Los grandes en infraestructura esperan inicio real de obras

Los grandes en infraestructura esperan inicio real de obras

Inversionistas dicen que llegada de firmas de ingeniería atraería a fondos de infraestructura.

notitle
31 de mayo 2015 , 08:45 p.m.

La llegada de los grandes jugadores mundiales de la construcción de obras de gran envergadura y de los inversionistas que las financian solamente se dará de forma escalonada, y el punto de partida para que esto ocurra será cuando los proyectos de la primera ola de las vías de cuarta generación (4G) comiencen a tener cara y la ejecución de las primeras unidades funcionales sea una realidad tangible.

En ello coinciden los representantes de varias de las empresas nacionales y suizas que hicieron parte de una misión de infraestructura a este país europeo, reconocido mundialmente por la calidad de sus obras de ingeniería y por el modelo de transporte público intermodal, el eje del cual es el modo ferroviario, fruto de un proceso de planeación de hace varias décadas apoyado en una fuerte institucionalidad.

Nuno Ferreira, director general de Amberg Engineering, una de las firmas suizas más importantes en soluciones de ingeniería y desarrollo tecnológico para túneles, agrega que la compañía quiere participar en Colombia, invirtiendo en aportes de ingeniería al mercado, y asegura: “Estamos mirando oportunidades de entrar al mercado”.

No obstante, advierte que el punto de quiebre para la llegada de los grandes jugadores de la ingeniería mundial al país y de los inversionistas de estos proyectos se dará cuando el modelo de concesiones viales de cuarta generación muestre, en la realidad, su funcionamiento.

Todo el país está explotando los recursos naturales, pero después hay que mejorar la infraestructura vial y ferroviaria para los desplazamientos de mercancías, pues sin esto las inversiones en mantenimiento son mucho más altas”, señala al insistir en lo vital que resultan las carreteras y ferrovías buenas para tener un país competitivo, ya que no hay otra forma de lograrlo.

Aunque desde el punto de vista económico y social las expectativas son buenas, José Miguel Otoya, presidente ejecutivo de Cardinal Seguros, empresa que está en el negocio del aseguramiento de las obras de infraestructura, sostiene que es importante que los inversionistas vean que en materia contractual y según la manera como queden estructurados los proyectos, estos comienzan a hacerse realidad.

A lo anterior tiene que contribuir que el país logre mantener el grado de inversión, pues de esta manera llegarán firmas de ingeniería de primer nivel, que seguramente llevarán a los fondos de infraestructura y otros inversionistas a considerar el mercado local.

“El país ha bajado su inversión extranjera directa, pero se siguen dando las condiciones para que este sector de las firmas de ingeniería y de diferentes proveedores de servicios entren al país a jalar este indicador, que se ha venido bajando en el último año debido a la reducción de los precios internacionales del petróleo”, dice el directivo.

Mucho por aprender

Durante la V Cumbre Global de Infraestructura, realizada en la ciudad de Basilea, una de las preguntas más recurrentes de los asistentes fue por qué fracasaban los proyectos, y la respuesta de los expertos fue por la mala planeación en la etapa inicial, ya que en esta fase es donde el riesgo se origina si la iniciativa quedó mal estructurada.

Juan Alberto Salomón, representante de la Oficina Federal de Transporte de Suiza, explica que históricamente Suiza, por su cercanía a los Alpes, tuvo que enfrentarse a situaciones complejas en materia de transporte, lo que llevó a adoptar, progresivamente, un sistema que parte de la base de que los proyectos se hacen por consenso (van al parlamento y son leyes, o se convocan referendos para aprobarlos), y luego de decididos su ejecución se coordina con entidades fuertes a nivel institucional, con un modelo público de política en el que los inversionistas participan al hacer los proyectos.

Salomón dice que no se trata de discutir en las obras si las iniciativas se hacen o no, sino que previamente se ha tomado la decisión y se coordina la mejor forma de ejecutarlos y de actualizarlos, cumpliendo estándares ambientales y criterios equitativos y técnicos de compensación, mitigación o indemnización.

Un ejemplo es el sistema ferroviario de los Alpes, que en 1994 fue votado para proteger estos ecosistemas y bajar el nivel de tráfico de camiones por todo el país, hasta 650.000 viajes interalpinos en el 2018.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Enviado Especial *
Zúrich (Suiza).
* Invitación del Gobierno de Suiza

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.