El universo de Ariana

El universo de Ariana

Ariana Miyamoto decidió participar en Miss Japón para detener las vejaciones a personas como ella.

notitle
14 de junio 2015 , 09:00 p.m.

Si hay algo que identifica a los asiáticos frente al resto del mundo son sus ojos rasgados. O, mejor, sus párpados, que cubren más los ojos con el ánimo biológico de protegerlos del viento y la luz solar, algo que fue asunto de vida o muerte para sus antepasados.

Los ojos de todo el mundo son, en últimas, redondos, pero es la forma de los párpados lo que determina esa extrañeza en la mirada del japonés, el coreano, el chino, el asiático; un elemento esencial que los identifica.

Si un oriental necesitara esconder su identidad, tendría seguro que camuflar la evidente condición de esos párpados singulares. “Occidentalizarlos” de algún modo, lo que algunos trastornados llegan a hacer con maquillaje o cirugía.

Un pequeño porcentaje de japoneses son hafu, como llaman en el país del sol naciente a los mestizos, hijos de japoneses con extranjeros, que crecieron incómodos y dolidos, objetos del matoneo de compañeros de escuela u oficina, observados como animales raros, criticados y temidos, por no lucir como ellos.

El espacio donde mejor se sienten hoy estos mestizos japoneses de piernas largas y ojos grandes resulta el del entretenimiento, donde reinan el modelaje y los productos de belleza; vivencia y ficción, garantía de identidad, encuentro de lo japonés con lo global. Mundo de reinas y de actores.

A ese universo pertenece Miss Japón, Ariana Miyamoto, aunque también a los Estados Unidos porque es afroamericana como su padre, Bryant Stanfield, quien prestó servicio en la base naval de Nagasaki, donde Harry Truman lanzó, hace varias décadas, una segunda bomba nuclear para rendir a Japón y poner fin a la guerra.
Los padres de Ariana se conocieron y enamoraron en Nagasaki, donde ella nació, y se separaron cuando ella aún era una niña. Hace poco más de un mes, a sus 21, Ariana resultó elegida la mujer más linda del Japón.

Por su belleza bien podría ser Miss Universo y, por su apariencia, representar a Estados Unidos, Filipinas o cualquier país del Caribe. Ariana es una hafu típica. “Parece una mosca”, habría dicho un comentarista japonés por televisión. Ella no se inmutó. De pequeña resistió el matoneo de compañeros de escuela que se negaban a tocarla para que no les manchara la piel o que temían que su color enturbiase el cristalino azul de la piscina.

Ariana le reclamaba a su madre: ¿por qué me hiciste diferente? Pero lo extraño en su genética japonesa pertenecía era a su papá, marinero negro norteamericano. Por eso, a los 13, se fue a vivir con él un par de años a Jacksonville (Arkansas). Cuando comprobó que su padre y sus medio hermanos se parecían a ella, Ariana dijo haberse sentido “normal” por primera vez.

Aunque pronto afrontaría dificultades en Arkansas. No dominaba el inglés, y blancos y negros de allí la trataban como extranjera. Su mayor nostalgia fue la comida, la del Japón, adonde regresó. “En Japón nací y crecí. A ese país pertenezco”.

Fue entonces bartender medio tiempo y se inició en el modelaje. No había querido entrar al concurso de belleza porque temía el rechazo de sus coterráneos más homogéneos, pero el suicidio de un buen amigo, motivado por la discriminación, la decidió: “Él sentía que los japoneses no lo aceptaban y eso lo llevó a no aceptarse tampoco”.

Ariana decidió participar en el certamen de belleza para cambiar las percepciones y detener las vejaciones a personas como ella y como su amigo, en un país cargado de discriminación. Apenas hace unos días, una corte de Kioto amparó a quienes se negaron a arrendar sus apartamentos a extranjeros o a japoneses hafu como Ariana. Esta Ariana Miyamoto que, sin duda, ya planteó al mundo su universo. 

Heriberto Fiorillo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.