Secciones
Síguenos en:
En Buenaventura cobran hasta $ 1.000 por cargar el celular una hora

En Buenaventura cobran hasta $ 1.000 por cargar el celular una hora

Los comerciantes también ofrecen hielo y velas para contrarrestar la baja en ventas.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de junio 2015 , 12:57 a. m.

En medio del apagón en Buenaventura, tras la voladura de una torre de energía por parte de las Farc, ciudadanos buscan la manera de seguir con normalidad sus actividades.

En el centro, por ejemplo, en cada esquina hay mesas con puntos de venta de velas ($ 2.000 el paquete), y se ofrece recargar el celular y baterías portátiles ($ 1.000 pesos la hora). Estas son algunas de las iniciativas de comerciantes para contrarrestar la baja en ventas.

También hay quienes venden hielo. Este lunes el bloque se vendía en 20.000 pesos cuando su precio no sobrepasa los 8.000 pesos.

A partir de las ocho de la noche, en Buenaventura todo muere. Los centros bancarios cierran a las dos de la tarde y en las sucursales se hacen extensas filas de personas que buscan alcanzar a cancelar sus servicios.

Según los cálculos de la Cámara de Comercio, esos tres días generaron pérdidas en ventas por 4.500 millones de pesos.

Los comerciantes de pescados y mariscos sufren. “Este camarón debe estar siempre congelado, ahí lo hemos tenido aguantando, con lo que nos queda de hielo, pero ya se está descongelando”, decía Carmela Valencia, quien tiene un puesto en la galería José Hilario López.

Jairo Victoria Sossa, taxista, comenta que los almacenes en esta zona cuentan con plantas de emergencia porque en esta zona son comunes los atentados contra las torres de energía. Desde el 2012 a la fecha, el sistema de energía de Buenaventura ha sufrido siete atentados. El 17 de diciembre pasado, dejaron al puerto tres días a oscuras.

Sossa comenta que además encontró casos en los que algunos almacenes estaban regalando alimentos perecederos en barrios populares antes de que se dañaran.

Jorge Botero, director de Fenalco, aseguró que la situación es muy preocupante, pues un corte en la electricidad afecta de manera directa todas las actividades comerciales de dicha ciudad.

“Es terrible porque productos perecederos no tienen manera de conservarse y si se hace mediante plantas es muy  costoso. Las plantas eléctricas no permiten mover cuartos fríos –empleados para en la refrigeración de la carne– y además impide hacer inventarios o emplear cajas registradoras”, agrega.

La situación es mucho más grave si se tiene en cuenta que tanto Tumaco como Buenaventura son ciudades portuarias y por supuesto afecta de manera negativa la operación de los mismos.

El Gobierno fijó un plazo de 48 horas para restituir el servicio, sin embargo, estas ya pasaron. El director de Fenalco dijo que entiende las dificultades en el terreno para restablecer el servicio.

ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.