Kristin Amparo, la caleña que es estrella de la música en Suecia

Kristin Amparo, la caleña que es estrella de la música en Suecia

Fue adoptada por una pareja sueca a los 5 meses. Sorprendió con su voz en el Factor X de ese país.

notitle
05 de junio 2015 , 08:53 p.m.

Mi nombre es Kristin Amparo, soy de Colombia. Esas fueron las palabras, en sueco, de una de las participantes más ovacionadas del Factor X de Suecia del 2012 antes de su audición.

Lo dijo con ímpetu y orgullo, pero apenas unos años atrás había empezado a asimilar sus raíces, cuando decidió viajar a Colombia para encontrarse con su madre biológica, quien la dio en adopción a una pareja sueca a la edad de cinco meses.

Han pasado 32 años desde aquel día en que Kristin salió de Cali, su ciudad natal, rumbo a Suecia. Hoy es una reconocida cantante, con una larga y juiciosa carrera musical.

La mayoría de sus composiciones hablan de sus seres queridos, de la forma en que el tema de la adopción le revolvió la cabeza en la adolescencia, de heridas que sangran, pero también de cicatrices que ya no duelen.

Dice que su género musical puede considerarse como un ‘mix’ de soul, jazz y clásica. Pero que también hace punk. “Depende de donde esté y con los músicos que me encuentre”.

Por los días en que su voz empezaba a sonar y resonar, el periódico más prestigioso de Suecia dijo que ella era como tener a “Ella Fitzgerald y Amy Winehouse en una persona”.

Sus estudios musicales los comenzó desde muy pequeña en la Escuela de Música Adolf Fredrik y luego en el Royal College of Music, en Estocolmo. A los 18 años ya tenía ofertas de productoras musicales.

En el 2009, Kristin recibió la importante beca Alice Babs, y una parte de la mención decía: “Con carisma adorable y un fuerte sentido de la historia del jazz…”. Luego, en el 2012, se dio a conocer cuando participó en el Factor X; no ganó el concurso, pero fue suficiente para que millones de suecos la aclamaran.

Su carrera ha ido en ascenso. Estuvo de gira con Oscar Linnros y Daniel Adams-Ray. Fue parte del musical Femtastic y, recientemente, participó en una de las producciones del rapero Albin, con la canción Tu soldado, la cual alcanzó gran éxito. Además, se presentó en el Melodifestivalen 2015 con la canción I See You.

Aunque no hable español y desconozca casi todo de los colombianos, Kristin Amparo no puede negar su origen; primero, porque no pretende hacerlo, y segundo, porque sus llamativos rasgos latinos, su risa contagiosa y su carisma arrollador la delatan.

‘Encontré mis raíces’

Aun así, dice, cuando visita Colombia se siente muy sueca, y cuando está en Suecia se siente poco sueca. Es feliz, siempre lo ha sido.

“Tuve una niñez y una adolescencia grandiosa. Mi papá (adoptivo) murió de cáncer cuando yo tenía 11 años y eso fue complicado, pero he vivido hermosos momentos con mi familia sueca”.
Precisamente, después de aquel episodio vinieron para Kristin los cuestionamientos típicos de un adolescente, pero unidos a su condición de adoptada. “Me preguntaba: ¿por qué alguien me dejó?, ¿cuál es mi origen?, ¿para dónde voy?”.

Antes de viajar a Colombia para saber de su origen, en el 2007, cuando tenía 24 años, sabía poco de su familia colombiana. Guardaba una fotografía que su madre adoptiva le había dado a los seis años, en la que aparece su madre biológica y su hermano. Por detrás de la foto se lee: “Amparo, te amo para siempre: Zoraida”.

También tenía una serie de cartas que durante 14 años su madre biológica, Zoraida, le había hecho llegar, luego de haberla identificado en una foto publicada en la prensa colombiana en la que la gerente del centro de adopción cargaba en sus piernas a Kristin en una de sus visitas a Suecia. “Esto es mejor que una novela”.

Kristin llegó a Colombia en compañía de su madre adoptiva. Estaba llena de expectativas, de preguntas que necesitaba responder para continuar.

“Zoraida se dirigió a mi mamá diciéndole: ‘Gracias por cuidar de mi hija’, a lo que ella le contesto: ‘Gracias a usted por dejarme cuidar de ella’.

“Ahora puedo dormir más tranquila, sé cuáles son mis raíces. Soy la misma de antes, pero más fuerte. Mi papá sueco se fue y al colombiano nunca lo conocí, pero ahora tengo dos hermosas madres”.

LISA FERNANDA GARCÍA
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.