En San Lorenzo, el café se produce en compañía

En San Lorenzo, el café se produce en compañía

Personas en Nariño han decidido apostar por la asociatividad a la hora de producir.

notitle
07 de junio 2015 , 06:19 p.m.

Nariño, pese a su marcado minifundio, impone un Sistema de Asociatividad Microempresarial Rural (Samer) que tiende a convertirse en modelo para Colombia.

Lo integran 120 microempresas y ocho redes organizacionales de 34 de los 64 municipios del departamento. Esta propuesta implicó adelantar, primero, un proceso de formación técnica, organizativa, empresarial y humanística que involucró a la población vulnerable. Lo que se busca es mejorar sus condiciones de vida.

Los primeros en apostarle a esta estrategia de asociatividad son víctimas del conflicto armado, reinsertados, campesinos, indígenas, madres cabeza de familia y los jóvenes.

El municipio de San Lorenzo, al norte de Nariño, se ha convertido en un territorio de aprendizaje. Ahí están dedicados a producir café especial, cuyos campesinos y campesinas nunca se imaginaron que el grano que cultivaban llegaría a los exigentes mercados de Estados Unidos y Europa.

Producen el Café Nuragro, una de las 120 microempresas asociativas rurales que hace parte de una de las redes de la estrategia Samer.

Jesús Viveros, líder promotor de la comercialización del producto, cuenta, con gran orgullo, que se acaba de firmar un convenio con el Sena para comercializar el café en otras naciones a través de la firma Vanexport.

En el 2014 despacharon el primer envío al exterior, eran 3.400 kilos y en este 2015 aspiran a duplicar esa cantidad. La meta trazada a cinco años es exportar 7.000 kilos de café de alta calidad.

“Nuragro puede estar produciendo alrededor de 70.000 kilos anuales durante la cosecha principal que sale entre abril y junio y la traviesa de octubre a diciembre”, dice Viveros.

La calidad del producto la asocian al suelo, el medio ambiente y el clima.

“El café de San Lorenzo es muy apetecido, nos lo confirman todos los consumidores”, dice Viveros.
Las fincas cafeteras se concentran en el corregimiento de El Carmen, son 24 campesinos, cada una tiene en promedio dos hectáreas.

“Uno de nuestros éxitos ha sido el acompañamiento del Sena, la Alcaldía, la Fundación Suyusama y la Cooperativa de Caficultores, con ellos hemos ido de la mano conquistando espacios”, dice Viveros.

“Se han presentado dificultades, como en todo proceso, la mayor fue cuando llegaron personas que en vez de unir desunieron, esa era una gran debilidad para nosotros. Sin embargo, vencieron esos obstáculos y ahora la meta que se han impuesto los campesinos que producen el grano es llegar a ser productores y exportadores, sin intermediarios”, dice Abel Gómez, socio fundador de Café Nuragro.

Una de las estrategias para posicionar el producto es montar una tienda en Pasto.

El coordinador de los programas del Centro Internacional de Producción Limpia del Sena en Nariño, Luis Carlos Zambrano, recuerda que desde el año 2010 comenzó a diseñarse esta experiencia con campesinos y agricultores, quienes generaron ideas de negocios cristalizadas a través de microempresas asociativas rurales que luego se constituirían en ocho redes organizacionales.

Estas redes están enfocados a la producción de café especial, proteína natural integral, caña y panela pulverizada, subproductos del fique, sábila e higuerilla, cacao y chocolate y agricultura controlada. También se conformó la red de la moda, prenda y accesorios, de la que hacen parte 14 microempresas.

Para la directora regional del Sena, Sara Ángela Arturo, la principal fortaleza en este proceso es la capacitación con herramientas técnicas que, complementadas con alianzas, han logrado impactar las comunidades rurales para construir tejido social, confianza y apego al campo.

Este modelo será replicado en 100 municipios del país en extrema pobreza y en el postconflicto.

“A veces se tiene la falsa creencia de que la población vulnerable es incapaz, pero eso no es cierto, al contrario, requiere de un acompañamiento y de un apoyo para aplicar un modelo de autogestión”, dice Jaime Eduardo Pérez, coordinador del proyecto Capacidades Empresariales Rurales del ministerio de Agricultura, quien viajó hasta San Lorenzo para conocer la experiencia, junto a promotores de la iniciativa en la Costa Caribe, Antioquia, Tolima, Valle y los Llanos Orientales.

Mauricio de la Rosa

Para EL TIEMPO

San Lorenzo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.