Adiós a Miguel Ángel Cárdenas

Adiós a Miguel Ángel Cárdenas

La decisión fue motivada por un Parkinson terminal que padecía. Tenía 80 años.

notitle
30 de mayo 2015 , 09:49 p.m.

“Extranjeros en un medio extranjeros, ambos extraños en tiempo y espacio, contribuyeron de manera fundamental a las artes visuales en Holanda”. Esta afirmación está consignada en A Short History of Dutch Video Art (Breve historia del video arte holandés), escrito por el historiador de arte Sebastián López (Argentina). Se refiere a artistas como Sigurdur Gudmundsson, Ulises Carrión, y a los colombianos Raúl Marroquín, y Miguel Ángel Cárdenas, quien tomó la decisión de someterse a la eutanasia, hoy, en Ámsterdam, donde residía.

Lo hizo debido a un Parkinson terminal que fue mermando sus capacidades motoras, pero no su raciocinio, pues esta determinación la tomó conscientemente.

Cárdenas fue clave para la historia del videoarte en Europa. No en vano su trabajo se expuso junto al de Nam June Paik, Bill Viola, Marina Abramovich, Brian Eno, entre otros, en muestras colectivas como ‘Luminous Image’, en 1984, en el Museo Stedelijk, en Ámsterdam, o en 1964 con Andy Warhol y Roy Lichtenstein, entre otros, en ‘Arte pop y nuevo realismo’.

Pero, en nuestro país, salvo algunas publicaciones y menciones, su nombre no resulta ser tan familiar para el público general como sí lo son el de Fernando Botero, Doris Salcedo u Óscar Muñoz, por nombrar algunos artistas. Esto se debe en parte porque se fue de Colombia en 1962, y porque hasta hace poco el internet y las redes sociales permitieron conectarse con otros países y conocer, casi en tiempo real, la escena artística en otras regiones.

Del trópico a Europa

Cárdenas nació en el Espinal (Tolima), el 3 de octubre de 1934, cuando no existían ni la televisión ni las cámaras de video. De niño pintó “cabritos, perros, ranchos, flores, etc”, como reza el catálogo de la exposición que presentó en la Sala Gregorio Vásquez de la Biblioteca Nacional de Bogotá, en 1961.

Entró a la Universidad Nacional de Colombia en 1952. Estudió arquitectura un año. Dos años después, se inscribió en la Academia de Bellas Artes, en Bogotá. Además de exponer en la Biblioteca Nacional, sus obras tempranas se exhibieron en la Luis Ángel Arango, el Museo de Zea (Medellín), y La Tertulia, en Cali.

De nuestro país se fue en 1962, luego de ganarse una beca, y que le permitió viajar a Europa. Escogió Barcelona, (España), porque era un país cercano, por lo menos en el idioma, a Colombia. Allí se inscribió en la Escuela de Artes Gráficas: “Me gustaban los grabados de Goya y quería emularlos. La Escuela de Artes Gráficas era además muy conocida. Incluso una pitonisa me había pronosticado un año antes de partir que iba a vivir en un país con mucha agua, y Barcelona me pareció mi destino”, le dijo en el 2011 al curador Sebastián López, en una entrevista publicada en la revista Errata: "En Barcelona me hice muy amigo de un español que también estaba en la Escuela estudiando Gráfica. Él me habló de un amigo suyo de La Haya que tenía una galería. Además, me contó que en Holanda había mucha tolerancia con los homosexuales. La llamada «galería» era una tienda de antigüedades en la que no me interesaba exponer, y al dueño de la tienda mi obra le pareció escandalosa e inmoral. Pero una semana más tarde encontré a Wim Beerens y lo invité a ver mis obras. Cuando me visitó, no dijo nada. Lo que le había mostrado eran sobre todo acuarelas, aguafuertes y puntas secas. Pero a la semana me envió una carta invitándome a exponer un año más tarde en el Gemeentemuseum (Museo Municipal) de La Haya”.

Allí llegó y fue becado por el Ministerio de Cultura de Holanda. Fue profesor, durante las décadas de los 70 y 80 en la Academia de Arte e Industria (AKI), la Academia Rietveld, la Academia de Bellas Artes de Arnhem, y de Arquitectura.

También empezó a usar el nombre Michel Cárdena, en parte porque era más fácil de pronunciar y porque quería desligarse de un nombre evidentemente católico. También para llamar la atención de su papá: “Siempre teníamos peleas. Por cuestiones de religión, de política. Además no fue a despedirse cuando me vine a Europa, porque pensaba que la beca que me habían dado era del Partido Comunista”, cuenta en la entrevista que le hicieron en Errata.

