Lance Armstrong teme quedar en la ruina si pierde el juicio por dopaje

Lance Armstrong teme quedar en la ruina si pierde el juicio por dopaje

El exciclista tendría que pagar 100 millones de dólares, dinero que él dice no tener.

notitle
10 de junio 2015 , 05:05 p.m.

Lance Armstrong, el ciclista estadounidense caído en desgracia, teme acabar en la ruina si pierde el juicio millonario en su contra por dopaje, que tendrá lugar este año en Estados Unidos.

En el último de sus muchos problemas legales, Armstrong afronta a finales de este año el juicio por la demanda de Floyd Landis, su excompañero de equipo en el US Postal, cuyo testimonio ayudó a exponer los delitos de dopaje de Armstrong y que ahora le reclama una compensación por daños y perjuicios.

Debido a que el equipo está patrocinado por la oficina de correos de Estados Unidos, el gobierno federal se ha unido a Landis en reclamar US$100 millones, un tercio de los cuales sería para Landis.

Armstrong, al que despojaron de sus 7 victorias en el Tour de Francia, admite que está preocupado. "Es un caso US$100 millones. Si perdiera, no nos volveríamos a sentar en esta mesa nunca más", dijo Armstrong a un pequeño grupo de periodistas en su casa en Aspen, Colorado.

"No estaríamos sentados en esta casa nunca más. No estaríamos sentados en ningún hogar. Yo no tengo US$100 millones". "Creo en nuestros argumentos, es todo lo que voy a decir", añadió, confesando sin embargo su temor a que el jurado no vea las cosas como él.

Pocos atletas -pocas personas- han sufrido una caída tan estrepitosa como la de Armstrong, que inspiró a millones de personas al vencer el cáncer y ganar siete veces una de las pruebas deportivas más difíciles del mundo, antes de caer por el uso de sustancias dopantes.

Perdón a los que se sintieron tontos

Armstrong admite que recibe ayuda psicológica para lidiar con la situación. "Es gracioso, porque la gente piensa, '¿eres débil o algo?', cuando nos ayudamos de entrenadores en todos los demás aspectos de la vida, ya sea en el ciclismo o en otro deporte, o en los negocios", dijo Armstrong.

Aunque el deportista de 43 años admite que fue "un auténtico cretino durante mucho tiempo", dice que no puede pedir disculpas por todo. "No voy a decir lo siento por ciertas cosas", dijo.

"Voy a pedir disculpas a esa persona que era creía en mí, que era un admirador, que me apoyó, me defendió, y terminó pareciendo tonto". "Estoy preocupado por Mary Jane en Ohio, Doug en Pennsylvania, o Liam en Birmingham o donde sea", insistió. "Mira", agregó, "si pudiera recorrer el mundo pidiendo perdón cara a cara, lo haría".

Armstrong dice que perdió US$75 millones en patrocinios e ingresos el día que confesó su dopaje hace tres años y que sigue en contacto con la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (Usada). Su presidente, Travis Tygart, ha ofrecido una reducción de la suspensión de por vida a cambio de una mayor cooperación.

Armstrong cree que el levantamiento de la suspensión es "muy poco probable", pero es que además dice que no tiene "nada nuevo" que ofrecer a Tygart.

Armstrong volverá a las obras de caridad el próximo mes completando dos o tres etapas de la ruta 2015 del Tour de Francia para la organización Curar la leucemia. Sigue lamentando el impacto que tuvieron sus revelaciones en Livestrong, la fundación benéfica que creó en 1997 y que posteriormente cortó sus lazos con él.

 "Estamos hablando de una organización que recolectaba US$50 millones al año ayudando a 500.000 personas. Asumamos que ahora recolectan US$25 millones. Sigue siendo mucho, pero ahora ayudan sólo a 250.000", lamentó.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.