Ningún sindicado podrá estar preso más de dos años

Ningún sindicado podrá estar preso más de dos años

Norma pone topes al tiempo de detención preventiva y fija términos entre juicio y lectura de fallo.

notitle
17 de junio 2015 , 08:19 p.m.

La historia de los que llevan presos hasta nueve años esperando que un juez decida si son culpables o no se acaba en el país.

A partir de junio del próximo año, ninguna persona privada de la libertad podrá estar más de dos años en esa situación sin sentencia.

Esos términos, que no existían en la actual legislación, representan uno de los principales avances del proyecto de ley que debe terminar hoy su trámite en el Congreso y que busca racionalizar la detención preventiva en el país.

La norma, de la que está pendiente que el Senado apruebe la conciliación, incluyó la previsión de que el término de dos años empezará a regir un año después de la promulgación de la ley, de tal manera que casos que están en juicio, como el de Samuel Moreno por el carrusel de la contratación, no se afecten.

En todo caso, cuando se compruebe que eventuales dilaciones han sido producto de maniobras de la defensa, como sucede en muchos procesos, los jueces podrán negar la excarcelación que deberá complementarse con otras medidas preventivas, como la casa por cárcel o el uso de mecanismos electrónicos de control.

Según lo aprobado, la gravedad del delito imputado no podrá ser el único factor que tenga en cuenta el juez de garantías a la hora de decidir si envía o no preso a un sindicado. Para que esto suceda deben concurrir otras situaciones, como que en el delito se hayan utilizado armas, la pertenencia a grupos ilegales y las condenas previas.

Para la mayoría de delitos –incluidos hurtos simples–, el término máximo de detención preventiva (sin condena), será de un año, pero todos los plazos podrán prorrogarse cuando se trate, por ejemplo, de tres o más acusados o cuando se investiguen casos de corrupción y otros de la justicia especializada, como homicidio agravado, lesiones personales agravadas, casos de violaciones al DIH, secuestro y desaparición forzada.

Lo que se aprobó

Cuatro proyectos de ley culminaron ayer su trámite en el Congreso.

El primero de ellos es el de la reforma de la justicia penal militar, que busca modernizar la manera como actualmente se juzga a la Fuerza Pública, a través de órganos como un cuerpo técnico de investigación de dedicación exclusiva.

También crea un fiscal general penal militar y policial, y los juzgados militares y policiales. Igualmente se concilió el proyecto de ley que establece el feminicidio como un delito autónomo y penal, donde se fortalecen las medidas para quienes cometan crímenes contra las mujeres por razones de género.

Además fue aprobada la conciliación de la reforma al Código Único Disciplinario y el proyecto de descongestión de la sala laboral de la Corte Suprema. El informe de conciliación de la ley anticontrabando será votado hoy por el Senado, al igual que la ley que busca regular las detenciones preventivas.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.