Torregrosa, eje del segundo día del juicio contra Maza

Torregrosa, eje del segundo día del juicio contra Maza

02 de junio 2015 , 08:59 p.m.

La llegada del cuestionado teniente de la Policía Jacobo Torregrosa como jefe de seguridad del asesinado candidato presidencial Luis Carlos Galán fue el asunto central del segundo día de juicio contra el general Miguel Antonio Maza Márquez, exdirector del DAS por la época de los hechos.

La Fiscalía, la Procuraduría y el representante de las víctimas cuestionaron a Maza sobre por qué Torregrosa, un expolicía sin la menor experiencia en protección y con varias anotaciones disciplinarias en su contra, fue nombrado jefe del esquema de protección de Galán, que para agosto de 1989 era el hombre más amenazado del país.

Ante la Sala Penal de la Corte, que lo juzga, Maza aseguró que apenas conoció a Torregrosa y sus antecedentes horas después de cometido el crimen. “Su hoja de vida cuando estuvo en la Policía no fue posible conseguirla”, admitió.
Torregrosa tuvo al menos 50 amonestaciones durante su paso por la Policía, y su salida de la institución fue por una investigación por el supuesto homicidio de un menor de edad.

“Se intentó, pero no se encontró en la Policía (la hoja de vida). Sin embargo, se pide constancia en la Procuraduría, la Fiscalía, la Contraloría y si la persona no tiene antecedentes, pues está habilitada” (para el nombramiento), dijo Maza. Agregó que las hojas de vida se analizaban en “una oficina de personal muy completa, con servicio de contrainteligencia, y se sometían a un estudio muy pormenorizado”.

Maza asegura que la decisión de vincular a Torregrosa corrió por cuenta del entonces jefe de protección del DAS, Manuel Antonio González (preso por el caso), y que como Director el solo avaló la decisión.

El cuestionado exoficial llegó al esquema de seguridad tras el relevo de Víctor Julio Cruz, uno de los hombres de confianza de Galán. La familia del líder liberal y la Fiscalía sostienen que su nombramiento fue parte de un plan para debilitar la protección de Galán en el que, además del DAS, habrían jugado miembros del Ejército y la Policía.

En el juicio fue escuchada Aura Rocío Restrepo, excompañera sentimental de Gilberto Rodríguez Orejuela, quien dijo que los jefes del cartel de Cali tenían interceptado a Pablo Escobar y que en una de las conversaciones el capo se oía molesto porque Maza no murió en el atentado contra el edificio del DAS, en diciembre de 1989. El testimonio buscaba demostrar que Maza Márquez no podía haber jugado como aliado en un crimen cuya máxima responsabilidad recae en el cartel de Medellín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.