Comedias que no se dejan encerrar en un molde

Comedias que no se dejan encerrar en un molde

Algunos de los ejemplos de series de TV que han tratado de buscar otras maneras de hacer reír.

notitle
15 de junio 2015 , 03:54 p.m.

Luego de probar suerte en el cine dramático con Nebraska y de haber sacado músculo en el humor como uno de los protagonistas de Saturday Night Live, ahora el actor Will Forte decidió seguir la luz de la comedia irreverente con The Last Man on Earth (El último hombre en la Tierra), que analiza el fin del mundo desde la perspectiva de un sobreviviente que ha asumido el apocalipsis como un vago. La serie comenzó a emitirse en el canal de TV paga FX, los martes, a las 10 p. m.

Lejos del dolor por la soledad, esta producción dignifica la libertad masculina y el desorden, a través de su protagonista, Phil Miller (Forte), que un día decide buscar si hay más personas y en ese recorrido tiene un contacto con la única mujer que sobrevivió al apocalipsis: Carol Pilbasian (Kristen Schaal).

Esto da paso a un retrato ácido de la convivencia, la lucha de poderes y la dura transición a la madurez; todo, en un ritmo pausado y que no explota el chiste físico o el humor ramplón.

Por ahora, y luego de recibir el aval para una segunda temporada, The Last Man on Earth se suma con esa fórmula a otras producciones del género que prefieren personajes cargados de defectos, en situaciones absurdas y con una personalidad que no da oportunidad al término medio: se aman o se odian.

Por ejemplo, Brooklyn Nine-Nine (del canal Comedy Central), Unbreakable Kimmy Schmidt (Netflix); Silicon Valley (HBO) y la veterana Community (primero en Sony y ahora por Yahoo).

En ellas brillan la ingenuidad, la falta de tacto y un amor por la rutina como detonantes del humor. Así como diálogos directos (sin risas grabadas, como en otras épocas) y con el chiste que busca ser descubierto entre frases ingeniosas.
Por ejemplo, Brooklyn Nine-Nine es una serie policíaca que parece alimentarse más del clima laboral que de la lucha cotidiana contra el crimen, gracias al conflicto generacional de su protagonista, Jake Peralta (Andy Samberg), con su jefe.

Mientras que Unbreakable Kimmy Schmidt se centra en una mujer que después de ser rescatada de una secta suicida decide volver al mundo real. Kimmy parece una niña descubriendo gente extraña y lo que todo el mundo odia, durante esa experiencia.

Como dijo el crítico James Poniewozik en la revista Time: “Lo que la sostiene (a la serie) es cómo se aplica el concepto de la invulnerabilidad, más allá de Kimmy. Cada personaje es un superviviente”.

Por su parte, Silicon Valley y Community abordan los grupos de marginados que encuentran en sus extraños rasgos de personalidad lo que los redime. En la primera, mediante la vida de programadores de sistemas que no buscan adaptarse al mundo que los rechaza, sino afianzarse en su universo de inteligencia y tecnología informática.

A su vez, Community tiene como estrella a un abogado que no puede escapar de la convivencia nociva de un grupo de inadaptados que se encuentran en una universidad comunitaria, instituciones criticadas a veces en EE. UU. por su fama de ser menos exigentes y poco selectivas a la hora de recibir a sus alumnos.

“Son series con narrativas no tan elaboradas y que van por la espontaneidad para tocar el alma colectiva. Están, de alguna manera, influenciadas por lo que ahora se ve en internet”, dice el analista de medios Mario Morales.

Para él, eso puede estar dando paso a un momento de experimentación en la TV que adopta un poco de la frescura o el riesgo que mueve a la web.

“Hay comedia de una manera sencilla, pero no elemental, ya que está impregnada de conflictos y dificultades que se cuentan a través de situaciones cercanas, como la amistad o el amor (...). Es como un neorrealismo en la pantalla chica, en el que lo divertido es mostrarnos de otra manera”, agrega.

Y parece que la apuesta funciona, ya que The Last Man on Earth ha tenido un promedio de más de cinco millones de televidentes en Estados Unidos. Mientras tanto, Brooklyn Nine-Nine sigue cosechando buenas reseñas de los críticos.

Así como la buena química de la actriz Elle Kamper, protagonista de Unbreakable Kimmy Schmidt, con las locuras de la artífice de la serie, Tina Fey (30 Rock).

Finalmente, Silicon Valley funciona en audiencia y es diferente en el terreno de la comedia de HBO. Community, que sobrevivió a la condena de la cancelación, ahora se puede disfrutar en el servicio de streaming de Yahoo.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.