¿Por qué un conductor de bus abandonó a pasajeros en pleno recorrido?

¿Por qué un conductor de bus abandonó a pasajeros en pleno recorrido?

Usuarios y conductores coinciden en que hay quejas de lado y lado por falta de cultura.

notitle
07 de julio 2015 , 08:20 p. m.

El caso del conductor de un bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), quien por presiones de sus pasajeros dejó abandonado el vehículo, deja entrever las dificultades para que los conductores ejerzan su oficio, pero también las inconformidades de los usuarios con la prestación del servicio.

Las razones son varias. De un lado, los conductores del SITP sienten que las personas ya no los respetan como cuando manejaban bus urbano y que a la empresa TransMilenio le hace falta capacitarlos más para este tipo de situaciones.

Del otro, es que los pasajeros creen, que aunque el sistema es nuevo, los choferes vienen con las mismas conductas de cuando manejaban bus tradicional.

El lunes pasado, Mesías Albeiro López, de 27 años, conductor de un bus del SITP de placas WHP 730 código interno Z80-7159 de la empresa Suma, en estado de cólera se bajó del vehículo, cogió un taxi y dejó abandonados a cerca de 20 pasajeros, en la NQS con calle 63, al parecer por los malos tratos que estos le proferían.

Según relatan los pasajeros, él les dijo que no los llevaba y sin mediar palabra arrancó el micrófono del vehículo y abrió las puertas.

López contó: “Por dos usuarios que se suben la gente empieza a rebotarse, me tratan mal y me quieren pegar. Entonces los dos hombres se cuelan y terminan de indisponer a la gente al punto que me iban a agredir, por eso abandoné el móvil”.

Los usuarios que se dirigían al barrio Lucero y Vista Hermosa de la localidad de Ciudad Bolívar, relataron que el conductor no quería transportar a los hombres, porque no pagaban el pasaje, por esta razón ellos empezaron a gritarle que los dejara subir y que le apurara que ya eran más de las 11 de la noche.

“Empezamos a decir que los llevara, porque era el último transporte, entonces el señor dijo ‘¿acaso yo tengo la culpa?’ y le dije no, pero arranque, él dijo ‘sígame alegando y la bajo, y si no se llega a bajar no arranco’, entonces todos empezaron a decir ‘¡Arranque! ¡Muévale!’ y dijo ‘pues ahora yo me voy, y miren a ver ustedes qué hacen, yo cojo un taxi y no me importa cómo se van’, entonces ahí abrió las puertas y se fue”, relató Jenny Muñoz, una de las pasajeras del bus.

Las personas que se encontraban en el sistema de transporte dieron aviso a la Policía, que se comunicó con los funcionarios del TransMilenio y a las 12:30 de la mañana enviaron otro bus para recoger a las personas afectadas.

Por su parte TransMilenio señaló que ya se inició la investigación, luego de que se tomaran las versiones del operador y los usuarios, para aplicar las sanciones correspondientes que pueden ser desde llamados de atención, suspensión o su retiro definitivo.

Aunque la empresa afirmó que los operadores reciben apoyo psicológico para manejar este tipo de problemas y formación en atención al usuario, para darle prioridad al buen servicio en la operación y el buen trato, los conductores del SITP afirmaron que no.

“A nosotros no nos dan formación para que no nos estresemos ni para saber llevar ese tipo de situaciones. Anteriormente lo respetaban a uno mucho más, porque si a uno le decían una cosa uno les respondía con otra y eso los frenaba en seco. Ahoritica la orden de TransMilenio es que uno no puede decirles nada a ellos, sino que hay que esperar que lo traten mal, le peguen o hagan lo que quieran. Eso es perjudicial para uno”, dijo un funcionario del SITP, quien lleva 50 años al volante.

Además agregó que ellos se sienten acosados, porque las personas toman fotos de sus acciones y TransMilenio constantemente hace informes negativos, lo que afecta sus ingresos porque no gozan del beneficio de bono económico si tienen tales reportes.

En la otra esquina, los ciudadanos manifestaron que los choferes deben tener un tipo de capacitación. “Ellos creen que llevan animales y no personas”, dijo una usuaria.

‘Top’ 10 de los dolores de cabeza de los conductores

1. Los celulares, porque en todo momento los están grabando y tomando fotos.
2. Personas que se quieren colar o que exigen que los dejen pasar por el torniquete.
3. Pasajeros que timbran hasta tres veces antes de llegar al paradero en el que se van a bajar.
4. El no poder contestarle a un pasajero cuando lo están insultando.
5. El afán con el que viven los usuarios, siempre están exigiendo más velocidad e insultan por las paradas tan frecuentes que se hacen.
6. La falta de seguridad; ya son varios los atracos que se han registrado en los buses del SITP.
7. La mayoría de los buses siempre tienen fallas técnicas o mecánicas.
8. La pelea por la silla azul, la mayoría no tienen cultura y no respetan ese espacio que solo es para personas discapacitadas, embarazadas, niños o ancianos.
9. Los vendedores ambulantes, que se suben sin pagar y venden dentro del articulado, lo cual está prohibido.
10. La presión que ejercen los operadores de la empresa a través de los teléfonos.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.