El lado oscuro de Oneida Pinto, sucesora de 'Kiko' Gómez

El lado oscuro de Oneida Pinto, sucesora de 'Kiko' Gómez

Su exmarido, vinculado a un viejo crimen, armó la terna para reemplazar al polémico exgobernador.

notitle
06 de junio 2015 , 09:02 p.m.

A Jorge Eliécer Jiménez Aragón lo mataron, en septiembre del 2002, cuando estaba sentado en un kiosco de la plaza de mercado del recién creado municipio de Albania (La Guajira), su pueblo, al que aspiraba gobernar. El dictamen de Medicina Legal señala que Jiménez, exconcejal de Maicao, murió por cinco impactos de bala, tres de ellos se incrustaron en la parte izquierda de su cabeza y los otros, en uno de sus brazos. (Lea: Testigo en EE. UU. enloda al excónsul guajiro Bladimiro Cuello Daza)

Este es el crimen por el que tanto le preguntan a Oneida Pinto, la candidata a la gobernación de ese departamento, cuyo aval fracturó a la cúpula de Cambio Radical.

En las rancherías y en los campamentos de la mina de carbón del Cerrejón, vecina de Albania, guajiros comentan que Pablo Parra, el ‘Negro’, guardaespaldas, esposo y ahora ex de la candidata Oneida Pinto, tuvo que ver con ese caso.

La Fiscalía acaba de desempolvar el expediente, archivado por el fiscal Carlos José Daza, quien no mencionó a ningún sospechoso. Se trata del mismo fiscal que, poco después, fue condenado por dar libertad condicional a delincuentes, en otro caso.

En la época del crimen, tanto Oneida como Jiménez, primos de sangre, aspiraban a manejar el pueblo y las jugosas regalías de carbón, que en cinco años superan los 200.000 millones de pesos. Según registros estatales, a ese pueblo también le giran regalías por gas y por sal, que no se ven reflejadas en sus calles. (Lea: Así asesinaron a Juan Carlos Bonilla, sucesor de Marquitos Figueroa)

Las balas frustraron los planes de Jiménez pero no los de Oneida. Ella ha sido dos veces alcaldesa de Albania, primero en el 2004 y luego en el 2012.

En el último periodo, su esposo, Pablo Parra, fungió como gestor social del municipio. Y si bien se ocupaba del festival cultural y de los reinados, también metía la mano en temas complejos como el del orden público en la región, reservado solo para mandatarios.

La cumbre del ‘Negro’

EL TIEMPO encontró documentos que demuestran que Parra ocupaba el puesto de su esposa en consejos de seguridad.

Uno de ellos se realizó en marzo del 2012, después de que estalló un carro bomba en el departamento y de que volarán la línea férrea del Cerrejón.

En esa reunión, según el Diario del Norte, estuvieron Parra, el director del CTI, el director de Migración Colombia de La Guajira, el comandante del Grupo Matamoros del Ejército, el comandante del III Distrito de Policía de La Guajira, el comandante de la estación de Albania y secretarios de la alcaldía. (Lea: La 'perla' por la que condenan a juez que quiso liberar a 'Kiko' Gómez)

Para algunos era contradictorio que Parra tuviera acceso a información reservada sobre orden público, mientras en las calles lo vinculaban con organizaciones criminales”, aseguró un extrabajador del Cerrejón que se reunía con el ‘Negro’ para preparar asuntos con la comunidad.

Y el poder de Parra sigue intacto. El 12 de diciembre del 2013, cuando Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez salió de la gobernación, acusado de tener nexos con la mafia y de estar detrás de un triple homicidio, Parra fue el anfitrión de una reunión de 11 dirigentes locales de Cambio Radical para proponer la terna para elegir a su sucesor. Dos de los nombres concertados esa noche en la casa de Parra, ubicada en Riohacha, fueron acogidos por la dirigencia nacional de Cambio Radical.

De hecho, los candidatos de la cumbre del ‘Negro’, fueron llevados por los líderes de la colectividad ante el presidente Juan Manuel Santos. Y una de las postuladas, Sugeila Oñate, asumió la gobernación tras el fugaz mandato de Faihan Al-Fayes Chaljub, alto consejero presidencial para asuntos políticos.

El poder de esta pareja es tal que también se les atribuye haber puesto alcalde de Albania entre el 2007 y el 2011. El ungido fue Yan Keller Hernández Herazo, chofer de Oneida.

Los procesos

Hernández se libró hace poco, en segunda instancia, de una investigación que le siguió la Procuraduría, por la firma de un millonario contrato de tecnología. Pero aún lo persigue la fama de que fue un ‘segundón’ en la alcaldía, que compartía el despacho con su exjefa y seguía sus instrucciones, conducta que él niega.

Oneida Pinto ha procurado, en las últimas semanas, desmarcarse de su exchofer y de su exesposo, con el que, dicen, se separó para no inhabilitarlo es sus aspiraciones a ser alcalde de Albania.

Sin embargo, dirigentes locales, que pidieron la reserva de sus nombres, aseguran que la preocupación de Oneida es que termine afectada si prospera la revisión del expediente del crimen de su primo, con el que enlodan a su exesposo.

Además, la candidata de Cambio Radical tiene sus propios líos. La Fiscalía le tiene abierta una indagación preliminar, en la Unidad de delitos contra la administración pública, relacionada con sus actuaciones como alcaldesa de Albania, periodo 2004 y 2007.

Cuando EL TIEMPO se comunicó con la candidata para hablar de ese caso y de los nexos con su exesposo, mandó decir que respondería luego, pero nunca lo hizo. También sugirió que se llamara a su exmarido, quien tampoco contestó.

Por ahora, Cambio Radical, el partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras, respalda a Oneida para las elecciones de octubre. Así lo hizo saber el senador Arturo Char: “Es una mujer valiosa para La Guajira y ratificamos su candidatura y su aval, en contra de lo que ha dicho mucha gente, ella es una lideresa respetable que nada tiene que ver con ‘Kiko’ Gómez”.

‘La defensa de la ‘princesa negra’ ’
Dice que no tiene nexos ni con su ex ni con Francisco ‘Kiko’ Gómez

Oneida Pinto, conocida en su región como la ‘princesa negra’, ha dedicado parte de su agenda electoral a desmentir a quienes la califican como la heredera del investigado y polémico exgobernador ‘Kiko’ Gómez. Pero también ha insistido en desmarcarse de su exesposo, Pablo Parra. Dice que es falso que su separación sea ficticia, para que él pueda aspirar a la alcaldía de Albania. Y también niega ser la ficha de ‘Kiko’ para seguir con el poder en el departamento. Cambio Radical, por su parte, cree tener asegurado el triunfo con su ‘princesa’.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.