Fijar un precio al CO2 es una urgencia climática, según la OCDE

Fijar un precio al CO2 es una urgencia climática, según la OCDE

Sancionar las emisiones de dióxido de carbono sería la solución para reducir el calentamiento global

notitle
02 de junio 2015 , 11:14 a.m.

La fijación de un precio a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) es para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) una urgencia para contrarrestar el calentamiento climático. Además, considera necesario reorientar las inversiones hacia un “crecimiento verde” con una reglamentación que lo incentive.

Estos son algunos de los mensajes destacados este martes por la OCDE en la primera jornada de su foro que precede a la reunión ministerial, que desde mañana tiene como uno de sus temas estrella el calentamiento global.

Ángel Gurría, secretario general de la organización, se pronunció en el discurso de apertura por “crear una nueva economía que requiere nuevos incentivos y nuevas regulaciones que sean compatibles con el futuro del planeta, pero también con más justicia social”.

Gurría insistió en que las desigualdades están a niveles inauditos, ya que el ingreso medio del 20 por ciento de la población más rica representa 20 veces el del 20 por ciento más pobre, cuando hace una generación era una relación de 7-8 veces.

“Esa desigualdad se ha convertido en un obstáculo para el crecimiento”, advirtió, antes de enlazar con los desafíos que plantean los “desórdenes medioambientales y que las inversiones no pueden ignorar”.

Los expertos del conocido como ‘Club de los países desarrollados’ insisten en que para limitar el calentamiento a dos grados -un nivel que evitaría efectos irreversibles- las emisiones de CO2 tendrían que extinguirse de aquí a finales de siglo.

Ségolène Royal, ministra francesa de Ecología indicó en que poner un precio al carbono es una necesidad, “hacen falta reglas estables para acelerar el movimiento, es lo que nos dicen las empresas”. Se trata, también con la reglamentación, de dar visibilidad a las administraciones públicas y las empresas sobre los estímulos para la inversión en la transición energética hacia las renovables o en medidas de eficiencia energética, y de que todos los actores económicos tengan en cuenta el riesgo sistémico de los efectos del cambio climático, argumentó Royal.

La ministra francesa se mostró convencida de que “entramos en un mundo nuevo en el que los intereses de las empresas y del sistema financiero convergen con los intereses del planeta”, aunque puntualizó que eso requiere regulación para garantizar una justicia climática.

Hizo un repaso de algunas de las amenazas más conocidas del cambio climático, y en particular la subida del nivel del mar que afecta a Estados insulares o a países que, como Bangladesh, podrían perder un tercio de su territorio donde viven decenas de millones de personas.

Royal señaló que “aunque unos están expuestos más que otros, ningún país está al abrigo y en cualquier caso la inacción sale cara frente al calentamiento climático.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.