Países europeos, mucho que perder en la crisis helena

Países europeos, mucho que perder en la crisis helena

Grecia por fuera de la zona Euro causaría severos traumatismos a sus acreedores.

notitle
06 de julio 2015 , 08:36 p. m.

Con Grecia dentro o fuera de la zona Euro, los 19 países que tienen el euro como moneda deberán incurrir en un alto costo financiero y político, hecho que se comenzará a vislumbrar hoy cuando el primer ministro Alexis Tsipras le presente una nueva propuesta a la canciller alemana Angela Merkel para salir de la crisis.

Dos días después del referendo en el que la mayoría de griegos rechazaron la imposición de más sacrificios para recibir ayudas, Tsipras va a la reunión con Merkel con ese mandato para negociar, pero sin agachar la cabeza.

Uno de los ángulos de aproximación para que Grecia se quede dentro de la Unión Europea está relacionado con lo que el Fondo Monetario Internacional dijo el viernes pasado: que la deuda griega, que equivale al 180 por ciento del Producto Interno Bruto es insostenible. Así, lo que se viene, con el fin de que la Eurozona no se rompa, es el perdón de una parte de la deuda griega que equivale a 330.000 millones de dólares. Pero esto tendría sus efectos.

En la parte política sería poco presentable que la troika que negocia con Grecia (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo) borre la deuda de al menos 50.000 millones de euros sin que Grecia haga más sacrificios.

Otros países en problemas podrían pedir el perdón de sus obligaciones para seguir siendo viables.

El efecto financiero es grande, pues las magnitudes de las que se hablan son importantes y todos los acreedores de Grecia tendrían que ser convocados para que cada uno asuma una pérdida. Alemania está en primera línea pues a la locomotora europea le debe algo más de 72.000 millones de euros, incluido, sector público y privado.

En diálogo con EL TIEMPO, la economista Katryn Rooney, de la firma estadonidense BullTick Capital Markets, dijo que hay una alta probabilidad del "75 por ciento de que Grecia salga de la Eurozona”. Si esta condición se da, Rooney considera que ante la escasez de dinero los bancos griegos tendrán que entregarles a sus “clientes certificados de obligación, como una especie de moneda paralela que se constituiría en la precursora de una nueva moneda griega”.

El escenario de Grecia fuera de la zona Euro es inquietante, pues el futuro de su deuda estaría sembrado de incertidumbre con quizá pocas instituciones o gobiernos que le tiendan la mano como el caso de Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, también quiere jugar una carta geopolítica en esta coyuntura, en momentos en los que mantiene un pulso con Europa por su supuesto apoyo a los separatistas prorrusos del este de Ucrania.

Sin embargo, como dice Rooney, Grecia por fuera de la zona Euro causaría "un estres a la Eurozona, con la peor parte por mucho la llevará Grecia".

HOLMAN RODRÍGUEZ M.
Redacción Internacional 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.