Sistema Integrado de Transporte Público, en la mira por accidentes

Sistema Integrado de Transporte Público, en la mira por accidentes

Aunque cifras son inferiores a las del viejo sistema, expertos consideran que aún son altas.

notitle
09 de junio 2015 , 08:06 p.m.

Al menos 34 personas han resultado heridas en los últimos 11 días en accidentes que han sido provocados por buses del Sistema Integrado de Transporte público (SITP). La situación ha alarmado no solo a la ciudadanía, sino que también ha llamado la atención de varios concejales.

Uno de los choques se presentó el 28 de mayo entre dos de estos vehículos azules en una zona escolar de la localidad de Tunjuelito, en el cruce de dos calles de barrio. Catorce personas resultaron lesionadas porque, al parecer, uno de los conductores no respetó el pare.

Otro sucedió en la noche del 29 de mayo, cuando un bus zonal embistió a 9 vehículos en el puente de la calle 80 con avenida Boyacá. Hubo 10 heridos.

El de ayer martes, en el que 3 buses dejaron 10 heridos en Chapinero, entre ellos algunos peatones.

¿Qué sucede con el sistema que se supone mejoraría la calidad del servicio? ¿En realidad es igual o peor que antes?

Entre enero y abril de este año se han registrado 1.442 accidentes que involucran uno o varios de estos vehículos. Si ese comportamiento se mantuviera estable, la cifra de todo el 2015 se acercaría a los 4.900.

Según las cifras de la Secretaría de Movilidad, el 92 por ciento de estos accidentes fueron choques simples, mientras que en el 7 por ciento hubo algún lesionado y solo en el 1 por ciento se registró alguna muerte.

No obstante, durante todo el 2012, cuando el SITP aún no había sido implementado o estaba en su etapa inicial, los del transporte colectivo (busetas y colectivos viejos) sumaron 6.387.

Tal cifra representa un avance en casi 1.000 casos y, según Liliana Bohórquez, directora de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad, la diferencia puede ser incluso mayor si se considera que muchos de los buses antiguos abandonaban el lugar del accidente sin que este fuera registrado por las autoridades, mientras que todos los del SITP deben esperar la llegada de la Policía.

“Muchos de los accidentes quedaban en el subregistro y escapaban a los informes policiales”, confirmó la funcionaria.

El protocolo en caso de choque o de falla mecánica es estricto: los buses del SITP no deben moverse hasta que llegue la Policía para hacer el croquis; y la de Salud atiende a los lesionados, si los hay. También se toman las versiones de testigos y de los conductores para establecer las causas. Cuando todo termina, los vehículos deben moverse en una grúa. Esto implica más tiempo en vía y mayor notoriedad.

Sin embargo, para José Stalin Rojas, director de Logística y Movilidad de la Universidad Nacional, aunque las cifras sean más bajas, estas no son aceptables para transportes públicos como el SITP.

“No se puede permitir ni comparar unas con otras, porque el SITP se construyó para eliminar muchos de los defectos del antiguo transporte y ahora mismo este sistema se está concibiendo como un cambio de pintura de las busetas con los mismos conductores”, manifiestó.

Con él coincidió Darío Hidalgo, investigador en Transporte del Centro WRI para Ciudades Sostenibles, para quien se malogra el objetivo de “tener un sistema más seguro. La impresión es que aún hay mucho trabajo por hacer en términos de infraestructura, semaforización, entrenamiento de los conductores y de las condiciones de operación de los vehículos”.

De hecho, Hidalgo no descartó que, en parte, una de las razones para que la accidentalidad siga siendo alta consiste en que “una porción alta de la flota no es nueva, pueden tener fallas mecánicas por mantenimientos incorrectos o la ausencia de ellos antes de que se vincularan al SITP”.

¿Falta capacitación?

Diez personas quedaron heridas y varias cuadras sin electricidad tras el choque entre tres buses del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) en la calle 57 con carrera 13 (Chapinero), cuando apenas faltaban cinco minutos para las 8 a. m.

Según los testigos, aparentemente había una especie de competencia entre los conductores, aunque el comandante de la Policía de Tránsito de Bogotá, coronel Manuel Silva, no descarta que se haya tratado de un descuido de uno de los choferes, por exceso de velocidad o por no mantener la distancia adecuada entre vehículos.

Como producto del choque, cuatro personas fueron trasladadas a la clínica Marly, todos en estado delicado, según el reporte de la Secretaría de Salud. También llevaron seis a la clínica Palermo. Al parecer, algunos de ellos eran peatones. Tuvieron lesiones como trauma de tórax, cervical, ocular y facial.

El choque también derribó un poste de energía eléctrica de Codensa, lo que produjo una falla temporal de energía en cuadras aledañas al lugar del incidente.

El lío, según los tuiteros

@mefg3257: ¿qué pasa con estos conductores? No tienen respeto por el ciudadano. Deben educarlos antes de darles ese cargo.

@JaimesJK15: creo que la presión que tienen los conductores en cubrir la ruta en determinado tiempo, porque aumentan la velocidad y sus imprudencias.

@67alberts: yo no me explico por qué tanta friega con el SITP si con las rutas tradicionales había accidentes todos los días y peores por la guerra del centavo.

@sandro00304: el buen servicio del SITP duró las primeras semanas de su implementación, pero ya juntaron los vicios del viejo sistema.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.