Así cayó la 'Faraona' de la mafia

Así cayó la 'Faraona' de la mafia

Llegó a Cali para hablar con narcos tras incautación de cocaína en La Playita del Guasmo, Ecuador.

notitle
03 de julio 2015 , 07:17 a.m.

Liliana Marcela Quiñonez Vásquez. Ese era el nombre con el que Magaly Chávez Ante, la mujer que logró huir de las autoridades en los últimos 17 años, se movía en Ecuador y Colombia, pese a ser una de las mujeres más buscadas por Interpol y las autoridades de Estados Unidos señalada de ser el enlace del cartel de Sinaloa.

La Policía la capturó esta semana en una calle de Cali siguiendo a narcos con los que Chávez pretendía reunirse.

Había llegado a la capital del Valle del Cauca el pasado lunes con documentos como ciudadana ecuatoriana, los cuales obtuvo originales.

Con esta identificación 'La Faraona' pudo huir de las autoridades por 17 años.

Investigadores que le seguían la pista dicen que esta mujer, a la que llamaban ‘la Farona’, comenzó su relación con el narcotráfico en Buenaventura, Valle del Cauca, de donde es oriunda. “Allí hizo sus primeros contactos con narcos de la banda los ‘Rastrojos’, a quienes ayudaba en el embarque de la droga a buques que salían por el Pacífico”, señaló una fuente que lideró la investigación. (Lea: Policía: la 'Faraona' estaba en Cali para diseñar rutas de tráfico)

Con esa información, viajó en 1998 a Haití, donde se dedicó a “coordinar la llegada de estupefacientes procedentes de Colombia y Venezuela, en buques que tendrían como destino final las islas de las Bahamas y Estados Unidos”.

Pero el terremoto que destruyó Haití en el 2010 la obligó salir de ese país con su familia, y radicarse en Guayaquil, Ecuador, a donde trasladó sus contactos y se dedicó, de acuerdo con la Policía, a diseñar rutas de salida de coca a través de lanchas rápidas por ese país y por el Pacífico colombiano.

“Se dedicó a acopiar la cocaína que producían diferentes organizaciones narcotraficantes, y era capaz de mantener alianzas simultáneas con ‘Los Rastrojos’ y el clan ‘Úsuga’, por lo que recibió el alias de ‘La Faraona’”, señaló la Policía.

Agregó que en abril del 2012, la incautación de cerca de 600 kilos en Estados Unidos llevó a organismos antidrogas a tener las primeras pistas de la identidad de esta mujer. Un narco preso en ese país reveló su ubicación y sus movimientos.

Así, tanto las autoridades de Colombia, como las de Ecuador y Estados Unidos, centraron sus esfuerzos en capturar a la ‘Faraona’, a quien en los últimos 15 días le incautaron 5 toneladas de cocaína que intentó sacar con destino a Estados Unidos. La droga pertenecía a diferentes narcos que le confiaban la salida de los alijos por rutas que ella calificaba como seguras. Estos narcos debían cumplir con envíos de casi 500 kilos cada semana al cartel de Sinaloa.

El último fue el pasado sábado, en el sector conocido como La Playita del Guasmo, en Guayaquil, donde le incautaron 197 paquetes con el estupefacientes.

Los contantes golpes la obligaron a viajar a Cali a reunirse con varios de esos socios para “darles la cara” y entregar un parte de tranquilidad en el que ella pretendía asumir los costos. Con su identificación ecuatoriana, pasó los controles migratorios en el aeropuerto pese a tener circular roja de Interpol.

“Pretendía reunirse con varios narcotraficantes que en las últimas semanas recibieron llamadas amenazantes de cabecillas del cartel mexicano (Sinaloa), ante los decomisos de cocaína que han propinado coordinadamente las autoridades colombianas y ecuatorianas”, señaló la Policía.

Y agregó: “'La Faraona' viajó para tranquilizar a sus proveedores ilegales, diseñar nuevas rutas y así garantizar la llegada del alcaloide al Cartel de Sinaloa”.

La investigación que la Policía seguía a esos narcos en el Valle, dio las primeras pistas de que la mujer regresaría a Colombia.

El pasado martes, un día después de llegar a Cali, fue capturada cuando se transportaba en un vehículo en compañía de su hermano.

Como Estados Unidos la pide en extradición, deberá esperar a que la justicia colombiana avale su envío a ese país.

Así es la circular de Estados Unidos en la que se requiere a Magaly Chávez Ante por colaborar con grupos dedicados al narcotráfico.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.