Hospital Federico Lleras de Ibagué quiere salir a flote

Hospital Federico Lleras de Ibagué quiere salir a flote

El centro asistencial, intervenido en septiembre del año pasado por la Superintendencia de Salud.

notitle
07 de junio 2015 , 11:19 p.m.

Las deficiencias en la unidad de cuidados intensivos por la escasez de camas, anomalías en el suministro de insumos, como guantes, jeringas y medicamentos que se agotan, así como falta de especialistas en oncología y hasta hacinamiento de pacientes en la unidad de urgencias son algunos de los problemas que más se sienten en el hospital Federico Lleras, de Ibagué.

El centro asistencial, intervenido en septiembre del año pasado por la Superintendencia de Salud, tiene pendiente recuperar una cartera que asciende a los 50.000 millones de pesos y, en medio de los esfuerzos por sacarlo a flote en los últimos meses, aún hay varios servicios del centro asistencial más importante del Tolima que requieren optimizarse en medio de la crisis. (Lea también: Trabajadores del Hospital Federico Lleras se toman Catedral de Ibagué)

“Muchos se quedan esperando una cama de cuidados intensivos pues solo tenemos 23 para adultos y 25 de neonatos”, afirmó Alfredo Julio Bernal, gerente interventor de este centro asistencial, de tercer y cuarto nivel, que atiende a casi un millón y medio de usuarios del Tolima y que, incluso, recibe pacientes de otros cuatro departamentos: Caquetá, Putumayo, Huila y Cundinamarca.

“Tenemos déficit de camas para la UCI”, agregó Bernal, que, para ponerle fin a ese problema, adelanta gestiones con el fin de incluir 50 camas adicionales.

El objetivo es tener 104 camas, una cifra ideal para un hospital de esta categoría”, señaló el gerente.

En los servicios de urgencias las cosas también son complicadas. Los pacientes permanecen apretujados en rincones o pasillos. (Lea también: Minsalud denunció corrupción en el Hospital Federico Lleras de Ibagué)

Juan Tunjasipa, de 70 años, esperó 6 horas en busca de atención y afirmó que “me botaron en este pasillo donde una enfermera me dijo que me armara de paciencia y esperara”.

El gerente del hospital no oculta las dificultades de la unidad de urgencias, una sala estrecha que solo cuenta con 48 camas, 4 médicos, 4 enfermeras y 11 auxiliares.

“A diario tenemos una ocupación del 120 por ciento, muy por encima de la capacidad”, asegura el gerente, quien considera que, para un departamento como Tolima, es mucha la demanda de pacientes y escasa la oferta de centros de atención.

La sobreocupación de urgencias también se da por la escasez de camas de hospitalización, toda vez que el hospital solo tiene 220.

En el área de oncología los pacientes también viven su calvario por causa de las colas que deben hacer para separar una cita y la escasez de médicos que hay en esta especialidad.

Actualmente, por ejemplo, solo se cuenta con una oncóloga pediatra. “Vine por una cita para oncología para mi nieto, y me la asignaron para el 31 de julio”, dijo Argenis Ramírez, una de las usuarias.

Nelcy Gómez, presidenta del sindicato de trabajadores hospitalarios, denunció que “a veces no hay guantes ni jeringas”, y dijo que los insumos y medicamentos agotados solo son asignados 48 horas después de haber sido solicitados. También habló de la ausencia de terapistas respiratorios en las áreas de hospitalización y señaló que hay enfermeras que deben responder por hasta 10 pacientes en sus jornadas.

Yesid Sánchez, médico coordinador de los servicios de Gineco obstetricia, afirma que en el hospital faltan oncólogos clínicos, cirujanos de cabeza y cuello, de tejidos blandos, gastroquirúrgicos y mastólogos, pero aclaró que “las cosas eran peor antes. La corrupción golpeó muy fuerte las finanzas del hospital y sacarlo a flote es un trabajo duro y de largo plazo”, afirmó el médico. (Lea también: Supersalud interviene el Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué)

Sobre los oncólogos, el gerente interventor respondió que no es fácil traerlos porque el país tiene 240 y se necesitan más de 1.000 para cubrir el déficit nacional. Y sobre la falta de insumos añadió que “tenemos deficiencias en algunos momentos”, pero precisó que todo se debe a la alta demanda del servicio que desborda los consumos de medicamentos.

FABIO ARENAS JAIMES
Corresponsal de EL TIEMPO
Ibagué.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.