Las confesiones de Mancuso, el 'para' que arrodilló a medio país

Las confesiones de Mancuso, el 'para' que arrodilló a medio país

Mientras ordenaba masacres y robaba tierras, usaba pasaporte italiano y posaba de aristócrata.

notitle
04 de julio 2015 , 10:34 p.m.

Con uniforme de presidiario y cabeza rapada, este martes, el narcoparamilitar Salvatore Mancuso Gómez le imploró clemencia a la juez Ellen Huvelle de la Corte Federal de Washington. Hacia las 3:30 de la tarde, se puso de pie, juró que estaba arrepentido de los cientos de muertos que carga encima y pidió salir pronto de prisión –lleva siete años preso– para volver a Colombia y abrazar a su familia. (Lea también: Fiscalía estudia pedir expulsión de Mancuso de Justicia y Paz)

Quienes lo conocieron en los 90 no daban crédito de que se tratara del mismo sujeto que se creía el amo del departamento de Córdoba y el cerebro del proyecto paramilitar que azotó a Colombia durante más de dos décadas.

El control que ejerció sobre la administración de varios departamentos, como Sucre, Santanderes, Córdoba y parte de Antioquia fue casi absoluto. Y así lo confesó en una de sus versiones libres: “Allí, el Estado era yo”. (Lea: Editorial: La condena de Mancuso)

Anímicamente, Mancuso está fuerte. Pero el régimen carcelario lo ha desgastado físicamente, y ha cobrado su parte. Ya no es el hombre que se preocupa por su apariencia”, le dijo a EL TIEMPO el abogado cubanoamericano Joaquín Pérez, quien logró que la juez lo condenara a 15 años y 10 meses, por narcotráfico y no a los 22 que pedía la justicia de Estados Unidos.

Hijo del inmigrante italiano Salvatore Mancuso D’Angiolella, el paramilitar monteriano siempre creyó tener las credenciales para manejar el ‘paraestado’ que se intentó consolidar con la complicidad de militares y de políticos corruptos como Miguel de la Espriella, Rocío Arias, Eleonora Pineda y 60 más que terminaron tras las rejas.

Pero ahora, apenas puede ver a su familia a través de un vidrio blindado y hay meses en donde ni siquiera sale a tomar el sol.

La Fiscalía, en Colombia, lo acusa de ordenar y participar en actos atroces como el de incinerar cuerpos en hornos crematorios, desmembrar campesinos y desterrar familias para apropiarse de sus tierras.

De hecho, en las próximas horas, allegados de nueve víctimas de la masacre de El Salado (Bolívar), ordenada por Mancuso en febrero del 2000, recibirán sus restos. No habían podido recuperarlos porque fueron enterrados de afán en varios lugares, mientras Mancuso y sus hombres celebraban la matanza campesina.

Pasaporte para matar

A pesar de su crueldad, los estudios de ingeniería y administración que cursó, sumado a la fortuna de su primera esposa Martha Dereix y a un par de cursos de inglés, tomados en la Universidad de Pittsburgh, lo hacían destacarse dentro de los sicarios, exguerrilleros y narcotraficantes que conformaban la cúpula de las Autodefensas Unidas.

Llegaba a los campamentos ‘paras’ piloteando su propio helicóptero. Y a las primeras audiencias de Justicia y Paz asistía escoltado, con corbata y zapatos italianos e ínfulas de estadista”, asegura uno de los magistrados que escuchó sus versiones, antes de que fuera extraditado a Estados Unidos, en mayo del 2008. (Lea: Salvatore Mancuso podría estar libre en cinco años)

Y aunque en Washington pidió clemencia, en Colombia alegó hasta el final que el paramilitarismo era una doctrina de la seguridad nacional “y no el producto de algunas mentes enfermizas de ovejas negras del Ejército o la Policía”.

Y, de paso, reveló que el Estado (en 1996) fue el que nutrió a los paramilitares al autorizarles el porte de 422 ametralladoras, 372 pistolas, 287 fusiles y un centenar de otras armas, a través de las famosas convivir. Parte de ese arsenal le correspondió a Mancuso, directivo de las Convivir Guaimaral y Horizonte, en la que figuraban ganaderos, exsoldados y hasta Manuel Tirado, su chofer.

