Presidente Santos habilitará un tramo de la Vía al Llano

Presidente Santos habilitará un tramo de la Vía al Llano

La doble calzada, que va a Bogotá, tiene 5 túneles.

04 de junio 2015 , 07:30 p.m.

Tras la culminación de las obras de construcción de un tramo de 12,5 kilómetros del tercio de la doble calzada –con conectantes y retornos–, que está en obra y que incluyó la elaboración de cinco túneles y 11 puentes, la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes) pondrá en servicio hoy a los usuarios ese tramo intervenido.

Al acto de inauguración, que se llevará a cabo en el peaje de Naranjal, asistirán el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, la ministra de Transporte, Natalia Abello, y el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade.

El tramo que hoy se pondrá en operación está localizado en el tercio de carretera donde se hacen las obras de la doble calzada de la vía Villavicencio-Bogotá y que compromete los sectores de El Tablón-Chirajara, es decir Cáqueza y Guayabetal, (Cundinamarca).

Los 12,5 kms. están localizados en los sectores conocidos dentro del proyecto como 3 y 3A y que arranca en la quebrada Naranjal, pasa por Quebradablanca y termina en Quebrada Seca, antes de entrar a Guayabetal en el sentido Bogotá-Villavicencio.

Voceros de Coviandes señalaron que aunque en esos dos sectores hay contemplados 7 túneles y 13 puentes, solo se habilitarán 5 túneles y 11 puentes.

Pese a que los otros están terminados no se pondrán en operación porque conectan con otros túneles que conducen a otro sector con más túneles que están en ejecución.

Hernando Dávila, gerente de Coninvial, firma que adelanta las obras, dijo que el Tráfico Promedio Diario (TPD) de la vía ha venido aumentando constantemente, ya supera los 11.000 vehículos, y que la velocidad de operación ha disminuido bastante debido al aumento del tráfico, razón por la cual se hace urgente entregar las obras que se van terminando de la doble calzada para aliviar un poco ese defecto.

Los que estrenarán el nuevo tramo serán los usuarios que van en sentido Villavicencio-Bogotá y lo tomarán en la intersección Mesa Grande, donde habrá una señalización que lleva a los primeros túneles y a coger la calzada nueva hasta llegar al peaje Naranjal.

A punta de ingenio y audacia

Para Hernando Dávila, gerente de Coninvial, este tercio de la doble calzada de la vía que comunica a Bogotá con Villavicencio está concebido como una gran muestra de lo que es capaz la ingeniería colombiana para ayudarle al usuario a mejorar la movilidad y los tiempos de recorrido.

“El diseño de esta carretera es Premio Nacional de Ingeniería 2010 y eso significa que podemos mostrar la construcción de una carretera con buenas especificaciones en un terreno muy difícil y con esto no quiero decir que sea una tierra blanda o dura, sino que es una geografía con accesos difíciles y que estaba minada de derrumbes”, sostuvo.

Dávila explicó que desde el diseño mismo de este tercio de la doble calzada se concibió algo que es bueno, funcional y eficiente y que está puesto en un sitio bastante difícil.

“A la llegada a la obra sufrimos con los accesos para poder llegar a hacer los túneles y los puentes y nos tocó aplicar toda la ingeniería para empezar a desarrollar los trabajos y recordar que la palabra ingeniería viene de ingenio, razón por la cual tuvimos que ingeniárnolas para hacerlos”, dijo el ingeniero Dávila.

Recordó que siendo ingeniosos tuvieron que usar mulas para transportar el cemento necesario para algunos puentes y que en el puente 8, al que por cada extremo le llega un túnel, se tuvo que construir desde la calzada existente usando cables, poleas y mulas y que el concreto se bombeó por un tubo de PVC desde arriba, donde las distancias de recorrido del concreto llegaron a tener hasta 500 metros, lo que obligó a hacer un diseño de mezcla especial y adecuarlo en volumen y temperatura para poder mandarlos.

Las 'Vedette' de la vía

Lograr atravesar montañas y facilitar la movilidad entre estas uniéndolas a través de puentes es uno de los secretos de esta nueva obra, que tiene como alma y nervio a los túneles.

El mismo gerente de la firma que hace las obras, Enrique Dávila, lo dijo: “los túneles son las vedettes de este tramo”.
Y es cierto porque acaparan toda la atención y además ayudan a disminuir las pendientes y subir la velocidad promedio en el ascenso, que podría pasar de 30 a unos 60 kms. para los vehículos de carga.

Dávila anunció que este año se harán otras entregas y que es posible que la variante de Puente Quetame se pueda entregar y terminar para el primer trimestre del año entrante el túnel 6 A o Renacer, que tiene 4,3 kms de longitud.

“Con esto, antes de finalizar la primera mitad del 2016 tendríamos doble calzada desde antes de Puente Quetame hasta antes de Guayabetal, en el sentido Bogotá-Villavicencio”, dijo.

Explicó que de los túneles que hay en total en el proyecto, siete ya están terminados, tres en excavación, tres en acabados, uno sin iniciar y dos en obra.

VILLAVICENCIO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.