'Un mundo libre de drogas no es un objetivo realista': Santos

'Un mundo libre de drogas no es un objetivo realista': Santos

El Mandatario hizo en Cartagena un nuevo llamado a discutir otro enfoque de lucha antidrogas.

notitle
02 de junio 2015 , 09:06 p.m.

Ante las autoridades mundiales encargadas de combatir el narcotráfico y el consumo –reunidas en Cartagena en la XXXII Conferencia Internacional de Control de Drogas–, el presidente Juan Manuel Santos llamó a una “discusión rigurosa, basada en evidencias y no en prejuicios políticos e ideológicos”, sobre los efectos “positivos, negativos o neutros de la descriminalización o la regulación del consumo de drogas”.

En uno de sus llamados más contundentes a abrir el debate sobre los “nuevos enfoques” en la lucha contra las drogas, Santos afirmó: “Un mundo libre de drogas simplemente, y digámonos la verdad, no es un objetivo, una ambición realista”. Lo hizo no sin antes enumerar los logros de Colombia en el combate de los grandes carteles de la droga y los cultivos ilícitos. (Lea: Las claves del enfoque propuesto por Santos en lucha contra las drogas)

Así, el Presidente reveló que desde 1993 han sido capturadas en el país 995.000 personas por delitos relacionados con narcotráfico. “Oyeron bien –dijo Santos–: ¡Casi un millón de capturas! Eso es algo así como la población total de esta hermosa Cartagena, y dimensiona el enorme esfuerzo que nuestra Policía ha hecho, pero también el tamaño de la crisis social que ha significado la influencia del narcotráfico”.

En los últimos cuatro años, además, en el país se han incautado 820 toneladas de cocaína cuyo valor, puestas en las calles de Estados Unidos, llegaba a los 60 millones de dólares, cifra equivalente a la plata destinada para los sectores de Defensa y Educación en el presupuesto del 2015. También recordó cómo, uno a uno, todos los grandes carteles han sido desmantelados y cómo todos los grandes capos han sido capturados o están muertos.

“Bajo cualquier medida, podemos decir que fuimos exitosos –agregó el Jefe de Estado– (...). Pero, precisamente por eso, yo digo: después de tanto esfuerzo, a veces me siento como en una bicicleta estática, que uno pedalea, pedalea y pedalea, y hace un gran esfuerzo, mira para la derecha, mira para la izquierda, y está en el mismo sitio”.

El Presidente aseguró que en la Asamblea Especial de Naciones Unidas sobre el tema de las drogas, que a instancias de Colombia se realizará en el 2016, se debe dar una discusión alejada de los prejuicios sobre los resultados del curso que se ha seguido en las últimas décadas en la lucha contra el narcotráfico.

“Tenemos que llegar allá con argumentos, con mente abierta, y no como avestruces que ocultan su cabeza en la arena, creyendo que así conjuran el peligro, o aferrados a estrategias que no logran sus objetivos”, afirmó.

Ante los delegados internacionales, Santos dejó en claro que “Colombia no va a actuar unilateralmente”, pues “el problema de las drogas es global y la aplicación de un nuevo enfoque para enfrentarlo debe ser fruto de un consenso igualmente global”.

En ese sentido, defendió la determinación de suspender el uso del glifosato como punta de lanza de la estrategia antinarcóticos, pero reiteró que “esto no significa, en absoluto, que estemos bajando la guardia frente a la siembra de estos cultivos, sino un cambio de énfasis”: incrementar la erradicación manual y una estrategia integral de sustitución de cultivos que, afirmó, “el país nunca ha tenido”. Santos dejó en claro que la lucha contra el crimen organizado no se detendrá y pidió más esfuerzos de los países desarrollados para controlar los insumos y la plata de los narcos en el sistema financiero internacional.

La lucha no ha fracasado: EE. UU.

El secretario adjunto de la Oficina de Asuntos Narcóticos Internacionales de EE. UU., William Brownfield, fue el primero en reaccionar ante el pronunciamiento de que la lucha contra las drogas no se ha ganado, como lo mencionó el presidente Juan Manuel Santos.

Brownfield dijo que es “un sinsentido” señalar que esa lucha ha fracasado y agregó que en el debate sobre el futuro de la estrategia contra las drogas no son buenos los extremos.

“En un gran debate de esta naturaleza los extremos son viciosos y la solución está en un punto medio: las voces más fuertes son aquellas que vienen de los extremos; en uno están quienes dicen ‘déjenos legalizar las drogas y el problema desaparecerá por acto de magia’. En otro dicen ‘prohibamos cualquier y toda actividad y encarcelemos a quienes rompan las reglas’”, afirmó Brownfield.

Por su parte, el director de la Policía de Ecuador, general Fausto Tamayo, dijo que el objetivo es discutir esos planteamientos en el encuentro: “Hay que hablar desde un enfoque diferencial y hay que plantear alternativas”.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.