de eso le compete a la Alcaldía”, dijo Rosindo.

Andrea Monroy Romero, bióloga que labora con Llanabastos, dijo que las aguas residuales van a un filtro depurador y a una laguna de oxigenación, y que es normal que huelan a feo.

“Nosotros inoculamos microorganismos en la laguna de oxigenación, pero no hemos visto resultados y vemos que hay algunas cosas externas que impiden tener buenos resultados”, dijo la bióloga, al tiempo que señaló que Cormacarena es muy estricta en el control.

LLANO SIE7E DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.