En la 7a. aumentó presencia de habitantes de calle, según comerciantes

En la 7a. aumentó presencia de habitantes de calle, según comerciantes

Una encuesta de Fenalco evidencia los problemas que se presentan en el emblemático corredor.

23 de junio 2015 , 01:45 p.m.

La presencia de habitantes de la calle en los andenes de la carrera 7a., en el centro de Bogotá, ha aumentado pues cada día se ven más parches durmiendo y amaneciendo en las puertas de los establecimientos comerciales, edificios, porterías y esquinas, generando incomodidad en los comerciantes y en los peatones de la zona.

Según una encuesta de Fenalco, el 88% de los comerciantes opina que la presencia de los habitantes de calle ha aumentado y de hecho el 87% resalta que ese es su segundo gran inconveniente con el que deben lidiar ellos y sus clientes.

“Cuando un cliente se acerca a comprar, se acercan los habitantes de la calle a pedir y eso intimida al cliente. Abrir el negocio temprano es un problema porque toca despertar a los que duermen en la puerta del local y se ponen agresivos; además toca lavar el frente porque suelen hacer sus necesidades también en la calle", dijo Ernison Chavarro, un vendedor de panadería.

Para Daniel Mora, subdirector de Adultez de la Secretaría de Integración Social, en Bogotá se calcula que hay más de 12.500 habitantes de la calle, de los cuales más de 5.000 pueden estar en las localidades de Candelaria, Santa Fe y Mártires por la cercanía a las zonas de expendio y consumo de sustancias psicoactivas. “Aunque cada vez tenemos más y mejores servicios para esta población, el consumo de drogas y licor los altera y no podemos atenderlos en esas circunstancias”, aseguró Mora.

A pesar de que este año se han realizado jornadas de servicio e incluso de limpieza en sus lugares más comunes, como el Parque Santander, el Parque de la Independencia, la Plazoleta del Rosario y la carrera 7a., hay dos circunstancias que el funcionario resalta como disparadores de la presencia de estas personas en la calle: el fenómeno de la limosna y la migración de habitantes de la calle de otras ciudades que ven en Bogotá la forma de aumentar sus ingresos en determinadas épocas del año.

En Bogotá, para garantizar los derechos de esta población, la Secretaría de Integración Social ha puesto al servicio nueve centros día y noche, donde los habitantes de la calle pueden acceder a servicios de salud, de hospedaje, de limpieza, de formación y donde reciben asistencia alimentaria, entre otros servicios. Sin embargo, muchos de ellos prefieren continuar habitando en las calles y no acogen los programas del Distrito que cada vez invierte más recursos en la atención de estos ciudadanos.

Este miércoles se abrirá el Centro Bacatá, que tendrá 300 cupos en el día y 300 cupos en la noche para atender precisamente a la población de la calle de las tres localidades del centro de Bogotá.

PAOLA CELIS
Periodista Arriba Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.