Los cambios que tendrá la educación con los $ 4,5 billones anunciados

Los cambios que tendrá la educación con los $ 4,5 billones anunciados

Apuesta de Santos es que para el 2018 al menos 2,3 millones de estudiantes estén en jornada única.

notitle
03 de junio 2015 , 09:42 p.m.

Con el fin de garantizar la implementación de la jornada única escolar en todo el país, el Gobierno apropió este miércoles 4,5 billones de pesos que servirán para desarrollar un ambicioso plan de infraestructura educativa con el que se espera construir por lo menos 500 nuevos colegios.

Este dinero se garantizó a través de un Conpes que lideró el presidente Juan Manuel Santos y cuyo objetivo principal es desarrollar una serie de obras en materia de infraestructura escolar de aquí al 2018.

El propósito es tener listos para esa fecha los nuevos planteles y ampliar por lo menos otros 1.000, lo que podrá beneficiar, de concretarse las obras tal como espera el Ejecutivo, a más de 2,3 millones de estudiantes, especialmente de escasos recursos. Esto, en plata blanca, significa que se intervendrán más de 30.000 aulas de clase.

Santos afirmó, en una alocución radiotelevisada, que “el mayor reto es construir más colegios y salones de clase, pues tenemos un déficit de más de 50.000 aulas para poder implementar la jornada única en todos los colegios”.

El Jefe de Estado explicó que de los 500 mejores colegios del país apenas 30 son oficiales, lo que impone el reto de mejorar la calidad educativa que se imparte desde el sector público y que, para lograrlo, es necesaria la implementación de la jornada única.

El promedio de asistencia de un menor a un colegio público es de 5 o 6 horas, dependiendo de la región, mientras que en los privados los estudiantes van a las aulas más de 8 horas y tienen, por supuesto, una excelencia educativa que aún no se registra en los planteles oficiales.

“Esa diferencia genera desigualdad. Esa diferencia, y miren lo injusto, hace que el futuro de un niño dependa del lugar donde nace y no de su esfuerzo, de su disciplina o de su talento”, enfatizó el mandatario.

Santos anunció que este ambicioso plan se denominará ‘colegios 10’, porque la intención es que sean planteles completamente equipados para que la jornada única garantice calidad y cobertura.

Dos billones de pesos de los recursos de esta iniciativa provienen del Gobierno Nacional, 1,25 billones más del Sistema General de Regalías, 1 billón adicional del cupo de alianzas público-privadas (APP) y 695.000 millones de las entidades territoriales.

Este plan hace parte del nuevo Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe 2.0), lanzado hace pocos días por Santos.

La ministra de Educación, Gina Parody, fue clave en la gestación de este plan y, claro está, lo será en su implementación. A su juicio es urgente incrementar y mejorar la infraestructura educativa, ya que “en el país se construyen 380 aulas cada año y el déficit llega a 51.000, por lo que estamos teniendo un avance muy lento”.

Los nuevos salones

Las obras para dotar al país de las más de 30.000 aulas se adelantarán mediante la construcción de 9.204 salones en establecimientos educativos nuevos y 21.476 a través de obras de ampliación y adecuación; reconstrucción, mejoramiento y recuperación.

Según el jefe de Planeación Nacional, Simón Gaviria, con los nuevos recursos dispuestos por el Gobierno Nacional se garantizará que en el 2018, por lo menos 2,3 millones de estudiantes estén estudiando en establecimientos oficiales con jornada única. De acuerdo con Gaviria, esto significa el 30 por ciento de los 7,6 millones niños y jóvenes matriculados este año.

El déficit

De acuerdo con el Ministerio, de los 51.134 salones que se requieren para llevar la jornada única a todo el país (año 2025 en áreas urbanas y 2030 en zonas rurales) en el Huila, Quindío, Boyacá, Caldas, La Guajira, Caquetá, Cauca, Casanare, Chocó, Putumayo, Amazonas, Arauca, San Andrés y Guaviare, el déficit por departamento es menor a 1.000. A manera de ejemplo, en Guaviare es de solo 14 y en San Andrés de 37 nuevas aulas.

En el rango de 1.000 a 3.000 aulas requeridas se encuentran Risaralda, Sucre, Meta, Nariño, Tolima, Cundinamarca, Norte de Santander, Cesar, Magdalena, Santander y Córdoba.

Por encima de 3.000 se encuentran Bolívar, Atlántico, Valle del Cauca, Antioquia y Bogotá. Los requerimientos de los tres últimos son de 5.029, 7.959 y 9.219, respectivamente.

Por niveles educativos, el déficit es de 3.900 en preescolar; en básica primaria, de 26.576; en básica secundaria, de 15.924, y en media, de 4.734.

“Una inversión de este tamaño nos obliga a que pasemos de contratar colegio por colegio en cada región, a un esquema que permita contratar en grande. Consultamos a las mejores firmas constructoras del país, hicimos un ejercicio de regionalización para estructurar nuevos procesos licitatorios y se logró un inventario de 1.283 predios disponibles”, dijo Parody.

Por eso, el propio Presidente invitó anoche al sector de la construcción a que se sume a estos esfuerzos de mejorar la infraestructura educativa, lo cual podría hacer, de decidirse a apoyar esta iniciativa, a través de donaciones o de proyectos específicos.

EDUCACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.