Feliz día, campesino

Feliz día, campesino

Va un mensaje de gratitud, querido campesino y colega, por su ejemplo de tesón.

notitle
05 de junio 2015 , 07:07 p.m.

Este domingo debería ser el día más grande para Colombia, lleno de fiestas municipales, desfiles, homenajes, papayeras, regalos, voladores, izada de bandera, alocución presidencial. No es que se firme la paz. Eso se demora por lo menos un mes más. Es que el 7 de junio se “celebra” el Día del Campesino. Se cumplen, exactamente, 50 años desde que Guillermo León Valencia, mediante Decreto 135 de 1965, dejara sentado que el primer domingo de junio es para honrar al hombre el campo. Qué lindo.

Lo triste es que hoy casi nada hay para celebrar. Una misa, si acaso, por el campesino, pues a la misma fiesta poco a poco le han echado tierra. Antiguamente, al menos los alcaldes hacían rifas y daban carne a la llanera, con algún novillo donado por un campesino. O les daban un azadón, para que trabaje don Segundo, que para eso vino al mundo.

Hoy el Estado no sabe cuántos campesinos hay. No solo porque unos 6 millones han sido desplazados, sino porque, como el campo no produce, está quedando solo y el “productor agrícola”, como le dicen elegantemente, anda en las ciudades, muchos en el rebusque.

La juventud se sigue yendo. Vi a unos muchachos ensayando con naranjas malabares para venir a ganarse la vida en un semáforo. Les dije que ensayaran con los huevos, y casi me pegan. Se trabaja a pérdida, no hay la salubridad esperada. Hay roya y sigatoka negra, que le da al campesino en el plátano; hay chikunguña, dengue, paludismo, desnutrición y guerrilla.

A propósito, no se entiende cómo las Farc andan tumbando torres de energía, que es darles en la torre a los más humildes, al pueblo raso, rural y urbano, que pueden ser conocidos de los mismos “petardos” que ponen los petardos. ¿Cómo quieren que ese pueblo los quiera, que los apoye, si lo dejan en tinieblas, sin medios de producción?

El campo está mal. Por eso en esta columna propuse que si los jefes guerrilleros no quieren pagar algo de cárcel cumplan pena en una unidad agrícola familiar. Ellos, acostumbrados a ganar bien, a los dos años estarían pidiendo que los llevaran a la Gorgona. Ni que se les vaya a ocurrir aceptar vacas lecheras. Ahí no hay precios estables. Las grandes pasteurizadoras se los bajan cuando quieren. Los pantalones también, pero me refiero a los precios. Ellas, como las bellas Holstein, siempre están ‘enlechadas’. Inclusive les aconsejan a las vacas que entren en huelga de tetas caídas. Pero al tiempo importan leche en polvo, sin importarles que es echarle un polvo al productor nacional. Es el negocio socio. Pero los insumos suben y el campesino lleva del bulto. Y así en casi todos los renglones. El único que tiene el negocio de papaya es el intermediario.

Pero no lloremos sobre la leche derramada. Va un mensaje de gratitud, querido campesino y colega, por su ejemplo de tesón. Por enviar cada semana, casi como regalo, los frutos del campo y de su esfuerzo. Usted está en cada amanecer, en cada tinto, en cada comida y en la bendición al acostarnos. Usted, querido campesino de manos encallecidas y corazón noble, sostiene la despensa nacional. Lo justo es que sepamos agradecerle. Que el Estado le mejore las vías, que le quiten intermediarios. (Aunque un día dije que les quitaran las intermediaciones y un campesino se puso las manos como futbolista en barrera). Al menos que le diéramos la paz, porque los que pelean y mueren son campesinos.

Permita Dios, que fue campesino, que el año entrante les celebremos con incentivos y premios que les lleven progreso. Como decimos los del agro, que sobrevivimos de milagro: gracias por tantos ‘javores’, por ser tan ‘güenos’. Les deseo, de corazón, que el campo se vuelva rentable. ‘Zuiz... pum pum”, por ustedes.

Luis Noé Ochoa
luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.