Change.org, la plataforma digital para el cambio social

Change.org, la plataforma digital para el cambio social

Se trata de una herramienta online para apoyar causas sociales y ambientales o hacer denuncias.

notitle
12 de junio 2015 , 06:28 a.m.

A finales de abril circuló por Facebook la imagen de un hombre que posaba junto a un jaguar que había cazado en el Chocó. Lo exhibía como si fuera un trofeo, y con el siguiente mensaje: “él puede ser muy bravo, pero yo soy más bravo que él, ja, ja, ja”. Los ambientalistas no se hicieron esperar y manifestaron su voz de rechazo. La bogotana Johanna Marcela Pérez Lucena, estudiante de Relaciones Internacionales, decidió unirse a la protesta por la defensa de los animales.

La presión ejercida a través de la página logró que Luis Gutiérrez se entregara a las autoridades y respondiera por caza ilegal de fauna. Archivo particular

Ella conocía una plataforma que movía diferentes campañas para defender y exigir a las entidades los resultados que los peticionarios exigían, y envió una solicitud a Change.org para pedirle a la Policía ambiental, a la Gobernación del Chocó, al Ministerio de Ambiente y a la Corporación Autónoma del Chocó que investigara el caso y diera con el responsable. Cientos de personas se sumaron a la causa. Se hizo presión a través de las redes, y en menos de una semana, con 7.010 firmas a través de Change.org, Pedro Luis Gutiérrez Ruiz se entregó a las autoridades para responder por este acto.

Sin embargo, esta no fue la primera campaña ambientalista iniciada por Johanna. El 8 de marzo, una riña entre conductores terminó con la muerte de ‘Príncipe’, la mascota de Marina Isaza, quien se enfrentó con el piloto de automóviles colombiano Juan Sebastián Toro, y en un hecho de intolerancia este sacó su pistola y mató al perro. A través de Change.org, Johanna inició una campaña para que el patrocinador le retirara el apoyo. El primer día superó las 20 mil firmas, y al tercer día 60 mil personas apoyaban la causa. Un día después, y con la presión de 61.888 firmas, la empresa patrocinadora (Distoyota) confirmó que no tenía ningún contrato con el piloto.

La muerte de un perro a manos de un deportista nacional provocó la movilización de indignados frente a este caso de maltrato animal. Archivo particular

La historia de Change.org nació en el 2006, cuando el estadounidense Ben Rattray, de 35 años, vio el rechazo, discriminación y burlas que su hermano menor tuvo que vivir al revelar que era homosexual, y ver la indiferencia de las personas frente al sufrimiento de este.

Desde ahí, Rattray decidió dedicarse a la lucha contra esas injusticias y creó un blog de denuncias sociales que tuvo gran acogida. Al año siguiente, con el apoyo de Mark Dimas, fundó Change.org, una plataforma de denuncia que hace posible que cualquier persona, en cualquier lugar, inicie y gane campañas a favor del cambio social. El denunciante, además, propone soluciones, y con el apoyo de firmantes se exigen resultados a las entidades responsables.

Change.org es un emprendimiento social, de uso libre y gratuito, que en la actualidad funciona en 196 países y cuenta con 95 millones de usuarios. A Colombia llegó en septiembre del 2013 y ya tiene registrados 750 mil usuarios, y se anota 87 victorias conseguidas. La página está abierta para todo aquel que necesite emprender cualquier campaña, excluido todo aquello que incite al odio, la difamación o la discriminación.

Por la justicia

“Cuando mataron a mi hermano, lo que más me afectaba era pensar que él iba a ser tan solo una víctima más de la inseguridad colombiana”. Zulma y su familia lo único que querían era justicia y que el asesinato de Freddy Leonel Avellaneda Escobar, que a sus 25 años encontró la muerte a manos de un ‘cabeza rapada’, no quedara impune.

Zulma, comunicadora social, que maneja la prensa de la Alcaldía de La Calera, había apoyado algunas campañas que Change.org le informaba a través de Facebook y Twitter, y pensó que esta era la posibilidad de recibir apoyo a su necesidad, al ver que se ejercía una fuerte presión social. Escribió la petición al equipo de Change.org, y con su asesoría inició una causa a través de la plataforma, dirigida a la Fiscalía General y a la Policía Nacional.

Consiguieron el apoyo de muchas personas indignadas, y en dos días, con 2 mil firmas, exigieron a la Fiscalía que diera resultados. Una semana después, el responsable fue capturado y judicializado. “Change.org sirvió como facilitador, hizo que la gente se solidarizara con una causa, que si bien no era propia, puede pasarle a cualquiera, movió los sentimientos de las personas y ejerció presión a las entidades encargadas”, afirmó Zulma.

Para iniciar una causa a través de Change.org, el interesado debe registrarse en la página www.change.org; luego debe escribir con detalle cuál es la necesidad, la petición en concreto, a quién o qué entidad dirige la causa y qué resultado busca. El equipo de Change.org se contacta con el peticionario y empieza a crear la campaña, conseguir las firmas, dirigirla a la entidad encargada y visualizarla a través de las redes sociales y correos.

Change.org ha sido certificada como B Corporation en Estados Unidos, título que se otorga a un nuevo tipo de empresas que generan beneficios para la sociedad.

En marzo de 2012, la plataforma fue reconocida como una de las empresas que tienen un alto impacto positivo para el mundo, al ser incluida en la lista “Best for the World”, elaborada por B Lab, y que evalúa el alcance de las empresas en varios ámbitos, desde el trato a sus empleados, clientes y proveedores, hasta su relación con el entorno social y el respeto por el medio ambiente. En abril de 2012, Ben Rattray, fundador y CEO, fue elegido una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista TIME.

“No se necesita tener contactos influyentes para conseguir resultados, porque Change.org funciona como un altavoz de la ciudadanía para generar el cambio. Nosotros asesoramos, guiamos, nos encargamos de publicar las campañas en todas las redes sociales y enviamos correos electrónicos, además le hacemos seguimiento a las causas hasta que se consigue el resultado”, dijo Mario Alvarado, un bogotano que estudió Relaciones Internacionales y quien es el coordinador de la plataforma para Colombia.

ADRIANA RODRÍGUEZ VEGA
EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.