Cimarrón es el Llano contemporáneo que no olvida la llanura

Cimarrón es el Llano contemporáneo que no olvida la llanura

Este fin de semana se realiza 'Colombia al Parque', en el parque de los Novios, de Bogotá.

notitle
04 de junio 2015 , 06:25 p.m.

Disfrutar de la sabana abierta y ver los atardeceres. Ojalá verlos todos los días. Y también ver las aves volar. Eso es lo que más le gusta al maestro Carlos Rojas, director y arpista del grupo Cimarrón, de su tierra, el gran Llano.

Un llano que a través de su música y su poesía sigue siendo tradición, pero que propuestas como la de Cimarrón la han vuelto más universal, más sonora.

“Nuestra tradición está muy conectada a todos los elementos sociales del Llano como región: habla de sus hombres en su actividad ganadera, del entorno ecológico y del paisaje como algo siempre presente, porque se trata de una música y de una poesía muy rurales”, dice Rojas.

Todos estos sonidos de Cimarrón estarán este fin de semana en Colombia al Parque, en su presentación en el parque de los Novios, el domingo 7 de junio a las 4:45 p. m.

Colombia al Parque llega a su 14.ª edición (ver recuadro de programación) y es una actividad de Idartes que muestra las distintas músicas tradicionales colombianas en espectáculos para la familia, en uno de los parques más bonitos de Bogotá.

Allí, el maestro Rojas hablará de su tierra, en la que aprendió de música y de canciones, y donde se aficionó al arpa, un instrumento que, dice, “no es para la trashumancia, pero hace parte del sentir de los sonidos llaneros”.
Cimarrón es una propuesta que lleva 20 años y que tiene como base la estructura de la música llanera, “pero además de cuatro, maracas y bandola llanera, hacemos la música con contrabajo y percusiones de origen étnico, así como batería”, sigue.

Su espectáculo es reconocido internacionalmente, y son muchos meses al año los que el grupo pasa viajando por el exterior, en festivales de world music en los que presentan un espectáculo de música instrumental y cantada, así como baile.

La forma en que te quiera, Volverme a enamorar, Bella ilusión y No me trates como amigo son algunas de sus canciones, “todas enmarcadas en esa tierra que fue mi primera querencia”, afirma el músico, que nació en San Martín, donde vivió hasta los 16 años.

Ahora su residencia está en Bogotá, de donde sale con su grupo de siete personas a dar conciertos. Pero dice: “No me olvido de todas esas faenas campesinas, que es una labor de sacrificio y a su vez generan un gran placer por el contacto con la naturaleza. Todos esos recuerdos pesan en el arte y las canciones”, comenta.

Y cuenta que, recientemente, Cimarrón hizo una gira por varias ciudades del Valle del Cauca, entre ellas Cartago, Tuluá, Buga, Cali y Palmira, por una iniciativa de una caja de compensación del occidente del país, y que lo sorprendió la buena acogida que tuvo su música llanera en territorio salsero.

“Fueron públicos muy positivos, a pesar de que por esa zona de Colombia no sea tan recurrente la música del Llano”, afirma.

Cuenta que, por parte de su abuela (María de Jesús Hernández), le empezó a llegar el sentido de la tradición, pues ella durante medio siglo pintó a los integrantes de la cuadrilla Cachaceros, que representa a los negros en las Cuadrillas de San Martín, una de las más importantes representaciones culturales de los Llanos.

“Preparaba el ungüento con carbón y miel y se lo ponía en los brazos y en la cara a los integrantes de la cuadrilla, en su mayoría blancos. Y por no dejar perder esa tradición, fue varias veces condecorada”, comenta.

Además, de su papá y de uno de sus tíos también recibió la música. “Ellos no eran profesionales, sino músicos tradicionales en San Martín y tocaban en fiestas”, afirma Rojas.

En el segundo semestre del año, Cimarrón (nominado al Grammy Anglo) tendrá mucho trabajo: el lanzamiento de su nuevo disco y participaciones en varios encuentros internacionales de world music.

A donde vayan contarán que el nombre del grupo tiene varios significados: “En términos generales, está relacionado con lo que ya fue domesticado y ahora es salvaje, como los negros que después de ser esclavos decidieron ser libres, y en el caso del Llano se refiere a una res salvaje que está en el monte, no conoce soga, ni corral ni hierro que la marque. Vive libre, porque ser cimarrón es eso: que no pongan freno en las decisiones, que se permita el libre albedrío, y la música de Cimarrón es así”, dice Rojas.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.