Comercio de la avenida La Grama clama por el fin de las obras

Comercio de la avenida La Grama clama por el fin de las obras

Los afectados aseguran que las obras viales los tienen al borde de quiebra.

18 de junio 2015 , 06:35 p.m.

Debido a la avenida que están reparando entre la Grama y El Triunfo, la dueña del restaurante ‘Xiomara’, ubicado en el sector, se ha visto obligada a prescindir de dos de sus empleadas.

Con algo de nostalgia, Aracelly González dice que las ventas se han bajado un 60 % y que por eso le tocó suprimir esos dos puestos de trabajo.
“Por fortuna el local es mío y no me preocupo por el arriendo, pero son muchos los clientes que ya no vienen y tengo que decir que desde que comenzaron las obras empezó el calvario para los comerciantes”, agregó Aracely, dueña del restaurante.

Muchos comerciantes dicen que por lo menos unos diez negocios han cerrado sus puertas porque no aguantaron la baja en sus ventas debido a las molestias de la obra.

Julio Vargas, propietario de una compraventa del sector, dice que al no haber como parquear, sus clientes ahora prefieren irse para el centro y que además le parece que la demora en las obras sí está perjudicando la economía de la zona.

Lo mismo piensa Otoniel Arce, ebanista y refaccionador de muebles, quien asegura que sus ingresos han mermado un 40 % y que ante esa situación la Alcaldía debería entregarles un subsidio temporal a los afectados.

Sin embargo hay quienes son más positivos con el tema como los comerciantes de la lechonería Los Reyes, quienes señalaron que aunque las obras impiden que sus comensales lleguen con frecuencia, la clientela se mantiene.
“Lo que nos preocupa es que aunque la gente llega, no hemos podido aumentar la clientela, ni atrapar nuevos clientes” sostuvo Katherine Reyes, quien agregó que el tierrero que se levanta todos los días le incomoda mucho a la gente que va a comer a su negocio.
'Sí ha subido el ritmo de trabajo'
Aunque el sentimiento de que las cosas andan mal económicamente es generalizado en la mayoría de los comerciantes, también reconocen que en esta última semana se ha aumentado el ritmo de trabajo.
“La semana pasada hubo una reunión en la que se acordó incrementar el horario de trabajo de 6:00 am a 6:00 pm y eso ya se está notando, porque he visto más trabajadores y más rendimiento”, dijo Gregorio García.

LLANO SIETE DÍAS

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.