Comerciantes, entre los más afectados por atentado en Buenaventura

Comerciantes, entre los más afectados por atentado en Buenaventura

Los almacenes y oficinas cerraron temprano, tras emergencia por voladura de torre.

notitle
01 de junio 2015 , 10:14 p.m.

Desde el domingo, a las 9:45 de la mañana, cuando Buenaventura se quedó sin fluido eléctrico por la voladura de una torre de energía por parte de las Farc, el comercio del puerto comenzó a apagarse.

Los almacenes cerraron antes de las 6 de la tarde y los refrigeradores empezaron a descongelarse.

Los que aprovecharon esta situación fueron los vendedores de hielo. En la mañana de este lunes, el bloque, que, no pasa de los 8.000 pesos, se vendió en 20.000, pero en la tarde ya no había y los productos perecederos empezaron a dañarse. (Lea también: Buscan minas cerca a torre dinamitada en Buenaventura)

Los comerciantes de pescados y mariscos sufren. “Este camarón debe estar siempre congelado, ahí lo hemos tenido aguantando, con lo que nos queda de hielo, pero ya se está descongelando”, decía, al anochecer, Carmela Valencia, quien tiene un puesto en la galería José Hilario López.

En la tarde se vendía con un precio del 30 por ciento por debajo del normal, pero al caer la noche terminó en las canecas de basura.

El presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, Alexander Micolta, dice que a medida que pasan los días las pérdidas son exponenciales. “Los transportadores de carga dejan de llegar al puerto, hay menos atención al público, en los hoteles cancelan las reservas y el efecto empieza a multiplicarse”, comenta.

Desde el 2012 a la fecha, el sistema de energía de Buenaventura ha sufrido siete atentados. El 17 de diciembre pasado, dejaron al puerto tres días a oscuras. (Además: Como 'puro terrorismo' calificó Santos atentado a torre de energía)

Según los cálculos de la Cámara de Comercio, esos tres días generaron pérdidas por 4.500 millones de pesos.

En Buenaventura los que pueden desempolvan sus plantas, pero el precio es alto. El gerente del hotel Cosmos, Jhon Jairo Rivera, dijo que la atención no se ha visto afectada porque tienen una planta de buena potencia, 1.200 caballos.

“Permite que el hotel mantenga su capacidad a full, pero nos genera un consumo de 54 galones de diésel por hora y así se suben los costos de operación”, dijo Rivera. Pese a esto, en el hotel Cosmos, con 100 habitaciones, cancelaron la mitad de las reservas.

La mayoría de las entidades institucionales laboraron jornada continua para permitir que sus trabajadores se fueran temprano a casa, pues la inseguridad en los barrios preocupa.

“Me parece muy cruel lo que hacen las Farc con la gente de Buenaventura. No sabemos qué buscan con toda esta crisis que han generado”, dijo Rubiela Gonzáles, habitante del puerto.

El restablecimiento del servicio dependía, según la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), de la hora en la que los organismos de seguridad permitieran el acceso de 50 técnicos a Llanobajo, zona rural del puerto, donde fue volada la torre, así como del clima.

CALI Y BUENAVENTURA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.