En Medellín van 59.763 víctimas indemnizadas

En Medellín van 59.763 víctimas indemnizadas

De los 506.100 afectados por el conflicto que se han reparado en el país, el 11 % es de Medellín.

notitle
17 de junio 2015 , 07:08 p.m.

Medellín es la ciudad del país que más ha avanzado en reparación de víctimas del conflicto armado. Lo dicen las cifras y los expertos.

De las 600.000 personas que el Gobierno Nacional ha reconocido en la ciudad como afectados por grupos armados, 59.763 han sido indemnizadas.

Esos números suman el 11 por ciento de los que han tenido ese beneficio en el país (506.100) desde 2011, cuando se inició la implementación de la Ley 1448, de Víctimas y Restitución de Tierras.

A lo que se le suma que en la capital antioqueña 320.000 han recibido atención humanitaria y unas 500 psicosocial, según datos de la Unidad Nacional de Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Sin embargo, en el país el proceso va lento. De las 5’859.429 personas que esperan reparación, el siete por ciento ha sido indemnizada y menos del uno por ciento han tenido verdad y justicia.

El total de afectados reseñados hasta ahora en Colombia es de 7’932.679, y de ese número 1’316.289 hace parte de afectados directos por desaparición forzada, homicidio, y no activos, es decir que no les interesa la reparación.

Para Jorge Giraldo, experto en conflicto armado de la Universidad Eafit, Medellín ha sido la ciudad pionera en programas de atención a víctimas, memoria y reinserción. Lo demuestran las evaluaciones de la aplicación de la Ley 1448.

Pero preocupa el panorama nacional. “En Colombia tendemos a ser muy ambiciosos o desmesurados en las metas, no es fácil aplicar esa ley en medio del conflicto”, dijo a la vez que advirtió que los seis años que faltan para cumplir con la reparación no alcanzarán.

En lo que coincidió Luz Patricia Correa, directora de la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Medellín. “Cuando se mira la situación uno logra evidenciar que la reparación va muy lenta y no hay una política pública de prevención para que estos hechos no se repitan tal y como lo dice la ley”, afirmó.

Y como si fuera poco, los campesinos que llegaron desplazados a la ciudad son revictimizados por bandas criminales.

Precisamente, esos grupos que ejercen presión en barrios periféricos fueron reconocidos por la Ley 1448, lo que aumentará el número de personas que el Gobierno deberá reparar.

Para Giraldo eso fue un desacierto porque la Ley fue pensada interpretando la situación del país como un conflicto armado, donde solo caben grupos guerrilleros y paramilitares.

“Esa decisión es un despropósito. Contradice el objetivo de cerrar el registro. Cómo se va a lograr si las bandas criminales están actuando, al igual que las Farc y el Eln. Hay una contradicción”, advirtió el experto.

La cifra de víctimas también se disparará si se tiene en cuenta a las que declararon este año y que aún no han sido incluidas en el Registro Único.

Según la Personería de Medellín, en lo que va del año 12.901 víctimas han declarado, de esas 2.500 fueron en la última semana y 1.200 el 10 de junio, día que se cerró el plazo para reportar daños de grupos armados entre 1958 y 2011.

Para los afectados por el conflicto después de la promulgación de la Ley 1448, es decir, a partir de junio de 2011, el plazo será de dos años contados a partir de la ocurrencia del hecho.

Mientras tanto a Medellín siguen llegando desplazados. En la historia del conflicto, la ciudad ha recibido personas de más de 900 municipios del país. 

Piden ampliar plazo de la Ley 1448

Muchos afectados por el conflicto armado que no alcanzaron a declarar ante el Ministerio Público, quedarían por fuera de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

El personero delegado para los Derechos Humanos de Medellín, Hugo Parra, explicó que todavía hay miedo y desinformación.

Por ello, en abril pasado, la Procuraduría, así como los senadores Clara Rojas y Alexánder López presentaron un proyecto de ley para ampliar el plazo dos años más, que ya pasó a un primer debate en el Senado.

Por ahora, solo en caso de que los afectados por la violencia estén frente a un hecho de fuerza mayor que les impidió declarar y pertenecer al Registro Único de Víctimas, tendrán un plazo hasta de cuatro años que se contarán a partir de la fecha en que se dieron las circunstancias que motivaron no denunciar el hecho.

Para el experto en conflicto, Jaime Jaramillo Panesso, las víctimas de las Farc y el Eln no han sido clasificadas. “Si por parte de esos grupos no hay verdad ni justicia, ellas quedan en el limbo. Hay otras que quedan en el anonimato, porque todavía tienen miedo de denunciar”.

Para el experto también hay falsas víctimas, personas que engañaron al Estado y que declararon solo con el interés de los beneficios.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.