Cuarta parte de los japoneses a los 30 años todavía son vírgenes

Cuarta parte de los japoneses a los 30 años todavía son vírgenes

Así lo revela una encuesta del Instituto Nacional de Población e Investigación de Seguridad Social.

notitle
09 de junio 2015 , 12:55 a.m.

Takashi Sakai es un hombre heterosexual de 41 años de edad, saludable, con un buen trabajo y una sonrisa encantadora, pero nunca ha tenido relaciones sexuales.

Como Sakai, un número creciente de hombres japoneses de mediana edad aún son vírgenes.

Sakai cuenta que nunca ha tenido algún tipo de relación con una mujer. "Nunca he tenido una novia. Nunca pasó", dijo. "No es que no me interesa. Admiro a las mujeres, pero simplemente no la he podido conseguir".

Una encuesta de 2010 por el Instituto Nacional de Población e Investigación de la Seguridad Social encontró que alrededor de una cuarta parte de los hombres japoneses en sus 30 años todavía son vírgenes, llegando incluso a acuñar un término específico, "yaramiso", para describirlos.

El experto Matchmaking Yoko Itamoto dice que muchos hombres han perdido su fuerza económica y con ello la confianza.

"En las últimas dos décadas, la situación para los hombres japoneses ha sido muy dura y competitiva", afirma Yoko Itamoto.

Un arquitecto de 49 años, que no quiso ser identificado, contó que solo dos veces en su vida ha sostenido una relación con una mujer.

Según estadísticas internacionales, citadas por el Instituto Nacional de Población e Investigación de la Seguridad Social, los japoneses tienen menos sexo que los otros países desarrollados.

En la encuesta de 2010 antes citada, el 68 por ciento de los jóvenes en Japón entre 18 y 19 años de edad dijeron que eran vírgenes. Un estudio llevado a cabo ese año en Europa por el fabricante de preservativos Durex encontró que las tasas de virginidad entre los 15 y 20 años de edad fueron mucho menores.

Por ejemplo, menos del 20 por ciento de los jóvenes alemanes no había tenido relaciones sexuales al llegar a los 20. Mientras que para el mismo rango de edad, la cifra en Turquía fue de sólo el 37 por ciento.

Shingo Sakatsume dice que Japón es un país donde las imágenes de sexo están en todas partes ─en la televisión, en los cómics y en muchas calles de la ciudad─, pero las conversaciones al respecto son pocas y distantes entre sí.

"En el Japón de hoy, no tenemos lugar para aprender sobre el sexo o cómo formar una relación romántica", dijo.

Sakatsume dirige el grupo sin fines de lucro "Manos Blancas", que ayuda a las personas con discapacidad a encontrar en gran medida una salida para sus necesidades sexuales, basada en el credo: "La madurez sexual significa madurez social".

"Las personas que no son sexualmente maduros son, en su mayoria, tímidos socialmente", afirma.

A los 41 años, Sakai se inscribió en clases de dibujo donde esboza mujeres desnudas como parte de un plan para ayudar a los participantes a entender el cuerpo femenino.

"La primera vez que hice esto, en otoño del año pasado, estaba muy sorprendido. Sus cuerpos son increíblemente hermosos. No hay necesidad de ser tan pesimista. Después de todo, ser virgen no es fatal", dijo.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.