Locura en Chile por la llegada de la Selección Colombia

Locura en Chile por la llegada de la Selección Colombia

El equipo arribó en la madrugada del viernes a Santiago.

notitle
12 de junio 2015 , 09:30 a.m.

La Selección Colombia por fin está en Santiago de Chile. Este viernes, en la madrugada, hacia la 1:30 a. m. y en medio de un frío inclemente, arribó el equipo a la ciudad, que estaba vestida de amarillo, azul y rojo. Fue un carnaval de aficionados colombianos, un río humano que puso de fiesta el aeropuerto y las calles de Santiago.

La multitud que se acercó al aeropuerto Arturo Merino Benítez para recibir al equipo llegó con sus banderas, sus pitos y los coros para la bienvenida. Sin embargo, allá no pudieron ver a los jugadores. Salieron por un lugar privado. Pero el bus que los transportó si quedó a la vista.

Comenzó entonces una caravana interminable que con su euforia y sus pitos despertó a la ciudad. Avanzaron en motos y carros hasta el hotel Intercontinental donde se aloja el equipo, y donde se vivió una apoteósica bienvenida. Fue emocionante. Mientras los jugadores descendían del bus, casi invisibles para los hinchas, que no los podían ver, bramó un grito en la ciudad. “¡Oh, gloria inmarcesible...!”, entonaron los colombianos el himno, con todo el fervor.

La gente estuvo allí, haciendo guardia, hasta bien entrada la madrugada. No les importó el frío. Seguían allí, gritando, esperando el momento de ver a un ídolo. “Hagan silencio, necesitan dormir”, pidió con clemencia un oficial.

Ya en la mañana, los guardianes de su selección seguían allí. Ya había un fuerte dispositivo de seguridad. Antes de la partida del bus, hacia el lugar de entrenamiento, los fieles pudieron ver a sus jugadores.

Falcao, el gran símbolo, fue hasta ellos, firmó autógrafos, mientras Cristian Zapata se tomó fotos. Por su parte, James, el más ovacionado, levantó la mano y les dijo que cuando volvieran del entrenamiento, compartiría unos minutos con ellos.

El arquero David Ospina y Carlos Valdés llegaron primero a San Carlos de Apoquindo, lugar de entrenamiento, para una rueda de prensa. Allí ya esperaba otro grupo numeroso de aficionados que hicieron maromas para poder entrar. Algunos lo lograron, pero no pudieron ver nada. La práctica fue privada.

Colombia cumplió con su primer entrenamiento en Santiago. Y aunque el frío arrecia, los acompaña un calor acogedor, el de esos fieles colombianos que no los abandonan.

PABLO ROMERO
Enviado especial de EL TIEMPO
Santiago de Chile
@PabloRomeroET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.