'Dios me salvó de esta encrucijada': Jorge Oñate

'Dios me salvó de esta encrucijada': Jorge Oñate

El Jilguero de América canta alabanzas desde un púlpito mientras se le investiga por homicidio.

notitle
06 de junio 2015 , 09:03 p.m.

Tengo un Dios que todo lo puede y me da todo lo que le pida”. Ese es el coro que entona Jorge Oñate, mientras mantiene su vista y sus manos levantadas al cielo, sin poder contener las lágrimas.

Esta vez, el escenario no es una de esas tarimas en la que se ha alzado con aplausos a sus 47 años de vida artística, en las que ha sido merecedor de un Grammy Latino, dos Congos de Oro y 30 discos de oro. Es el púlpito de una iglesia evangélica de Valledupar, el Centro Bíblico Internacional.

La imagen fue captada en video hace algunas semanas por uno de los asistentes a una ceremonia que realizó el reconocido acordeonero Jesualdo Bolaños, ‘Bolañito’, ahora pastor y predicador cristiano.

Ese día Oñate se preparaba para recibir la ‘profecía’, su bautismo a una nueva vida como predicador y cantante de alabanzas. “Hemos estado orando días y noches para que el ‘Jilguero de América’ (como es conocido Oñate) se convierta en el Jilguero del cielo”, expresó ‘Bolañito’ ante la congregación, que responde repitiendo: ¡Amén!

El pastor de la congregación, Gonzalo Meneses, llamó a Oñate y a su esposa Nancy Zuleta al altar para sellar su cambio de vida.

– “Jorge, Nancy y toda su familia: estando allí sentado y viendo como abrías tu corazón para cantarle a Dios, que es una parte de la adoración, después viene el complemento de nuestro comportamiento, de nuestras acciones (...) Harás lo que hace Jesualdo Bolaños, iras por el mundo testificando de un Dios que todo lo puede”, dijo desde el púlpito el pastor Meneses.

Ahora, el ‘Jilguero del cielo’ ha entrado en un proceso de preparación. En un tiempo prudencial –le aseguró ‘Bolañito’ a EL TIEMPO–, “Jorge Oñate estará cantando y predicando en su condición de líder cristiano”.

El refugio en Dios ha sido, según sus allegados, la puerta elegida por el cantante, su esposa y uno de sus hijos, que en los dos últimos años han tenido que enfrentar una investigación por homicidio en la que se menciona el nombre del temido ‘Marquitos Figueroa’, el detenido capo y jefe de sicarios de La Guajira que hoy está preso en Brasil. Al ‘Jilguero de América’ lo señalan por el crimen de su primo Efraín Ovalle Oñate, exconcejal de La Paz, Cesar, asesinado el 25 de febrero de 2012.

La tesis que manejan las autoridades a lo largo de un expediente que supera las 400 páginas es que el asesinato habría obedecido a diferencias políticas, luego de que Ovalle decidiera no apoyar a Nancy Zuleta (esposa de Oñate) a la alcaldía de La Paz.

Además, la Fiscalía también lo acusa de haber participado en la compra de votos durante los comicios electorales de octubre de 2011, en procura de hacer elegir a su esposa como alcaldesa de su pueblo natal.

Oñate, en otros tiempos reconocido parrandero, empezó a alejarse de lo material. “Es que todos los seres humanos nos acordamos de Dios en momentos de crisis. Cuando el hombre está en crisis busca ayuda y el mejor apoyo en tiempos de tribulación es el del Todopoderoso”, manifestó Bolañito.

En un segundo video, que aparece también en la Web, Oñate agradece a los líderes que contribuyeron a su conversión.

– “Buscando y dirigiéndose a Dios, me sacaron de algo (...) El Señor conoce de mis cualidades y conoce de mi familia, de mis actitudes. Dios mío: desde aquí, desde mi hogar, estas palabras (son) para ti. Señor: tú me sacaste de esa encrucijada”, concluye Oñate, mientras agradece la visita de su amigo Bolaños, quien reside en los Estados Unidos.

Entre los planes a futuro de Jorge Oñate está grabar un nuevo CD al lado del rey vallenato Julián Rojas. Esta vez sus canciones, según lo ha dicho, serán alabanzas, cantos en agradecimiento a Dios.

Bolaños dice que el cantante está en un proceso al que deben someterse los que aspiran a ser líderes cristianos y que es un camino que no tiene tiempos determinados. “Dios sabrá en qué tiempo lanzará a Jorge Oñate como cantante cristiano”, afirma.

 

La investigación

Aunque el cantante vallenato Jorge Oñate fue escuchado en interrogatorio en septiembre del año pasado, aún la Fiscalía no toma decisiones de fondo sobre una posible imputación de cargos en su contra.

El año pasado incluso estuvo firmada una orden de captura con su nombre. Los encargados del proceso decidieron sin embargo una revisión que llevó a nuevas órdenes a la policía judicial para recolectar más evidencias.

El abogado Jaime Granados, quien representa a la familia de Efraín Ovalle, sostiene que en el proceso hay elementos de juicio que enredarían a Jorge Luis Oñate, el hijo del cantante y quien según testigos era cercano a Armando Gnecco, alias Mandarino, quien fue señalado partícipe en el homicidio. ‘Mandarino’ quedó libre en febrero pasado por una decisión de un juez de Valledupar.

La Fiscalía había advertido que existen versiones sobre supuesto pago de una millonaria suma de dinero para que Gnecco quedara en libertad.

Dos de los tres casos se trasladaron a Bogotá con el fin de evitar presiones y amenazas a testigos y fiscales en el Cesar.

A pesar de esas decisiones han sido asesinados tres testigos en el caso. El primero fue John Carlos Landero, alias Curumaní, miembro de la banda de ‘Marquitos’ Figueroa y quien apareció muerto en su lugar de reclusión en junio de 2013. (Lea: ¿Qué habría motivado el asesinato por el cual es señalado Jorge Oñate?)

El testigo había dicho a la Fiscalía que Jorge Luis Oñate Zuleta, hijo de Jorge Oñate, y otras dos personas lo habían contactado para asesinar a Ovalle.

En mayo de 2013 ya había sido asesinado Richard Salazar Utria otro de los testigos del caso.

Este diario conoció que hace unas semanas las autoridades hallaron el cuerpo de Fernando Rafael Arroyo, reportado como desaparecido desde hace dos años cuando fue citado a la Fiscalía a declarar. Fuentes oficiales señalaron que el cadáver acaba de ser encontrado en Barranquilla.

Por la muerte del exdiputado Efraín Ovalle Oñate, hay seis personas con medida de aseguramiento. La Fiscalía maneja tres procesos, uno contra los sicarios, otro contra los intermediarios y el último contra los determinadores.

El abogado Granados advirtió que si todos los procesos no se trasladan a Bogotá van a seguir matando y amedrentando a los testigos, porque “en Valledupar hay un manto de duda sobre la acción de las autoridades y no hay garantía de justicia para la víctima”.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.