Empleos del futuro serán más temporales y muy especializados

Empleos del futuro serán más temporales y muy especializados

Construcción en general, industria y comercio e infraestructura crecerían en oferta laboral.

notitle
14 de junio 2015 , 07:59 p.m.

Un reciente informe del centro de estudios Fedesarrollo y Acrip sobre mercado laboral indica que los empleos en los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) han sufrido cambios en los últimos años y se han convertido en menos seguros.

Menciona además que ciertas habilidades de los trabajadores se han vuelto obsoletas y que las labores agrícolas e industriales también se han reducido de manera importante, mientras que cobran mayor fuerza las relacionadas con el comercio y las de servicios. (Lea también: Comercio jugó papel clave en el crecimiento de la economía en Colombia)

Dentro del análisis ‘Tendencias de largo plazo en el empleo colombiano’ se explica que esos comportamientos pueden ser consecuencia del fuerte impacto que ha traído la evolución de la tecnología y por lo que ellos denominan ‘computarización’ (automatización de trabajo por medio de un equipo controlado por computador), lo que será un factor determinante para el empleo en los próximos años.

Para Carlos Schmidt-Mumm Junguito, presidente de Acrip Bogotá, en el caso de la industria el desarrollo de la tecnología hace que algunas labores se vayan automatizando, lo que es cada vez más común, y que para temas manuales las compañías prefieren invertir en una máquina que se paga en uno o dos años y así reducir otros costos.

En el informe, Fedesarrollo y Acrip contemplan la pérdida de los trabajos mecanizados, es decir, aquellos que se pueden ir reemplazando con tecnología, una situación que describen como un fenómeno inherente de los países en desarrollo. (Lea: Aeropuertos regionales de Colombia acumulan 30 años de rezago)

Así, se espera que nuestro país continúe produciendo empleos cada vez menos prolongados y que los trabajos considerados ‘mecánicos’ vayan desapareciendo, a favor de los componentes de tecnología e innovación. Al igual que en los países desarrollados, el cambio tecnológico implicará una demanda mayor por trabajadores calificados, en detrimento de aquellos con poca educación”, advierte.

Y aclara que antes de pensar en el llamado ‘desempleo tecnológico’, “lo cierto es que las ganancias en productividad y la reducción de costos tendrán un impacto positivo en el largo plazo sobre el total del empleo, de la mano de prácticas como la del teletrabajo, que trae consigo mayor flexibilidad laboral, así como ahorro en tiempo y costo de la movilidad”.

Es así como, para algunos, los avances tecnológicos pueden ser perjudiciales, pero para otros, como quienes trabajan en las áreas de servicio, son benéficos.

Las aplicaciones móviles y otras plataformas hacen que cada vez haya más oportunidades en esa clase de servicios”, señaló Schmidt-Mumm.

El que esto se dé de forma masiva también dependerá de si hay estímulos para que las compañías importen esa clase de maquinaria, lo que hoy en día requiere de grandes inversiones, aunque la tendencia a hacerlo está vigente.

El informe destaca entre los trabajos y profesiones con mayor riesgo de desaparición por los avances de la tecnología a los técnicos de biblioteca, contadores y auditores, vendedores al por menor, escritores técnicos, vendedores de propiedades inmobiliarias, mecanógrafos y maquinistas, en su orden. (Además: Los once proyectos que se pagarán con regalías)

Trabajos eternos

En cuanto a esos trabajos del futuro, Schmidt-Mumm explicó que en Estados Unidos ya está muy desarrollado el free-lance, mientras que en Colombia apenas comienza y es la tendencia de generaciones como la Y.

“En Estados Unidos, el número de free-lancers llega a 53 millones de personas, que ya cuentan con una asociación. Son jóvenes que por temas de flexibilidad y de balance vida-trabajo buscan esos nichos, al igual mucha gente con retos importantes de seguridad social”, comentó.

El análisis habla además sobre la tendencia hacia la mayor movilidad de los empleos, entendida como que se están acabando los trabajos de antes que eran para toda la vida.

Ya las personas no buscan emplearse para acumular una antigüedad o beneficios por ella, sino que quieren más retos en un menor tiempo posible.

“Las nuevas generaciones están buscando situaciones y contenidos de trabajo con los cuales se sientan identificados y los mantengan retados. Las compañías hoy en día tienen programas para que los jóvenes puedan moverse de un lado a otro”, señaló el presidente de Acrip Bogotá.

Menor dinámica golpeará

Una de las alertas que arrojó la investigación de Fedesarrollo y Acrip es que, en los “próximos años, la economía colombiana exhibirá una marcada desaceleración, generando un menor dinamismo en la creación de empleo”.

Carlos Schmidt-Mumm, de Acrip Bogotá, dice que esa afirmación de la entidad se debe a que, en 2015, entre la tasa de cambio y el sector petrolero, que al final es un tema macro, sí se va a generar un impacto en el mercado laboral.

Pero hay sectores que tienen una dinámica que no se afecta con estas situaciones, y un ejemplo claro de esto es el de la construcción en general. Edificaciones, vivienda, industria y comercio e infraestructura crecerían mucho”, añadió.

En esa última rama está todo lo relacionado con las autopistas 4G, que, se estima, generarán un volumen importante de empleo sostenido. Según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), serían entre 200.000 y 400.000, la mitad directos y la otra mitad indirectos, no necesariamente informales.

Estos serían una realidad a partir de 2016 porque, pese a que ya existen las asignaciones, las obras civiles se demoran en comenzar.

El problema en la parte de vivienda es que ese trabajo en buena parte de los constructores del país es muy informal, por lo que vemos tasas de entre 45 y 50 por ciento”, afirmó Schmidt-Mumm.

La devaluación es otro aspecto que continuará impactando a los exportadores, que venían muy golpeados, mientras que el sector del petróleo, aunque ha reducido sus ganancias, no han tocado sus puestos de trabajo. Lo que han hecho es recortar gastos y mano de obra externa (contratistas).

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.