¡Yo sabía!

¡Yo sabía!

Que el equipo de un hincha sea campeón es una de las sensaciones más parecidas a tocar el éxtasis.

notitle
07 de junio 2015 , 09:52 p.m.

Yo sabía que el Deportivo Cali sería el campeón del primer semestre de este año. Yo sabía. Nada me hacía dudar de ver, de aquí adelante, 9 estrellas en el escudo verde más lindo que existe.

Claro que yo no era el único que sabía todo lo anterior. El técnico ‘Pecoso’ Castro –supongo yo– intuía o por lo menos quería otra estrella para el Cali y la segunda que él le da a mi equipo. Gracias, profe.

Pero también gracias infinitas a los muchachos del Cali, qué campaña más valiente, honesta, pero sobre todo, llena de trabajo. La frase más común entre los hinchas verdes por estos días era “qué pelaos para correr... qué pelaos tan buenos...”

Esta semana, después de ganarle 1-0 al ‘poderoso’ DIM –que no lo vi tan poderoso–, descubrí que los hinchas tenemos un corazón inmenso y que por lo tanto, no moriremos de infarto, pero sí somos cobardes.

Lo somos porque queremos que el partido dure poco cuando vamos ganando o que se alargue hasta los límites del infinito cuando la cosa no pinta bien. Eso, queridos lectores, se llama cobardía. Así lo debe definir el diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Que el equipo de un hincha sea el campeón es una de las sensaciones más parecidas a tocar el éxtasis y subir al cielo. Claro que lo bueno es volver a bajar para seguir la celebración. Los miles de hinchas del Cali todavía celebramos esta estrella.

Hace 10 años tuvimos una experiencia similar. Llegaba la octava. El universo verde se amplía poco a poco. Cómo quisiéramos que esa constelación se apareciera cada 6 meses. Si las cosas fueran así, los verdes hinchas del Cali seríamos los mejores astrónomos del mundo.

Estamos felices, pero no podemos negar que sufrimos bastante. Ganarle al rojo de Medellín no era tarea fácil. Lo que más me preocupaba era que su técnico, el querido Leonel, nos conoce muy bien.

Y eso es como entrenar en la calle y que el técnico tenga un micrófono para dar instrucciones y que todo el mundo oiga. Eso no tiene gracia. Pero el DIM hizo su tarea. Y la hizo bien.

Este Cali es ganador por sus hinchas, por su técnico, por sus directivos y socios, pero básicamente por la juventud y las ganas de ser campeones que esos muchachos tienen. Y si a eso se suma la veteranía de los expertos, el resultado es una bomba perfecta. Que no pierde.

Ustedes dirán que no soy imparcial en lo que voy a decir, pero el Deportivo Cali era el más opcionado, el mejor.

Repito, no es un comentario que va por la mitad de la calle. Está ladeado, lo sé. Pero eso le pasa a quien escribe con el corazón y no usa los dedos.

Yo sé que un hincha del Medellín hubiera escrito algo parecido. Y está en todo su derecho, aunque violemos las más elementales reglas del periodismo.

Para nadie es un secreto que los colombianos tenemos un gen que nos hace creer que somos técnicos de nuestro equipo o, en el peor de los casos, técnicos de la Selección Nacional.

Movemos la nómina como si los jugadores fueran de caucho. Elevamos al cielo a los jugadores y los bajamos a la velocidad de la luz al infierno. Todo en segundos. Es lo más parecido de pasar del amor al odio, pero más rápido en el campo de juego.

Lo hago en cada partido. Si el ‘Pecoso’ me viera u oyera, me contrata. Subo a Andrés Pérez, lo bajo, lo saco del campo. Le digo a Preciado que por qué no la metió, que no era sino patear, regaño a Nasuti porque cometió una falta que derivo en penalti en contra nuestra. Lo último que hice fue reclamarle a Murillo por su lesión.

En fin... muchachos, discúlpenme, pero entiéndannos a los hinchas. Los admiramos, queremos y solo les deseamos lo mejor, como ustedes, que nos entregan lo mejor cada 90 minutos.

Gracias a todo el equipo. Gracias muchachos. Mil gracias.

De ustedes depende la alegría de miles de colombianos y que a mí me vuelvan a invitar a escribir en EL TIEMPO.

Juan Eduardo Jaramillo*
Para EL TIEMPO
*Presentador Noticias RCN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.