Familias claman justicia por dos feminicidios en Usme

Familias claman justicia por dos feminicidios en Usme

Los seres queridos de Umbelina González y Leidy Castañeda lloran su asesinato en Bogotá.

notitle
03 de junio 2015 , 08:23 a.m.

Hace ocho meses fue la última vez que Leidy Castañeda Mahecha decidió alejarse de su entonces pareja sentimental, un hombre que le doblaba la edad y que había tenido comportamientos agresivos hacia ella.

Fue por su violencia que regresó a vivir con su mamá y su hermana, de 15 años, llevando consigo a su hijo, de 7. Sin embargo –según sus familiares– las amenazas no cesaron.

Hoy el hombre es el principal sospechoso de su asesinato y el de su amiga y jefa, Umbelina González Páez, ocurrido la noche del lunes, después del trabajo.

Leidy, estilista de profesión, recibió un disparo en la cabeza, frente a su residencia, en el barrio Danubio Azul (Usme), en el sur de Bogotá, mientras que Umbelina, de 37 años y madre de dos niñas de 14 y 17, fue impactada en el abdomen. “Estamos mal. Que nos digan qué pasó”, dijo, entre lágrimas, Bellanith, hermana de Umbelina.

Minutos de terror

Según versiones de los familiares, cuando el hijo, la hermana y la mamá de Leidy escucharon los tiros, salieron de la casa y vieron a las dos mujeres en el suelo frente al portón. “Era la menor de mis hijas, mi mano derecha. Esa noche salieron el niño de ella y mi niña de 15 años, que tenían la costumbre de esperarla cuando llegaba de trabajar, y las vieron”, contó Bellarmina Castañeda, su mamá.

La mujer recuerda que meses atrás su hija le confió que había sido víctima de violencia intrafamiliar y que en repetidas veces su expareja había insistido en que no lo dejara, por lo que ella accedía a volver con él.

“Me siento mal, pero lo que más me preocupa es el niño. Está muy decaído (...) lo único que quiero es que se haga justicia”, agregó.

En el 2010, según Bellarmina, Leidy se acercó a las autoridades y estas le autorizaron protección policial, que nunca llegó. “Lo conoció hace 8 años y al poco tiempo se fueron a vivir. Ella dijo que era bajo amenazas, que no lo quería. Aunque se separaron como tres veces, volvían”, contó.

Esa noche, cuando les dispararon, el esposo de Umbelina presenció la trágica escena y llamó a la mayor de sus dos hijas para alertarla y pedirle ayuda. Esto minutos antes de que ambas fueran trasladadas al hospital El Tunal.

“No sé por qué nos hicieron ese daño. Si la otra chica tenía líos, no lo sabemos, pero si fue así vinimos a pagarlo nosotros. Es un dolor muy fuerte, nada será igual”, insistió Bellanith.

Tres de las cuatro hermanas de Umbelina vivían en el mismo barrio donde ocurrió el crimen, a pocas casas de distancia.

La mujer trabajaba desde hace 17 años como estilista en la peluquería de su esposo.

Los cuerpos de las mujeres fueron entregados a sus familiares y se espera que las autoridades expidan orden de captura en contra del presunto asesino.

BOGOTÁ

BOGOTÁ
aleser@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.