¿Se afirma el legado de Obama?

¿Se afirma el legado de Obama?

Es imprescindible que en la elección general del 2016 el Partido Demócrata conserve la presidencia.

notitle
29 de junio 2015 , 10:32 p.m.

 Hoy, después de una semana de triunfos, inédita y sorpresiva en algunos casos, el legado de la presidencia de Barack Obama da un enorme paso hacia su cimentación. Su perduración, sin embargo, dependerá del voto de los ciudadanos en la elección general del 2016.

Todo empezó donde menos se esperaba. Contando con la colaboración decisiva de sus acérrimos opositores en el Congreso y de un puñado de demócratas, el Presidente logró que el Congreso aprobara el llamado fast track, que le permitirá negociar un tratado de libre comercio con 12 países del Pacífico, incluyendo a México, Perú y Chile. Después vendrá la batalla en el propio Congreso para conseguir la aprobación del tratado en sí. El fast track solo faculta al Presidente a negociarlo con los posibles países socios.

Luego vino el fallo de la Suprema Corte de Justicia que declaró legales los subsidios para contratar los seguros médicos de quienes carecen de suficientes medios económicos. Con este fallo de la Corte, más de seis millones de personas podrán continuar con la cobertura sanitaria que posibilita ‘Obamacare’, y sin él la reforma sanitaria de Obama se habría venido abajo.

Al día siguiente sucedió el tercer golpe de suerte para Obama, cuando el Tribunal Supremo declaró que no existe razón constitucional alguna para impedir el matrimonio entre personas del mismo sexo en los cincuenta estados del país. Este fallo, no tan sorpresivo, se inscribe en la larga lucha de este país por los derechos civiles de las personas en tanto que reconoce la igualdad de derechos ante la ley, independientemente de la orientación sexual de las personas.
La tragedia de Charleston también le brindó a Obama un foro adecuado para establecer con mayor claridad los términos de un debate crucial para el futuro del país: el racismo. “Remover la bandera del Capitolio estatal de este estado (Carolina del Sur) no es una acto de corrección política”, dijo Obama en su encomio al pastor Clementa Pinckney, asesinado en el tiroteo de Charleston. “No es tampoco un insulto al valor de los soldados confederados. Es tan solo un reconocimiento de que la causa por la que lucharon –la esclavitud– era la incorrecta”.

¿Servirán la tragedia de Charleston y sus secuelas para que todos los estadounidenses hagan un reconocimiento público y profundo de las vergüenzas de su historia?

No lo sé, pero no lo creo. Lo que sí sé con certeza es que si en las elecciones generales del 2016 los republicanos retienen sus mayorías en el Congreso y ganan la presidencia, la reforma sanitaria, la legalización del matrimonio gay, la demorada reforma migratoria y el debate sobre el racismo podrían sufrir un retroceso letal.

La esperanza de que esto no suceda se alimenta de la negativa reacción del Partido Republicano a los fallos de la Corte porque demuestra su total falta de sintonía con la agenda de las nuevas generaciones de estadounidenses.
Los jóvenes, recordemos fueron una parte fundamental de la llamada coalición arcoíris, formada por minorías raciales y étnicas de afroamericanos, hispanos y asiáticos; mujeres y gais, sin la cual Obama no hubiera podido ganar la elección del 2008 ni su reelección, en el 2012.

Y las nuevas generaciones de estadounidenses, según una encuesta publicada en la revista The Atlantic, piden la intervención del Gobierno para hacer la educación universitaria más asequible, para ayudar a los pobres, para proteger el medioambiente, los derechos de la mujer, de los consumidores, de las minorías, de los homosexuales y de la salud.

Datos que permiten a Obama, al candidato demócrata a la presidencia en el 2016, y a cuantos tenemos una visión progresista del presente y el futuro, abrigar un cauteloso optimismo de que las cosas pueden seguir mejorando.

Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.