Encuentro con el video

A finales de la década de los 60, Cárdenas conoció el video. Fue a través de una revista. Apenas pudo, se compró una grabadora y una cámara portátil. Hasta ese entonces, había trabajado la fotografía; secuencias que quedaban registradas en una imagen estática, pero que en conjunto transmitían la noción de movimiento. Por ejemplo, ‘Cárdena réchauffe le soleil’ (Cárdena calienta el sol).

Por esa época, cuando los medios electrónicos empezaron a cobrar fuerza en el arte europeo, Miguel Ángel Cárdenas empezó a trabajar, como autor y como actor, en videos que realizó con su productora Warming Up, etc. etc. etc.

Cuenta María Wills, quien curó la última exposición individual del artista, ‘Calentamientos’, que se verá hasta el sábado en la galería Instituto de Visión, en Bogotá, que al llegar a Europa el artista se encontró con una sociedad más abierta en asuntos como la sexualidad, pero a su vez bastante racionalista e incluso fría.

Por eso, iba a las casas a tomar sopa, calentaba canales de los ríos, o hacía reír a las personas. La vida cotidiana era un elemento esencial en la práctica artística. De ahí que fueran protagonistas él y la gente que involucraba.

En este video, Cárdenas plasmó de forma simbólica lo que tuvo que vivir tras emigrar a Europa. Cortesía Instituto de Visión.

Cárdenas fue de los primeros artistas que fundó un espacio cultural independiente y autogestionado en Holanda. Se llamó el In-Out Center, y fue de gran trascendencia para la escena artística de ese país. En esta iniciativa, en la cual participaron varios artistas, hubo otro colombiano: Raúl Marroquín. Sobre este lugar, el Stedelijk Museum realizará una exposición.

La exposición en Instituto de Visión recoge ensamblajes, fotografías y videos realizados por Cárdenas en su totalidad en Europa. Presenta obras como ¡¿Somos libres?!, en donde recrea el periplo que inició al llegar a Europa, los choques culturales y cómo a diferencia de Colombia, este continente era más abierto en cuanto a la homosexualidad. Aún así, el video muestra cómo a veces se hacía necesario 'esconder' su orientación sexual.

Y es que Cárdenas, tras reconocerse como homosexual y tras rechazar la religión católica, encontró en la sexualidad una expresión sublime, sin importar la inclinación. De ahí que hiciera obras como Oh, Boy, Oh, Girl, que representaban los órganos reproductores masculinos y femeninos, o Hot Vagina, que en su centro tiene una pequeña espiral que se calentaba y cambiaba de color, aludiendo al clítoris o a la vulva.

Estos 'Tensages', hechos con pvc y elementos reciclados, surgieron a partir de un interés por la sociedad de consumo. Fueron realizados en 1964. Sebastian Cruz Roldán / Cortesía Instituto de Visión

"Le debemos mucho a Cárdenas. Fue un verdadero pionero y traho muchas cosas a los Países Bajos: video, performance, incluso arte pop.Realmente se necesitaban influencias extranjeras en ese entonces y, con sus amigos, definitivamente sacudieron y rompieron barreras", le dijo a EL TIEMPO la curadora Zippora Elders del proyecto Foam, en Ámsterdam, y quien tuvo la oportunidad de verlo en un par de ocasiones.

Ahora, tras su muerte, las piezas que llegaron a Colombia estarán a cargo del programa Visionarios, de dicha galería, con el cual se recupera y visibiliza la obra de artistas colombianos como Cárdenas, Alicia Barney, Fernell Franco y Luis Ernesto Arocha. Fueron traídas a Colombia para mostrar la obra de uno de esos ‘cerebros fugados’ que hicieron carrera y se ganaron un lugar importante en el exterior.

Si no puede ir a la galería, pero quiere conocer su obra, visite su página: www.macardenas.com.

Colecciones que tienen obras suyas

Alemania: Bodenseemuseum (Friedrichhaven).

Bélgica: Colección Bessel y Pierrete Kok, (Bruselas).

Colombia: Banco de la República (Bogotá).

Holanda: Stedelijk Museum, (Ámsterdam), Museum Boymans-van Beuningen, (Holanda), Gemeente Museum, (La Haya), CollectiePeter Stuyvesant, (Ámsterdam), Het Princessehof, (Leeuwarden), Colección Amro Bank, (Ámsterdam), Colección del Reino de Holanda, (La Haya), Colección Bouwfonds (Hoevelaken).

Japón: Fundación de la Cultura, y Colección Profesor Shigenobu Kimura, (Osaka).
Museo Hara, (Tokyo,).

Suecia: Konstmuseum, (Boras); Moderna Museet, (Estocolmo).

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.