Un muerto por avalancha que arrastró camioneta

Un muerto por avalancha que arrastró camioneta

El hecho se registró en ector El Trapiche, en el municipio de Macanal (Boyacá).

notitle
01 de julio 2015 , 09:31 p. m.

Una joven muerta y cinco personas más heridas es el saldo dejado este miércoles por el accidente de una camioneta provocado por una avalancha que cayó en el sector El Trapiche, en el municipio de Macanal (Boyacá), en la vía El Sisga– Guateque–El Secreto.

Dentro del vehículo viajaban dos menores, de los cuales una joven de 15 años falleció en el hospital de Garagoa por las graves heridas que presentaba, mientras que el otro, de 17 años, tuvo que ser remitido al hospital de Tunja, a tres horas de esa localidad, para ser atendido por el trauma craneoencefálico severo que sufrió.

Los otros cuatro lesionados fueron atendidos en el centro de salud de San Luis de Gaceno y en el hospital de Garagoa.

Por su parte, Gustavo Gamaliel Fernández Niño, director regional del Invías, aseguró que en la zona ya se había registrado otro derrumbe, pero que la vía estaba habilitada y que desafortunadamente una nueva avalancha causó esta tragedia.

“Tenemos maquinaria en la zona y estamos evaluando la situación, porque uno de los 15 túneles quedó tapado por el deslizamiento, es decir que la vía está cerrada”, señaló Fernández Niño.

El accidente elevó a siete las víctimas fatales que deja la ola invernal en los últimos 10 días en el departamento de Boyacá, donde ya 50 de los 123 municipios se encuentran en alerta roja porque no para de llover.

Igualmente, la situación sigue siendo crítica en Casanare por las fuertes lluvias que han inundado vastos terrenos, pues allí están afectados 18 de sus 19 municipios.

Los cinco municipios con mayor afectación son Yopal, con 920 familias afectadas; Orocué (900 familias), Maní (690 familias), Trinidad (648 familias) y Nunchía (450 familias). El único que no tiene problemas es Monterrey.

Según Jorge Álvarez, coordinador de gestión del riesgo del Centro Regulador de Urgencias local, por el momento no se puede hacer un estimado económico de las pérdidas porque primero se debe hacer una evaluación de daños y afectaciones.

Varios de los damnificados se encuentran en albergues temporales, como colegios. “Tenemos que desalojar la semana entrante porque los niños entran a estudiar y se va a armar un problema, porque la gente no se va a querer ir de aquí”, comenta Marco Julio Univio, damnificado de la zona rural de Yopal.

En la Sabana, lluvias amenazan siembras

Aunque los habitantes del sector de Guaymaral, ubicado al norte de Bogotá, afirman que el agua del río Bogotá se les está metiendo a sus predios, lo que ocasiona daños en sus cultivos y hace que ellos tengan que desplazar sus animales a otro lugar, las autoridades señalaron que la situación de emergencia está controlada.

Gerardo Torres, habitante del sector, aseguró que solo ha llovido cuatro días, “y ya el agua se metió a mi tierrita y acabó con mi siembra”. Las autoridades solo calman a la gente con pañitos de agua tibia”, dijo.

Por su parte, Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca, afirmó que “aunque no hay ninguna alerta por desbordamientos, los organismos de atención y prevención de desastres están preparados”. Además agregó que, gracias a las obras de adecuación y ampliación de hidráulica que se realizan en la cuenca media del río Bogotá desde el 2013, se han podido evitar nuevos casos de inundaciones en estas zonas.

TUNJA Y BOGOTÁ

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.