Secciones
Síguenos en:
EE. UU. ya es territorio libre para matrimonio entre homosexuales

EE. UU. ya es territorio libre para matrimonio entre homosexuales

Fallo de Tribunal Supremo concede a estas uniones los mismos derechos que las heterosexuales.

notitle

Nadie se lo esperaba. Y menos de una corte en el que los conservadores eran mayoría. Pero este viernes el máximo tribunal jurídico de Estados Unidos desafió todos los pronósticos al decretar que ningún estado puede prohibir el matrimonio entre parejas de un mismo sexo, pues se trata de un derecho protegido por la Constitución.

En la práctica, lo que eso quiere decir es que de ahora en adelante los matrimonios gais son legales en los 50 estados del país y a estas parejas se les reconocerán los mismos beneficios y derechos legales que a los heterosexuales.
Supone, además, la creación de un nuevo derecho civil y convierte a EE. UU. en el vigésimo primer país de mundo que da este polémico paso. (Lea también: Histórico: Tribunal Supremo de EE.UU. legaliza matrimonio homosexual)

Prueba de que se trata de una tema que aún divide a la sociedad estadounidense fue el resultado de la votación, en donde los cuatro magistrados más liberales sumaron al final el apoyo del juez Anthony Kennedy (más conservador) para obtener una estrecha mayoría de 5 votos contra 4. (Además: La Casa Blanca se iluminó con los colores de la bandera gay)

"Ninguna unión es más profunda que el matrimonio, pues representa los ideales más altos del amor, la fidelidad, la devoción, el sacrificio y la familia. Al unirse dos personas se convierten en algo más grande de lo que eran. Y su esperanza es que se les condene a una divida en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Lo que piden es igualdad ante la ley. Y la Constitución se los concede", escribió Kennedy en su ponencia, arrancando aplausos y lágrimas entre los pocos que pudieron ingresar al recinto.

Afuera de la Corte Suprema, muy cerca del Congreso de EE. UU., cientos estallaron en júbilo al conocerse la noticia ondeando banderas y pancartas adornadas con el arcoíris, el símbolo mundial del homosexualismo. (Vea: Así se vive la celebración de la aprobación del matrimonio homosexual en Estados Unidos)

"Tuvimos que esperar 46 años –fecha que se marca como el inicio de la batalla por los derechos de los gais en EE. UU– y muchos murieron esperando este día, pero finalmente se hizo justicia", le dijo a EL TIEMPO Phil Castro, quien vive en el área metropolitana de Washington y salió rumbo a la Corte tan pronto conoció la buena nueva.

El tema de las uniones entre parejas del mismo sexo llegó a la Corte Suprema luego de que 14 parejas y dos viudos presentaran una serie de demandas contra estados que no reconocían este tipo de matrimonios.

Si bien en las instancias jurídicas iniciales se les dio la razón, una Corte de Apelaciones (paso previo antes de la Corte Suprema) determinó a comienzos de este año que los estados tenían el derecho a decidir y que cualquier cambio debía llegar a través de un proceso legislativo y no por una decisión judicial.

"John y yo comenzamos esta lucha por una sencilla razón: queríamos que el estado de Ohio reconociera el matrimonio legítimo que habíamos contraído en Maryland porque John estaba muriendo y queríamos que se respetara nuestra relación de más de 20 años. Él murió hace 20 meses y hoy no puede celebrar, pero me siento honrado de haber sido parte de este proceso y de saber que de ahora en adelante otros no tendrán que sufrir lo que nosotros sufrimos", afirmó Jim Obergefell, uno de los demandantes y cuyo apellido está en el nombre mismo del proceso (Obergefell vs. Hodges).

El presidente Barack Obama llamó personalmente a Obergefell para felicitarlo y tras decirle que su "liderazgo había transformado al país", indicó que "EE. UU. debía sentirse orgulloso" por el histórico suceso.

Aunque la decisión fue sorpresiva (dada la composición de la corte), era algo que se veía venir.

En la última década más de dos terceras partes de los Estados (37 entre 50) del país habían aprobado leyes o referendos que autorizaban la unión entre parejas del mismo sexo y la opinión pública se había volcado favorablemente en esta dirección.

Cientos de parejas celebraron esta decisión a las afueras del Tribunal Supremo. Foto: AFP.

De acuerdo con un sondeo de Gallup de mayo pasado, al menos el 60 por ciento de los estadounidenses estaba de acuerdo con que se permitieran, y solo un 15 por ciento se oponía totalmente a darle estatus legal a este tipo de uniones.

Hace tres años, y quizá percibiendo ese cambio en la sociedad, el presidente Obama rompió el tabú para convertirse en el primer presidente de EE. UU. en apoyar públicamente los matrimonios gay.

Y aunque entre los conservadores es un tema que todavía causa ampollas, muchos políticos republicanos han comenzado a moderar su lenguaje.

Jeb Bush, que encabeza los sondeos de cara a la nominación del partido para las presidenciales de 2016, dijo hace poco que en EE. UU. debía respetarse la diversidad y no discriminar por la orientación sexual de las personas.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
@sergom68

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.