Después de consolidados los territorios militarmente, nos insertamos en las comunidades para ejercer control en las decisiones políticas (...). Entre el 10 y el 15 por ciento de la contratación de Montería iba para las autodefensas”, admitió sin desparpajo Mancuso, que el próximo 17 de agosto cumple 51 años.

Y ese poder lo extendió a otras regiones. Así quedó en evidencia el 4 de agosto del 2005, con unas declaraciones que estremecieron al país: “Tenemos el 35 por ciento del Congreso de la República”, dijo. (Lea: Votos de 'parapolíticos' elegirán en Córdoba y Magdalena)

Negocio familiar

Pero la ambición de Mancuso no paró ahí. De manera paralela, y aprovechando que tenía pasaporte italiano –se lo exhibió a EL TIEMPO en una entrevista–, empezó a establecer contactos con la mafia europea para traficar cocaína a gran escala. Según le dijo a los magistrados, un empresario paisa, de apellido Echavarría, fue quien los aconsejó financiarse con la coca.

“Además de sus nexos con el lavador Georgio Sale, tuvo durante meses secuestrado a otro italiano, en una casa del norte de Bogotá, en garantía por varios embarques de droga que enviaban a Europa”, le contó a EL TIEMPO un exmiembro de las Autodefensas.

Y hace menos de un año, su primo Doménico Mancuso fue capturado en Imperia, norte de Italia, en compañía de Gianluigi, uno de los hijos de Mancuso.

Su sobrino David, también aparece en versiones de desmovilizados como parte de la avanzada paramilitar en el norte del país. Y su exesposa, Martha Dereix, fue implicada en el proceso de lavado de activos de la empresaria del chance Enilse López, alias la Gata, condenada por homicidio y concierto para delinquir.

Ese capítulo aún está por aclararse y es el que le puede complicar las cosas a Mancuso si persiste en regresar a Colombia en el 2020, tras cumplir lo que le falta de pena en Estados Unidos. En una primera audiencia, no aceptó cargos y defendió a su exesposa, de quien se separó tras su desmovilización para contraer nupcias con una joven, en una ceremonia con decenas de invitados y tres orquestas, que aún recuerdan en Montería.

Pero la Fiscalía pidió medida de aseguramiento en su contra por estos hechos, que le costarían su expulsión de Justicia y Paz y el beneficio de pagar tan solo 8 años de cárcel en Colombia por todos sus crímenes.

Lo más grave, para él, es que ninguno de los mecanismos jurídicos que usó su defensa para que la pena en Estados Unicos fuera benévola le servirán en Colombia.

Su abogado Joaquín Pérez –que califica como política la sentencia de la juez Huvelle, por ser un asunto de seguridad en Colombia–, logró que el exmagistrado de la Corte Suprema Iván Velásquez declarara ante la Corte de Washington que la colaboración de Mancuso fue efectiva.

Y lo propio hicieron el agente de la DEA a cargo de su caso y el fiscal Robert Spelke, que hizo parte del proceso en sus inicios. Pérez también allegó al proceso constancias de que su cliente había entregado tierras para indemnizar a sus cientos de víctimas, incluidas varias haciendas de su exesposa. Sin embargo, la Fiscalía verifica si ocultó bienes para disfrutarlos tras cumplir su condena en Estados Unidos y sigue indagando sobre sus nexos con la ‘Gata’.

Las deudas del excapo con la justicia

La defensa de Salvatore Mancuso en Colombia le dijo a EL TIEMPO que este ha cumplido sus compromisos en Justicia y Paz, que quiere seguir colaborando, y por eso volverá al país. Sobre el proceso por lavado explicó que aún no se le ha dictado medida de aseguramiento, por tanto no conocen la evidencia en su contra.

“Estamos esperando una nueva fecha para la imputación, pero él ya le dijo al fiscal Eduardo Montealegre, en una carta, que si se demuestra que con su concurso dineros de las Auc ingresaron a las empresas de Enilse López, la ‘Gata’, pedirá que lo expulsen de Justicia y Paz y renunciará a los beneficios”.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.