Pieza clave de Sadam Husein murió sin pagar condena a pena capital

Pieza clave de Sadam Husein murió sin pagar condena a pena capital

Tareq Aziz fue la cara amable del régimen del depuesto y ejecutado presidente de Irak.

notitle
05 de junio 2015 , 09:49 a.m.

El exviceprimer ministro iraquí Tarek Aziz, fallecido este viernes en un hospital dependiente de la cárcel donde estaba recluido en Irak, representó la cara más amable y diplomática del régimen de Sadam Husein, del que fue el artífice de su política exterior.

Encarcelado desde su rendición a las tropas de EE. UU. en el 2003, días después de la caída de Sadam, Aziz fue un gran negociador y una de las piezas clave del gobierno de Sadam Husein durante más de veinte años. Viceprimer ministro entre 1979 y 2003 y nombrado jefe de la diplomacia iraquí en 1983, fue además secretario político del gobernante Partido Baaz y miembro del Consejo del Comando de la Revolución, integrado por diez personas de confianza de Sadam.

A sus 79 años, murió de un infarto en un hospital en la ciudad de Al Naseriya al que fue trasladado desde la cárcel, sin que al final se le aplicara la pena capital a la que fue condenado en 2010, una ejecución que rechazó el entonces presidente iraquí Yalal Talabani.

Aziz fue sentenciado a muerte por asesinato premeditado y crímenes contra la humanidad, al considerársele responsable de la persecución de militantes o dirigentes de partidos religiosos durante la década de los ochenta del pasado siglo.

Recibió además varias sentencias a penas de cárcel, la última y más elevada en noviembre de 2010, a 20 años por el asesinato de kurdos en los años ochenta.

Hasta la caída del régimen en 2003 y desde 1979, Aziz fue el ‘número dos’ de la administración civil, ya que Sadam Husein era presidente y también primer ministro.

Con frecuencia actuaba como jefe de Gobierno de facto en el extranjero, representando a su país en las cumbres, ya que Sadam no solía viajar al extranjero.

Cristiano

Aziz nació en una modesta familia cristiana de rito caldeo en un pueblo cercano a Mosul (norte de Irak), recibió el nombre de Mijail Yuhana y era el único miembro cristiano del gobierno de Sadam.

Diplomado en inglés por la Universidad de Bagdad, se interesó por la política desde su juventud, cuando se afilió al Partido Baaz (de ideología socialista-nacionalista panárabe), en el que compaginó la formación doctrinal con el entrenamiento militar.

Fue en el partido donde, a finales de los años cincuenta, conoció a Sadam, a quien permanecería vinculado ya de por vida. Tras trabajar como periodista en los órganos oficiales del Baaz y llegar a editor de su principal órgano de prensa, Al Zawra (La Revolución), Aziz fue nombrado ministro de Información en 1974, luego viceprimer ministro y canciller.

Como jefe de la diplomacia, se encargó de negociar el alto el fuego en la guerra contra Irán, bajo los auspicios de la ONU. La popularidad internacional le llegó cuando, con motivo de la invasión iraquí de Kuwait, el 2 de agosto de 1990, condujo las negociaciones que finalmente no evitaron la Guerra del Golfo (1991).

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.