Alerta en colegios de Sucre ante de venta de drogas en mecatos

Alerta en colegios de Sucre ante de venta de drogas en mecatos

Esta modalidad de comercializacion de sustancias psicoactivas fue descubierta por las autoridades.

12 de junio 2015 , 09:52 a.m.

Una nueva modalidad para la distribución de sustancias psicoactivas fue descubierta por autoridades policiales de Sincelejo. Se trata de la utilización de empaques de dulces, jugos de caja y papas fritas, para la comercialización de estupefacientes.

Al parecer, la distribución de las drogas se realizaba en los alrededores de los planteles educativos del barrio Camilo Torres de la capital sucreña, situación que quedó al descubierto tras la captura de una banda integrada por dos parejas, los cuales ya fueron procesados por el Juzgado Segundo Penal Municipal, quien dejó en libertad a las dos mujeres.

A los dos hombres, identificados como Cristian Oñate y Manuel Montes, les dictaron medida de aseguramiento y recibieron rebaja de pena de 64 a 32 meses de prisión, luego de un preacuerdo y la aceptación de los cargos por porte y tráfico de estupefacientes.

Una de las instituciones afectadas con esta modalidad es la Antonio Prieto, en la cual sus directivas comenzaron de inmediato a tomar acciones para contrarrestar la venta camuflada de drogas a los estudiantes.

“Ya estamos enterados de esto y empezamos a través de la tienda escolar a realizar un control directo y a impedir que ingresen alimentos empacados en bolsas de chitos, paletas, helados o cualquier otro tipo de empaques, traídos por particulares del exterior del plantel”, indicó Marcos Bertel Suárez, rector de la institución Antonio Prieto.

Prieto anunció que concertará con el consejo directivo de la institución para cerrar varios orificios que han hecho los jóvenes en las paredes del colegio que dan con los vecinos y donde puede ser posible que también se comercialice cualquier tipo de droga. "Para ello coordinaremos acciones con la Policía juvenil que siempre han estado prestos a respaldarnos en estos procesos”, agregó.

Una de las trabajadoras sociales que labora en uno de los planteles afectados con la distribución de sustancias psicoactivas indicó que la situación es preocupante.

“Preocupa, porque nosotros no tenemos injerencia fuera del plantel, debido a que los vendedores se ubican a la salida del colegio. La Policía debería también colaborar y estar más atenta y así los distribuidores se limitarían para llegar al plantel a vender drogas”, dijo la mujer.

Lo más grave de la situación es que esta modalidad ha logrado penetrar el interior de los colegios, no solo con esta, sino con otras estrategias.

“Conozco casos de varios jóvenes de este colegio que han sido descubiertos con cigarrillos y bazuco. Se le han encontrado muchas evidencias e incluso han sido suspendidos. Pero el problema no es que traigan la droga, sino que las autoridades competentes no han atacado el problema. No hay campañas contra la drogadicción entre los jóvenes. Por eso hago un llamado a quienes corresponda, para que se enfoquen más en la juventud”, dijo un estudiante que pidió reserva de su nombre.

Luz Victoria Martínez

Especial para EL TIEMPO

Sincelejo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.