Extreme, más que 'More than words'

Extreme, más que 'More than words'

Esa balada los puso en la memoria colectiva, pero su estilo inclasificable fue único en los 90.

notitle
20 de junio 2015 , 04:33 p.m.

El video de More than words era en sí mismo una parodia del estilo de la banda de rock duro Extreme –que por algo llevaba ese nombre–: una pausa en medio de tanta electricidad para que Nuno Bettencourt tomara la guitarra acústica y Gary Cherone ralentizara las revoluciones de su voz. En la misma secuencia, el baterista Paul Geary se dedicaba a leer una revista, con un poco de desfachatez.

Oh, sorpresa: la canción llegó a la cima del Billboard Hot 100 estadounidense, en donde permaneció 24 semanas y fue certificada como Oro, con 500.000 copias vendidas, y a la posición n°. 2 en el británico, como Plata. Además fue Platino en Canadá y Oro en Suecia. Aún hoy, 24 años después, hay emisoras que la incluyen religiosamente en su parrilla. Y seguro millones de parejas sellaron su relación con la promesa de que el amor sea más que palabras.

Pero así como los destacó mundialmente y les garantizó regalías de por vida, también ha sido una cruz: aunque siguieron haciendo rock duro con sus raíces de funk, y con canciones importantes como la gran Hole hearted, Rest in peace, Stop the world o Get the funk out, para la radio no había nada más importante que More than words.

“Muchas veces me preguntan si (esa canción) nos afectó. Y, bueno, qué puedo decir, nos presentó ante el mundo, fue un éxito, nos permitió hacer más álbumes. Tal vez si no hubiera sido un éxito, estaría trabajando en un McDonalds”, afirma Bettencourt, en entrevista con EL TIEMPO.

Por eso, sostiene, están “orgullosos de la canción que escribimos; si conecta con la gente, es una bendición”, pero explica que para ellos hay dos públicos, el mainstream (público general) que se quedó con una canción, y “los fanáticos de la banda a los que no necesariamente les gusta la canción pero están ahí por todo lo demás”.

Extreme se presenta este martes –por primera vez en Colombia–, en el Teatro Metropol de Bogotá. Serán más de dos horas de concierto, adelanta Bettencourt, de origen portugués, en las que interpretarán de forma completa y exacta el álbum Pornograffitti, de 1990, en su aniversario 25.

Posiblemente porque nació en Boston (la misma sede de Aerosmith), su estilo era muy diferente al de las bandas de hard rock que surgían, la mayoría en Los Ángeles. Aunque vivió su época de estética glam rock, también tenía mucho de banda de funk, así que, de alguna forma, era cercana a Red Hot Chili Peppers y Faith No More.

“Eso era bueno pero también traía consigo malas noticias –cree el guitarrista–, mucha gente no sabía qué hacer con nosotros, dónde ponernos (...). Había algo en More than words que nos ponía más cerca del mundo de los MTV Unpluggeds (desconectados) y eso se volvió un problema porque nos ponía en un plano diferente a la ‘funkycidad’ del grupo (...), ser de la Costa Este... todo eso jugaba”.

Sin embargo, siguieron la ruta que les correspondía: “Reconocíamos aquello con lo que crecimos, como Led Zeppelin, Aerosmith o incluso Van Halen; ser diferente no era algo que hacíamos a propósito”.

Pero también había mucha influencia de Prince y James Brown, que Bettencourt identifica plenamente en la canción Hole hearted –la única que medio se acercó en impacto a More than words– en la que además “hay mucho de Led Zeppelin III”.

Curiosamente, el culto a More Than Words también los ha conectado con una serie de versiones y parodias de comediantes: Weird Al Yankovic grabó un video idéntico para su sencillo You don’t love me anymore, mientras que la dupla de melómanos Jimmy Fallon y Jack Black reprodujeron la canción y el video para un sketch de The Tonight Show, que acercó a nuevas generaciones a Extreme.

Nuno Bettencourt (der.), y a su lado Gary Cherone y el bajista Pat Badger, junto al baterista desde el 2008, Kevin Figueiredo. Archivo particular

“¡Estaba enfurecido! Los llamé y les dije que si lo volvían a hacer los iba a demandar”, bromea Bettencourt:

“Hablando en serio, es asombroso que un ícono de la televisión mundial te haga esa muestra de respeto, que es lo que hay detrás de la parodia”.

La fama de Extreme estalló además en un momento curioso: comienzos de los años 90, cuando el rock estaba girando hacia los sonidos alternativos, el grunge, y parecía dejar a un lado a las bandas de hard rock de los 80. Pero, según el guitarrista, no importó mucho: “De hecho, estábamos bajo el mismo sello de Soundgarden (...). Cuando eres una banda como esta, sabes que tienes que ser único y no ponerle atención a las etiquetas, para nosotros Pearl Jam es una banda de rock como nosotros”.

La esencia portuguesa del guitarrista saltó de forma literal en el último álbum, Saudades de Rock, del 2008, que resulta ser una muestra de todos los colores de la banda: sonido funk y metal, vertientes de country, y algunas power ballads, como se le recuerda a ese formato de baladas del hard rock de los 80.

“Era el primer álbum en estudio que hacíamos en mucho tiempo –explica– fue algo que nos reconectó y nos puso de vuelta; es de mis favoritos”.

Por eso, aunque la banda se separó en el 2003 y se habla de posteriores reuniones, para Bettencourt simplemente siguieron trabajando con pausas: “No sé nada de reuniones –dice–, estamos encaminados y muy felices de hacer esta gira por Suramérica”.

Bettencourt confirma que empezarán a grabar en unas semanas un nuevo trabajo después de 7 años, y que su primer sencillo saldrá a finales del 2015.

Son 25 años de ‘Pornograffitti’

En la historia de la banda, fue definitivo el disco ‘Extreme II: Pornograffitti’, de 1990, cuyo aniversario es el que enmarca esta gira por Suramérica. Contenía las canciones: ‘Decadence Dance’, ‘Get the funk out of it’, ‘More than words’, ‘Hole Hearted’, ‘Money (In god we trust)’, el rap ‘When I’m president’, entre otras.
“Aunque es conceptual –explica Nuno Bettencourt– cada canción surgió por su cuenta. Éramos jóvenes y estábamos descubriéndonos, vimos por primera vez cuál era el sonido de la banda y resultó ser único”.

¿Cuándo y dónde?

Dónde: Extreme tocará su disco ‘Pornograffitti’ y más canciones en el Teatro Metropol, en Bogotá (calle 24 n.° 6-31). Cuándo: el próximo martes 23 de junio, a las 7 p. m. Boletas: en dos localidades, de 84.000 y 110.000 pesos, más el servicio, en el sitio tuticket.com.

Carlos Solano
@laresonancia
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.