Líderes hacen llamado a La Habana para devolver confianza al proceso

Líderes hacen llamado a La Habana para devolver confianza al proceso

Sectores políticos reaccionaron a los resultados de la encuesta de Gallup.

notitle
01 de julio 2015 , 09:02 a. m.

Que las Farc vuelvan al cese unilateral del fuego, que el Gobierno suspenda los bombardeos, que se aplace el próximo ciclo de conversaciones de La Habana o que el presidente Juan Manuel Santos se mantenga firme en la búsqueda de la paz son algunas de las sugerencias enunciadas en la mañana de este miércoles, luego de conocerse que las negociaciones con las Farc para poner fin al conflicto, según la encuesta Gallup, han perdido espacio en la opinión.

De acuerdo con esta medición, de cada 100 colombianos, 46 volvieron a creer hoy más en una salida militar para poner fin al conflicto armado, que en la solución política. Los defensores de la salida política están un punto por debajo.

Según esta misma encuesta, el 62 por ciento de los colombianos no cree que al ritmo que van las negociaciones se pueda llegar a la firma del fin del conflicto.

Lo que ha habido es una pérdida de confianza en el proceso de paz a raíz de la escalada de las confrontaciones. La opinión parece perder la fe en la negociación cuando observa que en Colombia se incrementan los asesinatos y los atentados terroristas que afectan a la población civil y contra el medioambiente, como los recientes derramamientos de crudo que han afectado fuentes de agua.

Inclusive ahincados defensores del proceso de paz están preocupados, como la excandidata presidencial del Polo, Clara López, quien hizo esta mañana un llamado a las Farc para “que retomen el desescalamiento del conflicto suspendiendo toda acción que afecte a la población civil y al medioambiente”. También le pidió al Gobierno que suspenda los bombardeos en un acto de reciprocidad para desescalar la guerra.

Por lo demás, López, quien lidera la intención de voto para la Alcaldía de Bogotá, le pidió al presidente Santos “no dejarse guiar por las encuestas que reflejan sentimientos coyunturales, cuando está de por medio la posibilidad real de la terminación del conflicto que él tiene que liderar”.

Carlos Lozano, también abiertamente defensor del proceso, propuso “que la guerrilla reanude el cese unilateral de hostilidades y que el Gobierno suspenda los bombardeos mientras se llega al cese bilateral definitivo”.

Lozano, director del diario izquierdista 'Voz', también propuso “romper el secretismo en la mesa de negociaciones” para dar más confianza al proceso, pues según afirmó, “la confidencialidad no ayuda, pues tengo información de que a pesar de las dificultades de las que se habla en Colombia, allá hay avances significativos”.

La también excandidata presidencial conservadora, Marta Lucía Ramírez, quien además forma parte de una comisión asesora del Presidente para el proceso de paz, atribuyó la pérdida de confianza de la opinión pública en los diálogos a las acciones violentas de la guerrilla.

“Esta es una negociación a término indefinido que obviamente ha venido desgastando al Gobierno, a la opinión y, desafortunadamente, fortaleciendo a las Farc”, dijo la dirigente conservadora, crítica del proceso de La Habana.

Ramírez sugirió “aplazar la próxima ronda de negociaciones en La Habana y y hacer un análisis más profundo en el equipo de negociadores del Gobierno para ver qué giro es el que deben darle al proceso y poder continuar con una negociación que tenga algo de legitimidad”.

Los empresarios del campo, que han defendido las conversaciones, también acudieron en la mañana de este miércoles al llamado para que la guerrilla asuma una mayor responsabilidad en la búsqueda del fin del conflicto.

Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dijo que la mesa de La Habana debe dar “resultados en el menor tiempo posible” para evitar que el proceso se deslegitime.

El senador de ‘la U’, Roy Barreras, comprometido con la búsqueda de la paz en La Habana, admitió que “la guerra es una generadora de desconfianza y de malas noticias. Pararla ─dijo─ necesita un elemento comunicativo. No hay un aparato comunicacional que tranquilice a los colombianos, pero lo va a haber. Los colombianos van a ir a las urnas a apoyar la paz en octubre”, añadió.

Las negociaciones de La Habana cumplen ya más de dos años y medio y aunque el presidente Juan Manuel Santos dijo en un principio que esto sería “de meses”, a muchos sectores les preocupa que, como lo dice la excandidata conservadora, Marta Lucía Ramírez, se convierta en unas “conversaciones indefinidas”.

El Gobierno ha descartado imponer términos a La Habana, pero se sabe que las partes han abordado ese tema. Lo que ocurre es que, por acuerdo inicial, de la mesa solo sale lo que se pacte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.