Cacahuete, la tortuga deformada por la basura

Cacahuete, la tortuga deformada por la basura

La tortuga es un caso entre otros miles causados en la fauna por la contaminación

notitle
12 de junio 2015 , 11:59 a.m.

Antes no se llamaba cacahuete. Por aquel entonces era una cría de jicotea elegante de Misuri, EE UU; un tipo de tortuga también conocido como galápago de Florida, y como buen animal semiacuático paseaba por la zona remansada de un río.

Sin embargo, algo estaba a punto de pasar. Un incidente que no tendría vuelta atrás y que la convertiría en una especie particular.

En su merodear habitual, se enredó en uno de esos plásticos que sirven para mantener seis latas juntas.

Quedó encajada en uno de los aros, sin poder librarse.

Los años pasaron y la tortuga creció.

Pero no de la forma habitual. Como si tuviera un corsé, su cuerpo tuvo que adaptarse al plástico.

Vulnerable ante depredadores

Para los nueve años tenía forma de reloj de arena, de maní o cacahuete con cáscara.

Las tortugas no son particularmente veloces, pero aquellas condiciones la hacían aún más vulnerable a los depredadores.

Por suerte, alguien la encontró en 1993 y la llevó al zoológico de San Luis, una ciudad portuaria construida a lo largo de la orilla oeste del río Misisipi.

Al verla, los veterinarios la bautizaron como Peanut (cacahuete o maní, en español) y le quitaron la faja de plástico.

Pero el daño ya estaba hecho. Cacahuete nunca volvería a tener la forma de una tortuga común.

Muchos de los desechos que se acumulan en las orillas de los ríos son letales para la fauna local.

Ante esto, la donaron al Departamento de Conservación de Misuri para que se hiciera cargo de ella.

"Si esto le hubiera ocurrido a una nutria, el animal probablemente habría muerto a causa de una infección", señala el departamento.

"Pero como Cacahuete tiene un caparazón que protege su cuerpo, pudo sobrevivir, aunque algunos de sus órganos no funcionan correctamente"; los pulmones, por ejemplo.

Hoy, a sus 30, la tortuga sigue viviendo en un acuario, lejos de las amenazas que encontraría en su hábitat natural.

Además, la nombraron imagen de la iniciativa No More Trash (No más basura), lanzada en conjunto por los departamentos de Conservación y de Transporte de Misuri para concienciar, educar y lograr un estado libre de desechos y que cuenta con miles de voluntarios.

Muchos animales no son capaces de distinguir entre comida y basura.

Lleva varios meses en marcha y además de campañas para limpiar ríos, han llevado a cabo concursos y sesiones informativas, siempre con el objetivo de concienciar a la población para que produzca menos desechos, recicle o los tire donde corresponde.

Plásticos, sedal y filtros de cigarro

Desde el Departamento de Conservación explican que, como el plástico de las latas, hay otros desechos que pueden ser perjudiciales para la fauna local.

"Si un objeto tiene huecos o aros no es difícil que un animal se meta en problemas", explica en su página web.

"Además, cuando queda atrapado entra en pánico, haciendo que las cosas empeoren", señala. "Los animales no tienen la misma destreza que los humanos, así que les cuesta desenredarse".

De acuerdo al departamento, los sedales también son peligrosos para varias especies acuáticas, ya que no se ven. "Los que se enredan en ellos no sobreviven: o mueren de hambre o son devorados por depredadores".

Asimismo, pedazos pequeños de plástico y filtros son una amenaza para la vida silvestre.

"Los animales normalmente no pueden distinguir entre basura y comida, así que se comen los desechos y se asfixian, o terminan con el estómago lleno de plástico y mueren de hambre".

Para que esto no ocurra, el departamento recomienda no tirar basura donde no corresponde, mantener las calles y los ríos limpios, y, en el caso de los plásticos de las latas, cortar los aros de forma que ningún animal pueda quedar atrapado en ellos.

Para que ninguna tortuga sea como Cacahuete.

EL NACIONAL (VENEZUELA) / GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.